Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Suplementos » El Armario de... » El armario de… Patricio Ruiz

El armario de… Patricio Ruiz

Buenos Aires – (SentidoG.com)

Patricio Ruiz

Con veintitrés eneros capricornianos, Patricio Ruiz es actor, poeta, dramaturgo y siempre algo más. Oriundo de Azul, provincia de Buenos Aires, hijo de Miguel Ríos y Carmen Ruiz proviene de una familia de ascendencia matriarcal tal y como lo refleja su apellido. Marina es su hermana y con ella descubrió el mundo de las tablas, primero en la ciudad natal y luego en la capital. Ingresó al IUNA y se formó con Pompeyo Audivert, Mirta Bogdasarian y Ricardo Bartís en actuación, así como con Ricardo Monti, Alejandro Genés y Alejandro Tantanian en dramaturgia.

Actualmente se lo puede ver cada jueves en el teatro Vera Vera con “Michel” de Mariela Castro Balboa. En este unipersonal Patricio recorre estados, dudas, traumas y locuras que se desangran con cada respuesta. Recomendada.
Como escritor se lo puede encontrar con su “Tyndall” de cuentos y relatos.

– ¿Qué es lo que mas hay en tu armario?

En mi armario hay muchos sacos y prendas negras. Puede que este preparado para cualquier desgracia, pero en realidad me encanta como me queda el negro. Tengo muchas zapatillas, el calzado es algo que en forma y elaboración siempre me llamó la atención.

– ¿Cuál es tu prenda favorita?

Mi prenda favorita son unos borcegos de goma que encontré alguna vez en la 5ta avenida a 30pe el par y que hoy todxs me piden prestados y la verdad me gusta que viajen, tienen la cualidad de ser perfectos y distintos para cada quien que se los ponga.

– ¿Qué es lo mas preciado o extraño que guardas en el armario?

En la puerta de mi armario hay una foto de mi mejor amiga que falleció y creo que es un lindo recuerdo, nos encantaba cambiarnos 20 veces al día. Es un tesoro supongo. De todas formas me gusta que el armario este limpio o que no guarde demasiado.

– ¿Cómo fue tu salida del armario?

Mis viejos, militantes, con boliche para la disidencia sexual del interior de la pcia siempre dejaron la puerta del closet abierta, nunca hubo perilla, solo un abrazo para ser. El día que lo aclaré tenía catorce años y se lo dije a mi hermana, mi vieja en una de sus visitas a casa (porque es médica y labura todo el día afuera) me vio lloriqueando y al contarle solo me dijo: va a estar todo bien, porque acá con nosotrxs está todo bien.
Ella siempre me habló de la coherencia como un don potente, ser lo que se siente y elegir lo que se es. Creo poder decir que a partir de eso no guardo nada enfermo en el ropero.

Tu comentario

commentario(s)

Leave a Comment