Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Internacional » Europa » Tribunal alemán deniega asilo a una lesbiana iraní

Tribunal alemán deniega asilo a una lesbiana iraní

Berlin – (Dos Manzanas)

La joven iraní Samira Ghorbani Daneish, estudiante de arquitectura de 24 años, podría ser expulsada de Alemania después de que las autoridades federales del país y un tribunal de Bayreuth denegaran su solicitud de asilo. Por suerte, la administración local ha paralizado provisionalmente la decisión judicial.

Daneish huyó en 2009 de la persecución sufrida en su Irán natal después de que las autoridades tuvieran conocimiento de su homosexualidad, lo cual ocurrió tras su asistencia a una fiesta en Teherán en la que la policía practicó una redada. La joven pudo escapar y esconderse hasta que pudo huir en un tractor hacia Turquía y de ahí a Alemania.

La Oficina Federal para Migración y Refugiados denegó su petición de asilo argumentando que la joven no había “demostrado de forma creíble que corría peligro” en su país. La decisión fue respaldada por un juzgado de primera instancia de la localidad de Bayreuth, que se permitió incluso recomendar a la joven que mantenga un “estilo de vida discreto, como practican todos los homosexuales en Irán” que no quieren tener problemas. Ahora, la paralización provisional de la sentencia por parte de las autoridades locales obliga a la revisión de la petición de asilo.

Lo cierto es que las personas LGTB que huyen de sus países de origen buscando una vida libre de amenazas suelen encontrarse con grandes dificultades cuando llegan países europeos. En dosmanzanas nos hemos hecho eco de varias de estas intolerables situaciones, como las del nigeriano John Abraham y del ugandés Kalanzi Marvin Richard, así como del iraquí Azad Hassan Rasol. En este último caso, el tribunal noruego encargado de su petición de asilo le aconsejó también “volver a casa y ser discreto” obedeciendo “las normas socio-culturales de Irak“. De forma similar, un tribunal suizo decretó el año pasado la deportación de un ciudadano iraní argumentando que en Irán no se da ninguna discriminación sistemática contra los homosexuales.

El Código Penal de Irán criminaliza todas las relaciones sexuales fuera del matrimonio, y muy especialmente los “delitos” de relación entre personas del mismo sexo. Los castigos son severos, y pueden llegar a la pena de muerte cuando el juez considere que ha habido penetración. Desde la revolución iraní de 1979, los medios de comunicación han publicado numerosas historias acerca de ejecuciones por relaciones entre personas del mismo sexo, entre ellos menores de 18 años cuando cometieron presuntamente el acto. En diciembre de 2010 nos hacíamos precisamente eco del completo informe que la organización Human Rights Watch presentó al respecto: acoso policial, arrestos indiscriminados, malos tratos, tortura, condenas judiciales que llegan a la muerte, etc.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment