Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » Transexual acusa de discriminación al director del hospital Felipe Heras

Transexual acusa de discriminación al director del hospital Felipe Heras

Parana – (Diario Uno)

Marcela Coduri denuncia falta de oportunidades para ejercer la enfermería en Concordia, a pesar de tener título habilitante. Ya hubo una primera audiencia de conciliación.

Desde 1989, cuando egresó de la carrera de Enfermería Profesional, Marcela Coduri viene peregrinando por los pasillos de varias instituciones de la salud pública de Concordia para obtener un puesto estable. Su condición de transexual continúa siendo una barrera infranqueable para conseguirlo y ante las reiteradas promesas en estos años es que decidió encausar una medida ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) contra el Estado provincial, el director del hospital Felipe Heras, Carlos Vallejos, y la jefa del servicio de Enfermería, Rosa Casela..

Su presentación se debe a “las continuas promesas y porque (Vallejos) me aseguró que mi caso iba a ser paradigmático para ejemplificar lo que era la integración de las personas trans, pero eso quedo todo en palabras”.

“En los sucesivos intentos que hacía inscribiéndome en los padrones para ejercer, siempre quedaba anotada pero jamás se me llamaba. Ahora con las nuevas medidas que amparan a las trans me siento más protegida”, aseguró.

Este jueves por la mañana fue el encuentro de conciliación entre Coduri; el responsable de la delegación local de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Rubén Bonelli, Vallejos con su abogado y la abogada del Inadi en Entre Ríos Romina Aquilini, donde las partes debieron comparecer.

La narración de Coduri describe que en agosto de 2010 se presentó en la oficina del director del hospital explicándole que deseaba acceder a un puesto de trabajo, habilitada por su matrícula, para ejercer la enfermería. “En esa ocasión me ofreció para que entre a trabajar ad honorem con la excusa de que, como no ejercía mi profesión hace tiempo, había perdido las prácticas. Ese papel escrito a mano lo guardo como prueba”.

Señaló que como profesional de la salud y por poseer una matrícula habilitante, no podía trabajar sin cobrar. “Así que ahí comenzó ya todo raro”, señaló. Meses más tarde, a principios de abril de 2011, nuevamente se presentó ante Vallejos pero esta vez contando con el asesoramiento de abogados y del funcionario de Derechos Humanos, aunque no recibió respuestas a su reclamo.

“Esto se podía haber evitado hace mucho tiempo, porque si él tenía voluntad de arreglar esto no hubiese llegado a los medios. No tenía ningún problema de levantar la causa, aunque me sentía humillada por la acción que había tomado el doctor”, subrayó.

Como antecedentes citó varias experiencias laborales en La Criolla, donde estuvo tres meses y obtuvo un certificado de mi buen desempeño. Entonces ¿cuál es el problema que acá no puedo trabajar?”, se preguntó.

Consultada sobre hechos anteriores donde haya denunciado casos de discriminación, Coduri sostuvo: “Por esto es la primera vez, pero antes de que existiera el Inadi me pasó lo mismo y no me habían dejado terminar el secundario en ninguna escuela de Concordia. Me negaban un banco y figuraba como repetidor porque era un gay muy evidente en esa época. Eso molestaba mucho y aún molesta hoy”.

“En ese momento tuve que salir a pelearla y mandar una carta documento. Poner abogados, pero con la diferencia que me contestaron un mes después”, añadió y comparó con su situación actual, afirmando: “Ahora de esto ya pasó un año de espera y no tuvieron la voluntad de atenderme o llamarme. Lo único que se me ofreció fue una suplencia durante enero en la localidad de Calabacilla, por intervención calculo que del doctor Vallejos, que les pidió que me dieran algo. Pero un trabajo por un mes no es un trabajo”, finalizó.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment