Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » La rebelión de las amantes lesbianas

La rebelión de las amantes lesbianas

Cordoba – (SentidoG.com)

La celebración de las amantes

La primera actividad artistico cultural realizada tuvo lugar este jueves en el Centro Cultural Bordes, y fue la primera acción pública de las jornadas de orgullo y disidencia lesbiana “Celebración de las amantes”, que se extenderán hasta el sábado 7 en Córdoba.

Las jornadas, que funcionan en Casa Verde, Ciudad Universitaria, se proponen como “un espacio para la circulación, debate y producción de saberes, experiencias y posiciones disidentes, contrahegemónicas o minoritarias del activismo lésbico” y están abiertas a la participación de toda aquella que se reconozca como lesbiana y que tenga el deseo de compartir pensamientos, discusiones y afectividades. De alguna manera, son un corolario de lo que fueron durante el año 2011 los Diálogos del Activismo Lésbico, promovidos por varias de quienes hoy impulsan la Celebración.

Durante los tres días que dura el encuentro, se desarrollan mesas/debate con panelistas que presentarán los temas, organizados en tres ejes: Cartografías del cuerpo lesbiano, Política lésbica y Relaciones sexo-afectivas. De allí derivarán talleres y producciones colectivas. Algunas de estas producciones podrán verse en la actividad callejera de visibilización lésbica del sábado por la tarde, que consistirá en una movilización desde Ciudad Universitaria hasta la tradicional esquina de Bv. San Juan y Velez Sarsfield.

Desde el programa radial “En el Ojo de la Tormenta” conversaron con Noe Gall, una de las organizadoras locales, quien señalaba que están anotadas para participar más de 180 lesbianas provenientes de Paraguay, Chile, Rosario, Salta, Mendoza, Neuquén, Brasil, entre otros lugares, ayudadas por la modalidad de alojamiento solidario entre compañeras y organizaciones.

La idea, explicaba Noe, desde la plasticidad que propone la ficción, es abrir el terreno para cuestionar/compartir/desafiar desde la voz, reflexiones y vivencias de las participantes, los modos cómo viven, cómo desean, la visibilidad, la violencia, la construcción del cuerpo lesbiano, y la presencia de la memoria de la Pepa Gaitán…

Coincidiendo con la Semana Santa, las lesbianas no tomaran la vía de la crucifixión sino la del deleite y el examen crítico. Toda la convocatoria está atravesada por definiciones extraídas del Borrador para un diccionario de las amantes, publicado en 1975 por la escritora francesa Monique Wittig y su compañera cineasta Sande Zeig. Así, las amantes se deslizan semánticamente hacia el significante lesbianas, las habitantes de los pueblos del deseo (obviamente no monogámico ni matrimonial).

A contrapelo del espíritu mayoritario que alimenta el activismo lgtttbq, éste se desmarca de las señas de la masividad. “No es un encuentro federal, ni nacional, ni popular”, es la síntesis aclaratoria para despejar posibles invocaciones de la multitud. Más bien es un encuentro de pensamiento lésbico —sin óptica ni espéculo que mida la lesbiandad de las participantes—, destinado a toda lesbiana que simplemente se identifique como tal —lo cual resulta siempre potente y revulsivo por su densidad histórica—, pero que la anime la disposición a pensar el presente del activismo lésbico. Un presente que las organizadoras —Canela Gavrila, Fabi Tron, María Luisa Peralta, Gabriela Adelstein y quien suscribe la nota— dibujamos sobre tres ejes o, dicho en la lengua de las amantes, “conflictos”, que combinan una estrategia hiperidentitaria articulada con la afinidad política. Mapas ficcionales del cuerpo lesbiano, políticas tortilleras en diversos formatos, con sus articulaciones y rupturas, así como las relaciones erótico-afectivas y prácticas sexuales, irán cobrando sustancialidad en cada voz y cada cuerpo que se haga presente.

La ficcionalización de las jornadas con un lenguaje político-literario moviliza estos “desafíos intelectuales y afectivos”, para examinar colectivamente posibles líneas de fuga en la producción hétero y homonormativa. Declaradas en estado de “guerra” contra “la lesbo/homo/transfobia, la heteronormatividad, el binarismo de género, el patriarcado, el capitalismo, el racismo, el militarismo y el neocolonialismo”, las amantes estamos preparadas para gruñir, entusiasmarnos e inventar nuestras propias armas. Algunas de ellas: la autogestión del saber y la autofinanciación, modos en que se resuelven estas jornadas. Junto a las “Ferneteras”, un grupo de enérgicas tortas cordobesas, la celebración ya está en marcha.

“Por aquellas que están cerca y por las que ya no están / por las camaradas caídas / por las vencidas / lamentación / tributo / evocación de deseo ardiente”, supone una contraseña que sostiene en presente la memoria del fusilamiento de la Pepa Gaitán, un tributo a pensadoras tortilleras como Monique Wittig —precedente fundamental de la teoría queer—, que revolucionó la teoría feminista y lesbiana con su sentencia “las lesbianas no somos mujeres”, y una evocación de una praxis activista que funde deseo y pensamiento, reflexión y fiesta, cuerpo y lenguaje.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment