Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Política y activismo » El INADI y la Diversidad Sexual

El INADI y la Diversidad Sexual

Por Lidia Fagale – (Diario Registrado)

Pedro Mouratian, está encarando desde el Instituto Nacional contra la Discriminación-INADI-una tarea para nada fácil. La lucha contra la discriminación es algo de todos los días, amplio y complejo.

 

Pedro Mouratian y la Diversidad Sexual

-Argentina ha evolucionado en materia de leyes protectivas en relación a reconocer y respetar la diversidad sexual así como a otros grupos sociales  vulnerables. ¿Qué es lo que se ha logrado y cuáles son las  iniciativas legales aún  pendientes?

Se ha logrado mucho y falta mucho. Quizás el logro de mayor impacto sea instalar los temas a nivel sociedad. Que se discutan, que la gente de a pie, que no trabaja en Derechos Humanos ni milita en las organizaciones que representan a esos grupos incorpore el reconocimiento y protección de los derechos de la comunidad lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual (LGBTT) en su vida diaria.
Por supuesto que en términos de reconocimiento legal de derechos, la ley de matrimonio igualitario marca un hito para nuestro país y para toda Latinoamérica. El mundo reconoce a Argentina como un país que se encuentra a la vanguardia en la temática.  ¿Qué falta? Hoy por hoy gran parte de nuestro esfuerzo esta puesto en la aprobación de la ley de identidad de género. Sabemos que sin esa ley garantizar los derechos del colectivo trans es imposible. Desde la cosa más simple, el trámite administrativo más sencillo se vuelve una potencial situación de discriminación para una persona cuyo DNI no refleja su verdadera identidad.
En términos más generales, la reforma de la ley antidiscriminatoria también permitirá actualizar muchos conceptos que han quedado perimidos  y dotar de mayores herramientas a las personas que sufren episodios de discriminación cada día. También hay que considerar algunos códigos contravencionales que aún no fueron modificados.

-Sin embargo, contar con un marco normativo protectivo de derechos y reconocimientos no alcanza. ¿Cómo encara el INADI la necesaria y estratégica batalla cultural para sus objetivos?

Son muchos los aspectos en los que el derecho no tiene un efecto inmediato.  De todas maneras creo que la sola aprobación de la ley de matrimonio igualitario ha tenido un efecto social que podremos medir con el tiempo pero, imaginemos, antes era común que a una pareja de chicos o de chicas que se estuvieran besando en un lugar público se les pidiera que dejen de hacerlo, o que se retiren. Hemos recibido muchas denuncias por estas razones. Hoy por hoy, cuando el Estado ha reconocido la unión en matrimonio de las parejas del mismo sexo,¿ Quién va a poder cuestionar el derecho de las parejas a demostrarse el amor que los une de la misma manera que cualquier pareja heterosexual?  Esta es la importancia de reconocer la igualdad de derechos. Este es el impacto social de estas leyes.
La batalla cultural que esto representa se da en muchos “frentes”. En el mundo actual, la comunicación es clave. Así, la instalación y visualización de la discriminación a través de los medios, su señalamiento y reproche,  las campañas comunicacionales para quienes están en los medios sepan que determinadas formas de tratar ciertos temas no hacen más que reforzar estereotipos, son muy importantes.
Por otro lado, otro de los frentes -si se quiere- es lo que ocurre en la vida diaria. Allí, los programas de inserción laboral que estamos trabajando conjuntamente con el Ministerio de Trabajo, los planes conjuntos con el Ministerio de Educación para analizar y abordar la problemática de la discriminación en las escuelas, la intervención en cada denuncia que se recibe, los lazos institucionales que estamos tejiendo, etcétera. Cada una de nuestras participaciones es una pequeña batalla cultural.

-¿El INADI es sólo un organismo de denuncias o también genera políticas propias contra todo tipo de discriminación?

El INADI no es sólo un organismo de denuncias. Es también un organismo que elabora políticas públicas y trabaja en conjunto con otros entes y organismos del Estado Nacional o en las provincias para llevarlas adelante. Por ejemplo, la acción conjunta  con el Ministerio de Trabajo de la Nación de la que hablaba antes es el resultado del trabajo llevado adelante por nuestro programa de Diversidad Sexual. A partir de la firma del convenio, el INADI y el Ministerio de Trabajo trabajan en conjunto a nivel nacional en la implementación de acciones relacionadas con la inclusión laboral de la diversidad sexual. Así, cada programa realiza sus propuestas dentro de sus temáticas y se articulan los medios para ponerlas en práctica. Hoy por hoy estamos haciendo trabajos muy interesantes con educación, salud, trabajo, analizando cuáles son los obstáculos que cada grupo encuentra para ver garantizados todos sus derechos. Si bien todas las problemáticas tienen en común el prejuicio, las necesidades de las personas con discapacidad pueden ser diferentes de las necesidades de la comunidad afro, o de la comunidad LGBTT.
La discriminación se presenta en muchas formas y por muchos motivos, y cada forma y cada motivo deben ser abordados particularmente, más allá de las políticas generales de igualdad.
Todos nuestros trabajos  se pueden traducir en propuestas de modificaciones de normas, o en propuestas de realización de ciertas acciones, como la implementación de códigos de buenas prácticas contra la discriminación en la administración pública, o en una campaña particular para abordar determinada problemática o concientizar sobre ciertos derechos.
Llevamos adelante una gran variedad de acciones, no sólo la recepción de denuncias.
-Recientemente usted pidió disculpas en nombre del Estado Argentino por la persecución, torturas y desapariciones , ocurridas durante la dictadura militar, que incluyen a ciudadanas y ciudadanos  trans por el sólo hecho de tener esa identidad.  ¿Cuándo se comenzó a visualizar esta realidad del pasado?. ¿Existen denuncias y testimonios en el marco de los juicios por la verdad que se están llevando a cabo?
Los abusos sufridos por la comunidad LGBTT a lo largo de los años de la dictadura es uno de esos secretos a voces que todos conocían pero de eso no se hablaba. Creo que parte del proceso de reconocimiento de los derechos de la comunidad LGBTT implica, necesariamente, la revisión de la historia de esta comunidad, los abusos que ha sufrido.
Testimonios existen, el de Valeria Ramírez por ejemplo, una chica trans que estuvo detenida en el Pozo de Banfield,  da cuenta de los horrores que las personas lgbt sufrieron.
Esto no implica exculpar otros períodos históricos que también han estado teñidos de conductas discriminatorias y represivas de estas expresiones de la diversidad. En la nota a la que te referís manifesté que debíamos hacernos cargo de la violencia y la discriminación que el propio Estado ha generado o consentido en la historia, y que es nuestra obligación subsanar décadas de invisibilización y exclusión y dar vuelta la página de una historia repleta de olvidos y abandonos.

-Existen datos que hablan del incremento de denuncias por discriminación sobre Identidad, Diversidad y HIV. ¿A qué se lo atribuye? ¿A una mayor conciencia que induce a la denuncia o existe un aumento de casos por discriminación?

Es difícil definir cuál es el factor determinante.  Por supuesto que la mayor conciencia sobre los derechos que amparan al grupo genera que sus integrantes denuncien más, reclamen más por obtener aquello que saben les corresponde. La visibilización de la temática en los medios también incremente la cantidad de denuncias. Al mismo tiempo, es sabido que los avances de un grupo en la lucha por obtener sus derechos genera una reacción contraria en los sectores o miembros más reaccionarios de la sociedad.
Creo que el incremento de denuncias podría explicarse por una combinación de ambos factores. No olvidemos la cantidad de discursos discriminatorios que tomaron estado público durante la discusión de la ley de matrimonio igualitario. Es parte de las batallas de las que hablábamos.

-¿Qué significa para Usted, en la práctica, promover políticas públicas para el colectivo trans?

La situación histórica de las necesidades del colectivo trans requiere hoy de medidas diferenciales que les permitan el efectivo acceso a todos sus derechos. El primero, el derecho a su identidad.
De allí en más, promover políticas públicas para el colectivo trans implicar poner en marcha mecanismos que les garanticen el acceso a la educación en condiciones dignas, el acceso al trabajo, para evitar que la prostitución sea la única forma de ganarse el sustento a la que pueden acceder, acceso a la salud, etc. Hoy por hoy, la situación del colectivo trans es de mucha marginación en casi todos los aspectos. Creo que educación, la salud y trabajo son los ejes claves para garantizar su inclusión  y hacia allí se deben orientar las políticas.

-Existen grupos sociales más vulnerables que se constituyen en blanco  de todo tipo de discriminaciones. ¿Observa en ese sentido alguna relación entre clase social y diversidad sexual?

Existe una relación entre condición social y la pertenencia a cualquier grupo vulnerado. La discriminación genera pobreza y a su vez la pobreza genera discriminación. Por supuesto que no es lo mismo ser una persona trans, o gay, o lesbiana en buena posición económica y una persona trans, o gay o lesbiana pobre. La segunda se encuentra expuesta a todo otro conjunto de discriminaciones que la primera probablemente no. O la primera cuenta con más y mejores herramientas para afrontar cualquier situación de discriminación que encuentre en su camino.
En el caso de las personas trans, además, como ya dije, su situación de marginación social es tal que  el 95 por ciento se encuentra en situación de prostitución porque no pueden acceder a otra forma de ganarse la vida, sea porque no pudieron terminar sus estudios o porque directamente no pueden conseguir un trabajo, no por falta de calificación, sino pura y exclusivamente por su condición trans. No nos olvidemos que la expectativa de vida promedio de una persona trans es de 35 años. Este es un claro ejemplo de como la discriminación a la que se encuentra expuesta  una persona es determinante de su condición social.

-El lenguaje suele denunciar por si sólo ideas discriminatorias. ¿Qué medio discrimina más la radio, la televisión o la prensa escrita?

Es difícil determinar un medio de comunicación particular con mayor contenido discriminatorio que otro. Porque además, dentro del propio medio  se presenta una gran variedad de formas de abordar los temas. Podríamos hablar de cuáles tienen mayor impacto. Hoy probablemente la televisión sea un motor de reproducción de estereotipos y prejuicios con amplia repercusión. Además porque pocas veces la situación de discriminación se da en un marco de debate. Muchas veces es un comentario a  la pasada, un chiste, pero el contenido queda.
Un ámbito que también nos preocupa mucho y sobre el que venimos trabajando es el de internet. El anonimato y la inmediatez del medio lo transforman en un ámbito muy propicio para la reproducción de discursos discriminatorios.

-¿Los comunicadores  y periodistas estamos preparados para sumarnos a la batalla cultural?

Creo que sí, y quienes no lo están pero tengan el compromiso pueden prepararse fácilmente. De hecho, su rol el importantísimo. Como ya dije, la visibilización de estos temas es muy relevante para combatir la discriminación. Lo importante es también ver cómo se abordan.
Incluso quienes asumen un rol responsable demuestran cierto desconocimiento, por ejemplo, es muy común que en el caso de una chica trans se la refiera como “él” o de un chico trans se lo refiera como “ella”, incluso en un marco de respeto, o que se hagan alusiones peyorativas sobre la orientación sexual en un tono burlesco sin por esto pretender incurrir en una discriminación hacia el grupo. Lamentablemente hay mucho desconocimiento, de allí nuestra iniciativa de dotar a las y los comunicadores sociales de herramientas a través de los boletines de buenas prácticas en la comunicación social.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment