Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Orgullo y tecnología: ¿pueden las apps geo-sociales construir comunidad gay?

Orgullo y tecnología: ¿pueden las apps geo-sociales construir comunidad gay?

Buenos Aires – (SentidoG.com)

¿pueden las apps geo-sociales construir comunidad gay?

Las “apps geo-sociales” son esas aplicaciones que interactúan con el GPS de tu dispositivo móvil, con el fin de socializar en tiempo real con los usuarios que se localizan en un radio cercano a tu posición geográfica. Entre las desarrolladas especialmente para hombres gays, se destacan Grindr y Manhunt Mobile.

No es ningún secreto: el uso más extendido de este tipo de aplicaciones es para contactar a otros chicos y tener sexo. Sin embargo, a tres años de que comenzaran a popularizarse, hay quien cree esta tecnología también habilita un espacio para hacer amigos, combatir la soledad, crear lazos comunitarios y celebrar la identidad homosexual masculina, muchos de los valores que solemos sintetizar bajo la denominación de “orgullo gay”.

Una de las promotoras de esta suerte de “orgullo tekky” es la psiquiatra Melissa Ritter, fundadora del grupo de estudios William Alanson White, quien investiga los aspectos culturales y románticos de las relaciones entre las personas, en función de sus preferencias e identidades sexuales.

Esta semana, la Dra. Ritter ha expresado su opinión en un ensayo publicado en el blog del sitio Psychology Today: “¡Qué extraordinario que allí, donde viva o adonde viaje un hombre gay, pueda encontrarse instantáneamente con otros hombres gays! Ya no tiene que sentir que está solo, que es el único. Ya no está obligado a buscar camaradería o apoyo en los guetos homosexuales, a menudo marginales”.

Sin embargo, estas declaraciones no han caído del todo bien en la comunidad LGBT y han sido cuestionadas por algunos medios, entre ellos el sitio estadounidense Queerty, que calificó el discurso de Ritter como “atrapado en la década del setenta”, sobre todo cuando hoy nos estamos acercando a la plena igualdad de derechos y las personas LGBT contamos con mayores garantías y espacios que una red de contactos, si queremos construir comunidad y fortalecer nuestro orgullo.

En su ensayo la Dra. Ritter mencionó también la anécdota de uno de sus pacientes, quien, durante un viaje con su pareja, había comprobado a través de Grindr “que no fueran los únicos dos hombres gays de la zona”. Al respecto, Queerty sospecha que las verdaderas intenciones de la pareja no eran buscar apoyo comunitario, sino más bien una cama más divertida.

El debate está abierto. ¿Ustedes qué opinan? ¿Pueden las apps geo-sociales construir comunidad gay? ¿O acaso, hoy en día, sólo sirven para coger?

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment