Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Ecuador » Caso de lesbianas que intentan inscribir a niña continúa en suspenso

Caso de lesbianas que intentan inscribir a niña continúa en suspenso

Quito – (AP-AFP)

Las inglesas Hellen Bicknell y Nicola Rothon pidieron el juez 4º de Garantías Penales, Vicente Altamirano, que les permita inscribir a Satya, concebida por Rothon mediante inseminación artificial.

Decenas de personas manifestaron este viernes manifestaciones a favor y en contra de una pareja de mujeres lesbianas que requirieron ante la justicia la oportunidad de registrar como su hija, a la niña nacida de una de ellas.

Las inglesas Hellen Bicknell y Nicola Rothon, pidieron al juez 4º de Garantías Penales, Vicente Altamirano, que les permita inscribir a Satya, concebida por Rothon mediante inseminación artificial. Quieren que la niña lleve los apellidos de las dos madres.

El magistrado escuchó los alegatos de las mujeres, los de una abogada de la Defensoría del Pueblo que las representa, así como los de la Procuraduría y el Registro Civil, la entidad que se negó a inscribir a la niña como hija de la pareja.

El fallo será comunicado una vez que la Procuraduría legitime las intervenciones, para lo cual dio un plazo de cinco días, señaló una fuente de los tribunales de justicia de Quito.

Mientras desarrollaba una audiencia para escuchar los argumentos, en las afueras del recinto, en el norte de la capital, decenas de personas gritaban y portaban carteles a favor y en contra de la pareja.

Las leyes ecuatorianas permiten inscribir hijos de padre y madre o solo de madre o solo de padre.

Bicknell y Rothon, pareja desde hace 14 años, están unidas legalmente en su país desde el 2010 y desde noviembre del año pasado inscribieron su unión de pareja en Ecuador, en donde viven desde el 2007.

El Registro Civil rechazó inscribir a la niña porque en su sistema de identificación no hay la posibilidad de inscribir niños con dos madres.

Las dos extranjeras se amparan en el artículo 68 de la constitución para formular su pedido, según el cual “la unión estable y monogámica entre dos personas libres de vínculo matrimonial que formen un hogar de hecho, por el lapso y bajo las condiciones y circunstancias que señale la ley, generará los mismos derechos y obligaciones que tienen las familias constituidas mediante matrimonio”.

Rothen dijo que “queremos que los funcionarios públicos pongan en práctica la Constitución, que respeten la Constitución y nos permitan inscribir a nuestra hija, que por el momento no existe legalmente”.

Destacó que la niña, nacida en Quito, “no ha sido inscrita en Ecuador y tampoco en Inglaterra. Queremos que Hellen la cuide y tenga derechos y responsabilidades sobre nuestra hija si algo me llega a pasar”.

“Estamos contentas y confiadas en que podremos lograr nuestro objetivo”, añadió.

Una de las manifestantes, Josefina Santillán, consideró que el pedido de las inglesas equivale a “un atentado contra el núcleo familiar, el núcleo de la sociedad. Por eso rechazamos esto que quieren que una niña tenga dos mamás. ¿Cuándo se ha visto algo así? No hay respeto ni por la religión ni por los niños”.

En los carteles de personas contrarias a la solicitud se leía consignas como “Los niños tienen derecho a padre y madre”, “Viva la familia de padre y madre”.

Quienes favorecían a la pareja homosexual expusieron mensajes como “madre + madre Linda familia”, “Viva el amor lésbico”.

El director de la Fundación Ecuatoriana de la Equidad, Efraín Soria, expresó que “una niña sea criada por dos madres no implica ningún riesgo para la menor, eso no es raro en nuestra sociedad porque en términos prácticos muchos de nosotros hemos sido criados por madres y abuelitas, y esos niños crecen con absoluta normalidad”.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment