Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Mardi Gras de Sidney aboga por legalización del matrimonio igualitario

Mardi Gras de Sidney aboga por legalización del matrimonio igualitario

Sidney – (EFE)

Mardi Gras de Sidney aboga por legalización del matrimonio igualitario

Miles de personas marcharon en el desfile Mardi Gras por las calles Oxford y Flinders, en la ciudad australiana de Sidney, para expresar su sexualidad y defender sus derechos

El desfile, Mardi Gras, este sábado de homosexuales y lesbianas con motivo de los carnavales de Sidney fue un mensaje a favor de la legalización en Australia de los matrimonios entre personas del mismo sexo.

A pesar de la intensa lluvia y el inusual frío en marzo, miles de personas marcharon por las calles Oxford y Flinders, en la ciudad australiana de Sidney, para expresar su sexualidad y defender sus derechos bajo un fuerte resguardo policial.

“Igualdad en el matrimonio, derechos para todos”, se leía en una de las pancartas que abogaba para que este año se legalice los matrimonios de parejas de homosexuales y lesbianas.

Australia, a diferencia de España u otros países como Holanda o Argentina, no reconoce aún los matrimonios homosexuales, aunque algunos estados y territorios del país oceánico sí reconocen las uniones civiles de personas del mismo sexo.

“España tiene matrimonio entre homosexuales y yo estoy contentísimo con ello y Australia debería tenerlo, mira todo esto”, dijo un español que asistía con un grupo de amigos iberoamericanos a ver este desfile emblemático de Sidney que obligó a muchos a usar paraguas y ponchos de plástico.

A esta marcha acudieron estrellas como la diva del pop Kylie Minogue, quien actuará posteriormente en una fiesta del Mardi Gras, y políticos como la alcaldesa de Sidney, Clover Moore.

La cita reunió a más de un centenar de homosexuales y lesbianas que se caracterizaron una vez más por su colorido, ingenio.

La mayoría de los que desfilaron tenían ropas ligeras, llenas de lentejuelas o escarchas, tampoco faltaron los manifestantes con alas de hadas, ángeles o mariposas, trajes de la “Mujer maravilla”.

Pero otros también marcharon vestidos con uniformes de “militantes” gay o simplemente parejas de madres o padres del mismo sexo llevando de la mano a sus hijos o discapacitados en sillas de rueda con pancartas en las que se leía: “yo también quiero amor”.
Abundaron los paraguas de color rosa y no dejó de ondear la bandera con los colores del arcoiris para recordar a los miles de espectadores acerca del orgullo que sienten los homosexuales, lesbianas, bisexuales y transgénero de Sidney.

El Mardi Gras nació en Sydney en 1978 como manifestación política en la que se exigió la legalización de la homosexualidad y finalizó con numerosas detenciones.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment