Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » 3 Mitades: Las 3 caras del amor

3 Mitades: Las 3 caras del amor

Por Esteban Rico – (SentidoG.com)

3 Mitades: Las 3 caras del amor

La mente de Muscari siempre tiene lugar para la provocación, ya sea por sus dichos, por sus elecciones de casting, por el contenido de sus obras, por refregarle su homosexualidad a las señoras finas de Recoleta que ven a Tinelli… Lo que diferencia a José María de otros provocadores profesionales es que los productos que llevan su firma van más allá de la simple intención de transgredir; hay algo más detrás de sus textos y sus criaturas de ficción. Porque su última pieza teatral es mucho más que el beso entre dos mujeres famosas más comentado desde el intercambio de fluidos de Britney y Madonna en los premios MTV del año 2003.

Benita y Theo (Moria Casán y Mario Pasik) conforman un matrimonio maduro de dos personas que hace tiempo pasaron por la plenitud de sus vidas y se encuentran en un punto de inflexión en el cual se cuestionen sus decisiones amorosas y profesionales. Luchan contra el tedio, el hartazgo y la mediocridad. Se insultan, se provocan, se irritan el uno con el otro, pero se quieren. Theo es dueño de un restaurant de sushi. Benita trabaja en una inmobiliaria y allí es donde conoce a la joven y enigmática Mae (Sofía Gala Castiglione); una chica bien, muy libre, muy directa y de una exótica y misteriosa belleza (¿les suena?) que aparece en medio de un torbellino de mohines, palabras y movimientos buscando departamento para comprar. Mae y Benita pegan onda al toque. Luego de este primer encuentro, empiezan con un incómodo llamado telefónico y terminan, como todos ya sabemos, a los besos. Theo no se queda atrás; una historia del pasado lo une a la bella joven y así es como se cierra este triángulo que tendrá varias idas y venidas durante la hora y media de función.

La presencia escénica de Moria Casán es indiscutible. Más allá de su físico imponente, transita el escenario con la seguridad de quien conoce cómo seducir al público y sabiendo que su personaje mediático siempre va a opacar a cualquier criatura que encarne en la ficción. Es por esto que Muscari y Moria juegan con esa delgada línea entre la realidad y la ficción, mediante ciertos guiños que hacen referencia a la vida real de la actriz y a la relación con su compañera de elenco. Mario Pasik intenta sobrevivir a esos dos huracanes que son madre e hija y sale bien parado. Su personaje contrasta con el de estas dos mujeres de armas tomar y logra divertir y enternecer. Por su parte, Sofía Gala compensa sus falencias técnicas con frescura y seducción, es imposible quitarle los ojos de encima durante los momentos que transita arriba y debajo del escenario, contoneándose por los pasillos de la sala.

El beso, el desnudo de Moria, el pecho al descubierto de Sofía Gala es lo de menos; la obra divierte, los diálogos son punzantes e ingeniosos, la historia sin ser el súmmum de la originalidad, tiene sus vueltas de tuerca que la hacen original y novedosa y los interludios musicales (un clásico en las obras de Muscari) le brindan un toque kitsch y cuasi-retro a la narración.

La obra no es rebuscada, es una comedia acerca de lo dificultoso de las relaciones humanas, de lo complicado de hacer perdurar el amor a través del tiempo y de las diferentes caras que puede tener la sexualidad humana, casi tantas como las de un octógono aunque en este caso, simplemente las de tres personas que solo quieren amar y ser amadas.

“3 mitades” – Teatro Picadilly – Corrientes 1524 – Miércoles 21.30 horas, jueves y viernes 21 horas, sábados 20 y 22 horas y domingos a las 20 horas.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment