Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » Alejandra cambió de género, se casó y ahora pretende adoptar

Alejandra cambió de género, se casó y ahora pretende adoptar

Justo Daract – (Diario de la Republica)

Hace 15 días dio el sí y hoy se va de luna de miel. Gestiona la tenencia de una sobrina de 4 años.

Alejandra en su casamiento

Para Alejandra Baigorria no existen las barreras temporales. Lo que pretende, lo consigue sin más vueltas. Es una luchadora de la vida, que no siempre le sonrió como lo hace actualmente. Hace 33 años, cuando su DNI y su sexualidad no estaban para nada de acuerdo, conoció a Osvaldo Ortiz en una fiesta. “Hubo onda enseguida, fue una sensación muy fuerte. A las dos horas decidimos irnos a vivir juntos”, cuenta hoy sin rubores.

No sería su último arrebato. Hace 15 días, con un flamante documento más acorde a sus pretensiones gracias a la ley de Identidad de Género, Alejandra y Osvaldo se casaron en Justo Daract, la ciudad en la que siempre convivieron “Era un sueño largamente esperado el de tener la libreta y ser marido y mujer legalmente. No lo dudamos, me dieron el alta de nacimiento el martes, el miércoles lo conversamos, el jueves nos acercamos al Registro Civil, hicimos los análisis… y se dio”, dice Alejandra, de 51 años, uno menos que su esposo, a quien todos conocen por Pelé en la ciudad, quizá por su fanatismo futbolero, porque que uno sepa Edson Arantes do Nascimento jamás jugó en Boca, el club de sus amores.

Y emprendedora como es, Baigorria no quiere quedarse en la anécdota de haber protagonizado el primer matrimonio de este tipo en la provincia. Va por más, quiere adoptar. “Es una nena de cuatro años, hija de una sobrina que ya tiene una familia muy numerosa. La chiquita viene todos los días a casa, para mí ya es una hija. Pero quiero hacer las cosas de manera legal, con papeles, para tranquilidad mía, de la mamá y de ella”, aclara la mujer. Está esperando que llegue su nuevo DNI para acelerar los trámites y mientras tanto disfruta de la compañía de la nena, sobre quien vuelca todo el amor.
Alejandra conoce el paño de la maternidad, aunque de su vientre nunca haya salido un bebé. “Ya crié dos nenes que hoy tienen 17 y 16 años. El primero lo rescaté de una familia que tenía problemas con el alcohol. Se empezó a quedar conmigo a los tres años y lo tuve hasta los 10. En ese momento la mamá, que por suerte había escuchado mis consejos, lo vino a buscar. Se lo llevó y, si bien me dolió, está todo bien”, recuerda.

La vida le dio revancha rápido: “Estaba muy deprimida por la pérdida, hasta que una sobrina me dio un nene de tres años, al que crié hasta los 16. A los dos los bauticé y los llevé al colegio, son satisfacciones que guardo bien adentro. Hoy, cuando andan por Daract, me vienen a visitar”.

Para Alejandra y Osvaldo, el casamiento no modificó demasiado una rutina que lleva más de tres décadas. “Yo trabajo en el Plan de Inclusión, estoy destinada como ordenanza en la Escuela Agraria. Y mi marido hace changas para la Municipalidad, además de entrenar los equipos de fútbol infantil del club Defensores de Belgrano”, cuenta la mujer, quien ya conoce la arena política porque fue candidata a concejal por el PJ y en 2011 se postuló para diputada por el Frente para la Victoria.

No ganó, pero descarta que haya sido por un prejuicio hacia su condición sexual recién regularizada. “En Daract somos cuatro personas en esta situación, la sociedad nos aceptó muy bien, yo soy la de más edad”, reconoce Alejandra, quien trabajó en el área de Acción Social del Municipio.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment