Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Internacional » valeria, Graciela, Ruth y otras chicas del montón

valeria, Graciela, Ruth y otras chicas del montón

Por Facundo R. Soto – (SentidoG.com)

Colectiva La Revuelta

Graciela Alonso, Ruth S  y Valeria Flores forman el grupo La Revuelta. A fines del año pasado cumplieron 10 de militancia callejera, acompañamiento y asesoramiento voluntario a las minorías de Río Negro y Neuquén, que están perdidos en el cómo hacer valer sus derechos. Se focalizan en los derechos de las mujeres y LGBTI, con una definición política diferente de lo que fue el feminismo blanco europeo, para esbozar, entre choques y tropiezos, un feminismo diferente, que no tenga rotulación.

¿Qué es la Revuelta?
La Revuelta es un grupo feminista, no patriarcal, donde 3 compañeras trabajamos el tema de la identidad. Combinamos el activismo callejero con la producción de saberes. Hay compañeras que trabajan en el ámbito de la investigación, en la facultad, especializándose en los estudios sobre las mujeres. Muchas de las compañeras fueron docentes y después se movieron hacia otros lugares. Yo, por ejemplo, soy trabajadora “en” lo social. Nos interesa el trabajo de campo, con los niños y niñas, con personas que sufrieron delitos.

¿Pertenecen a algún organismo que las subsidie?
No. Nos sostenemos con el aporte mensual que cada una de nosotras puede hacer. Somos casi todas mujeres, por ahora, sólo tenemos una compañera travesti. Hacemos autogestión. No tenemos un lugar propio. Dos miércoles al mes funcionamos en un sindicato y dos en otro. Denunciamos los derechos de las mujeres y denunciamos los abusos heteropatriarcales. Intentamos hacer arte provocativo para enfrentar a la gente a que vea sus prejuicios, se sienta ridícula y quiera sacárselos. Hay que pensar a dónde estamos, no estamos en Buenos Aires, sino en Río Negro, donde lamentablemente, todavía hay gente muy pacata y con prejuicios.

¿Por ejemplo? ¿Cuál fue la última intervención que hicieron?
Una exposición de fotos, en Rafaela, donde se nos ocurrió tomar a la menstruación como eje para una producción de fotos. En Rafaela se hizo la muestra con los aportes de distintas mujeres. Había toallitas, tampones, algunas vestidas de blanco y jugando con la sangre.

¿Y a qué responde este juego con la sangre?
A veces, hasta pareciera que la sangre de las mujeres fuese azul. ¿Viste que en las publicidades hacen comparaciones y muestran frascos con agua azul? Que ella está divina y todo es genial, cuando en verdad tenés unos dolores que te queres morir.

Hablando de colores ¿Qué es el “Socorro violeta”?
Es un servicio donde atendemos a las personas que sufren violencia de género. Lo coordina una abogada, y es público y gratuito. Hacemos asesoramiento, acompañamos, visibilizamos; lamentablemente estamos lejos de resolver los casos.

¿Cuáles son los casos más frecuentes que atienden?
Violencia de género, física, sexual, acoso laboral. Institucionales hay muchas. En general las cosas suceden y cada una aporta desde su lugar de saberes, respetando siempre a la víctima. El “Socorro Violeta” surgió después del caso Rocío, de un comisario que abusó de una niña y que la dejó embarazada. Los jueces decían que no estaban seguros si hubo violación, porque pudo haber quedado embarazada por coito interfemoral que es cuando le eyaculan entre las piernas. Las compañeras tuvieron intervención, y en el acompañamiento del embarazo se pensó en interrumpirlo, pero no lo permitieron. Aparecieron los derechos, que no respetaron, desde no hacerle las entrevistas que tenían que hacerle, no apelar el fallo. Entonces, las compañeras conversaron con las abogadas para sostener estas cosas, desde cosas tremendas como el caso Rocío hasta los pedidos de regimenes alimentarios, que debería ser algo sencillo. Estuvimos en la ciudad de Centenario para escarchar a un violador, porque la demanda de víctimas, mujeres, que sufrieron este hecho nos alarmó. Penalmente fueron denunciadas cuatro. Pero cuando estábamos ahí, se me acercó un señor y me dijo que su sobrina también había sufrido una violación, y así aparecieron otros casos.

¿Qué pasa con la justicia en Río Negro, Neuquén y alrededores, porqué tienen que salir ustedes a denunciar estas cosas?

Lo que hay acá es injusticia, muchas personas que sufren las consecuencias como parte de un sistema que estaba establecido de que era así. Cuando incomodamos y presionamos un poco, aparece un cambio. Ahora también estamos recibiendo llamados por acompañamientos por la ley de identidad de género. Nosotras tenemos un programa en Radio Activa, la mamá de Axel nos escuchó y trabajamos el caso de un chico que estaba encerrado, no quería salir de su casa, ni estudiar. Nos reunimos en bares, en Monumentos, con la mamá de Axel. Hicimos una presentación con los familiares, para que se respete la identidad de género. Es un chico trans, que ahora estudia ingeniería. Lo que logramos es que se respete en el documento la identidad percibida por él, que es la de varón.

Bueno, ese es un caso de éxito, ¿y un caso de no éxito?

Tenemos a Francisco. A él también le costó que lo aceptaran en su transformación y cambio de sexo, de mujer a varón. Lo logró, pero en Roca, donde ahora está estudiando Derecho no acá. El acompañamiento de estos casos, por ejemplo, viene de antaño, con charlas, jornadas, seminarios, charlas. Uno de los proyectos fue “Géneros, cuerpos y sexualidad de la formación docente”. Otro proyecto de investigación, que acá está el libro, es “Por una educación pública no discriminatoria, no sexista, no androcéntrica, no heterosexista. Parece tremenadamente ambicioso, pero como tenemos incidencia en la parte de educación, queremos hacer un cambio justamente ahí. Otro de nuestros proyectos es el del programa de radio, que lo tenemos desde el 2009 y es el único noticiero radial “diverso” de Neuquén. El único programa del LGBTI, acá, se llama “Sin closet”. La aprobación de la ley del matrimonio igualitario abre una posibilidad inmensa de discutir y extender derechos. Y allá vamos…

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment