Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Nuevas declaraciones homófobas del Presidente de Bielorrusia

Nuevas declaraciones homófobas del Presidente de Bielorrusia

Bielorrusia – (DPA)

Nuevas declaraciones homofobas de Alexander Lukashenko

El presidente de Bielorrusia ofendió al ministro del Exterior germano, Guido Westerwelle. Ya había dado muestras de su homofobia al llamar “pervertidos” a los gays

La continua represión del Gobierno bielorruso contra la oposición derivó en las recientes sanciones de la Unión Europea contra la ex república soviética. “Es intolerable ver los derechos humanos y civiles violados en Bielorrusia” declaró en ese entonces Westerwellese, y se refirió a Lukashenko como “el último dictador de Europa”.

Este domingo, según la agencia de noticias Belta, Alexander Lukashenko redujo las críticas a una “histeria absoluta” y amenazó con dar una “respuesta dura”, afirmando: “Quieren destruir nuestra estabilidad y nuestro país”.

Sin embargo, ahí no terminaron sus declaraciones. “Cuando escuché de él -quienquiera que sea, gay o lesbiana- hablar de dictaduras, pensé: es mejor ser dictador que marica”, arengó, en alusión a la manifiesta orientación sexual de Westerwellese.

No obstante, no es la primera vez que Lukashenko saca a relucir su homofobia con polémicas declaraciones. En el pasado, había dicho que los gays son “pervertidos”.

Ya el pasado octubre Lukaschenko tuvo que disculparse tras instar a Westerwelle a llevar “una vida normal”. Por aquel entonces, fuentes del ministerio de Asuntos Exteriores de Polonia aseguraron incluso que en una reunión mantenida en Minsk (la capital bielorrusa) entre Lukashenko, Westerwelle y su homólogo polaco, el presidente bielorruso manifestó no entender “cómo un hombre puede vivir con otro hombre“. Lukashenko habría declarado también entonces que si bien no tendría “nada contra las lesbianas“, “mandaría gustosamente a los gays a granjas colectivas“.

La situación de las personas LGTB en Bielorrusia

La situación de las personas LGTB en Bielorrusia es complicada. En octubre dabamos cuenta, por ejemplo, de la nueva prohibición de celebrar una marcha del Orgullo, días después de que el propio Lukashenko manifestara públicamente que él no tenía nada en contra de este tipo de eventos. Lo cierto es que bajo la Presidencia de Lukaschenko, que gobierna desde 1994 de forma semidictatorial, Bielorrusia ha obstaculizado sistemáticamente la celebración de cualquier evento LGTB. En mayo de 2010, por ejemplo, se prohibió la celebración en Minsk de la marcha del Orgullo Eslavo, convocada con el apoyo de colectivos LGTB de Rusia. Un grupo de activistas desafió sin embargo la prohibición y marchó por las calles de Minsk durante algunos minutos.

No fue hasta febrero de 2011 que tuvo lugar la primera manifestación LGTB autorizada de la historia bielorrusa. En mayo, sin embargo, fueron detenidos varios activistas por organizar otro evento con motivo del Día Internacional contra la Homofobia. Poco después tuvimos noticia de la violencia policial sufrida por Sergei Androsenko, coordinador de GayBelarus, por participar en otra concentración a favor de los derechos LGTB.

Bielorrusia es, en cualquier caso, una sociedad profundamente homófoba. En 2010 una encuesta revelaba que el 63% de los bielorrusos se muestra a favor de recuperar la vieja legislación soviética que criminalizaba la homosexualidad. No todas las predicciones son negativas, sin embargo. Según el activista Sergei Yenin, el colapso del régimen de Lukaschenko no tardará en llegar, dada la catastrófica situación del país, lo que permitirá que la lucha a favor de los derechos LGTB florezca. En opinión de Yenin, en tres o cuatro años podremos ver marchas del Orgullo LGTB autorizadas en Minsk. Y hace pocas semanas os presentábamos un bonito corto de tres minutos de duración considerado “la primera película gay” de Bielorrusia.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment