Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » La CHA y el INADI opinaron sobre el fallo a favor del aborto no punible

La CHA y el INADI opinaron sobre el fallo a favor del aborto no punible

Buenos Aires – (SentidoG.com)

La Corte Suprema avaló el aborto no punible

En un fallo sin disidencias en lo principal, los jueces de la Corte Suprema ratificaron hoy que para la Justicia argentina no son punibles los abortos que se realicen en casos de violación, al tiempo que remarcaron la necesidad de que esos casos no sean judicializados y exhortaron a implementar los protocolos hospitalarios.

Los jueces del máximo tribunal de Justicia confirmaron la sentencia con la que el Tribunal Superior de Chubut había autorizado, en marzo del año pasado, que le realizaran un aborto a una chica de 15 años que había quedado embarazada tras ser violada por su padrastro. Los siete jueces rechazaron el recurso extraordinario que había interpuesto el asesor general subrogante de Chubut, que se había tornado abstracto luego de que se realizara la práctica quirúrgica.

En el caso, votaron en conjunto el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, y los jueces Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt, Roberto Maqueda y Eugenio Zaffaroni, mientras que presentaron sus votos individuales, aunque con el mismo sentido, Enrique Petracchi y Carmen Argibay.

El voto mayoritario resaltó que la Constitución y los tratados de derechos humanos no solo no prohíben los abortos en estos casos sino que, por el contrario, impiden castigarlos. Con ello, apuntaron a ponerle fin al debate sobre si ello alcanza a todas las víctimas de violación o solo a aquellas que posean alguna discapacidad mental.

También subrayó que los médicos en ningún caso deben requerir autorización judicial para realizar esta clase de abortos y que deben practicarlos requiriendo exclusivamente la declaración jurada de la víctima, o de su representante legal, en la que manifieste que el embarazo es la  consecuencia de una violación.

El fallo de la Corte tiene el apoyo de once instituciones que se presentaron como “Amicus Curiae”. Ese es el nombre con que se conoce a los terceros, ajenos a un litigio, que ofrecen voluntariamente su opinión frente a casos legales determinados para colaborar en su resolución. Así, puede haber “amicus curiae” (amigos de la corte) a favor o en contra de un tema determinado. Entre las entidades que respaldaron la sentencia de la Corte, se encuentran la Asociación por los Derechos Civiles (ADC), el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Secretaria de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia de La Nación, Human Rights Watch y la Comisión de la mujer de la Universidad Nacional de Salta.

Apoyo de la CHA y el INADI

Desde la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) resaltaron el valor y la importancia del fallo de la Corte Suprema. Su Presidente, César Cigliutti, dijo que “Con este fallo en Argentina las mujeres tienen el derecho a decidir ante la peor de las violencias de género como es una violación. Por este fallo, las mujeres no dependerán de criterios personales de jueces ni de los tiempos de la burocracia para decidir libremente ante un hecho de violencia donde no tuvieron ninguna alternativa más que afrontar las terribles consecuencias.”

Por su parte, Pedro Paradiso Sottile, Secretario y Coordinador del Área Jurídica de la CHA afirmó que “La Corte Suprema de Justicia de la Nación ha dictado un fallo histórico y necesario, dando certeza y garantizando el derecho a la vida y la salud a las mujeres en los casos de abortos no punibles que el Código Penal regula, como el de violación. Además afirma los valores de los Derechos Humanos al reconocer la violencia de género en su peor expresión, dando soluciones concretas frente a 90 años de confusiones y obstáculos, en clara armonía con la responsabilidad internacional en materia de derechos humanos, como con las garantías y principios constitucionales y convencionales, que son ley suprema de la Nación Argentina”

En tanto, el INADI y su interventor Pedro Mouratian expresan su conformidad ante el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que reafirma el derecho de toda mujer violada a solicitar que se le realice un aborto no punible.

Se trata de un importante paso para reafirmar el derecho a interrumpir el embarazo en los casos puntuales en los cuales éste es producto de una violación, tal como lo establece el artículo 86 de Código Penal. De esta manera se evitará que dichos casos se judicialicen.

El INADI  reconoce el trabajo llevado a cabo por el máximo tribunal para llegar a esta sentencia,   que pone luz sobre un tema controvertido y  permite el   inmediato accionar de las instituciones de salud y los profesionales involucrados en estos casos particulares.

Lesbianas y aborto

El deseo de abortar implica una urgencia que atender, su anclaje al tiempo involucra siempre la necesidad de la ayuda de otrxs, y la falta de esa ayuda es lo que deviene en lesiones y muerte. Por eso, el uso de misoprostol es una alternativa tan valiosa y segura, que bien utilizado antes de la semana doce de embarazo consigue un aborto eficaz, sin consecuencias que lamentar y, sobre todo, sin salir de casa.

“Para nosotras ser lesbianas no fue nunca un elemento de ruptura, la idea no es formar guetos sino marcar distintas perspectivas de trabajo, por eso surgieron las ganas de intervenir. Como lesbianas tenemos cierta mirada sobre la práctica política o la práctica de la visibilidad, sobre cómo poner palabras donde hay silencios. Cuando atendemos la línea tenemos una ideología de educación entre pares, nos sentimos iguales a quienes nos llaman, y en ese sentido hay mucho en común entre las lesbianas y las mujeres que deciden abortar: el estigma sobre seguir el propio deseo. Luchamos por el acceso igualitario a medicamentos y tratamientos que se usan sobre el cuerpo, y por esa lucha, hay mucho de paridad entre las mujeres que abortan y las lesbianas. Cuando las mujeres llaman, al principio no entienden bien qué hacen las lesbianas dando información sobre aborto, pero luego se genera un nivel de comunicación sin estigmas ni prejuicios, nada paternalista, es una relación potente que creemos que aporta más a la discusión del aborto y a las mujeres que abortan”, explica Verónica Marzano, integrante de Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment