Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Internacional » Norteamérica » El director de ONUSIDA advierte: la criminalización de la homosexualidad es un obstáculo a la lucha contra el VIH/sida

El director de ONUSIDA advierte: la criminalización de la homosexualidad es un obstáculo a la lucha contra el VIH/sida

 

Nueva Cork – (Dos Manzanas)

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA (programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida), ha estado en París para participar en la puesta en marcha de un grupo de trabajo del Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas (IRIS) sobre la despenalización universal de la homosexualidad. Y es que Sidibé lo deja bien claro en una entrevista con la revista LGTB francesa Têtu: la criminalización de las relaciones homosexuales es uno de los principales obstáculos al combate global contra el VIH/sida.

“En la actualidad 79 países, territorios o regiones del mundo mantienen todavía leyes que criminalizan las relaciones homosexuales consentidas entre adultos. Numerosos casos de violaciones de derechos humanos han sido detectados, desde la denegación del acceso a los servicios de salud a la prohibición de la libertad de asociación, pasando por el encarcelamiento, la violencia y la muerte. El papel de Naciones Unidas y de ONUSIDA en particular es arrojar luz sobre estas cuestiones y alertar a las opiniones públicas para que las cosas cambien”, explica Sidibé, que ha mostrado su apoyo a la nueva iniciativa de despenalización universal sugerida ante la Asamblea General de Naciones Unidas por el presidente francés, François Hollande.

Michel Sidibé ha recordado también algunos de los avances que Naciones Unidas ha experimentado en este tema, en concreto el informe dado a conocer en diciembre por la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navanethem “Navi” Pillay, que alertaba sobre las graves violaciones contra los derechos humanos de las personas LGTB. La elaboración del informe (que puedes descargar, en inglés, pinchando aquí) era una de las peticiones que en junio de 2011 hizo el Consejo de Derechos Humanos, formado por 47 estados miembros elegidos por la Asamblea General de Naciones Unidas, que por primera vez en la historia aprobaba una declaración formal de condena de los actos de violencia y discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género, y que sirvió de base a la discusión que en marzo de este año, también por primera vez, un panel de dicho consejo dedicaba al tema.

Sidibé ha sido muy claro al considerar que está situación supone un grave obstáculo a la lucha contra el VIH, en tanto numerosos hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, así como personas transexuales, sufren elevadas tasas de infección en países en los que se les dificulta o directamente se les impide el acceso a servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento.

Sidibé también se ha lamentado de que desde el comienzo de la crisis económica internacional, allá por 2008, las aportaciones económicas de los estados a la lucha contra el sida a nivel global han disminuido.

Despenalización universal: poderosos enemigos

Fue en diciembre de 2008, recordemos, cuando una primera declaración expresa a favor de la despenalización universal de la homosexualidad fue leída ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. “Urgimos a los estados a tomar todas las medidas necesarias, legislativas o administrativas, para asegurar que la orientación sexual o la identidad de género no puedan ser, bajo ninguna circunstancia, base para una persecución penal, en particular ejecuciones, arrestos o detenciones”, expresaba el documento, apoyado entonces por sesenta y seis estados. Pese a tratarse solo de una mera recomendación sin valor vinculante, ni los países de mayoría musulmana, ni Estados Unidos, ni Rusia ni China quisieron sumarse (Estados Unidos sí lo hizo tras la toma de posesión del presidente Obama).

Tampoco lo hizo la representación permanente de la Santa Sede ante Naciones Unidas, que de hecho desplegó una gran actividad diplomática en contra de la resolución.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment