Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » La CHA respalda decisión judicial por la zona roja de Palermo

La CHA respalda decisión judicial por la zona roja de Palermo

Buenos Aires – (Télam)

La Comunidad Homosexual Argentina (CHA) expresó su apoyo al fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires que rechazó la demanda presentada por el “Buenos Aires Lawn Tennis Club” contra la existencia de una “zona roja” de los bosques de Palermo.

“Lo que avala las zonas rojas es el Código Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires, aprobado por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. La zona roja de Palermo está establecida y avalada desde julio de 2008. El fallo no hace otra cosa que aplicar este Código”, dijo César Cigliutti, presidente de la CHA.

La decisión de la Cámara fue tomada por mayoría, ya que mientras Carlos Balbín y Horacio Corti se opusieron al pedido del Buenos Aires Lawn Tennis Club, Inés Weimberg, opinó que se debía atender el reclamo de la institución.

En este sentido, la CHA consideró “inapropiada la postura de la jueza Inés Weimberg a favor de atender el reclamo del Club”.

“Si hay alguien que está invadiendo el espacio público es justamente el Lawn Tennis Club, que es un lugar privado que para entrar hay que ser socio pagando una más que elevada cuota mensual, además de las cartas de recomendaciones necesarias para ser inscriptoa”, dijo la CHA a través de un comunicado.

Para la organización, “otro elemento discriminador es el argumento usado por los directivos del club donde enuncian que la presencia de las travestís le ocasionaría un perjuicio moral y material a los 1.300 socios. El perjuicio moral y material lo sufren en realidad las travestís que están en estado de prostitución para poder subsistir”.

El voto que se impuso sostuvo como argumento que “el club demandante no está incluido en las previsiones” del Código de Convivencia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), que fija los límites geográficos dentro de los cuales está permitida la oferta de sexo.

Para la mayoría de la Sala I de la Cámara, la sede del club “no constituye una vivienda, ni un establecimiento educativo o templo religioso”.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment