Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Internacional » Europa » El Gobierno francés retrasa la tramitación del proyecto de ley de matrimonio igualitario

El Gobierno francés retrasa la tramitación del proyecto de ley de matrimonio igualitario

Paris – (Dos Manzanas)

La fuerte oposición conservadora al matrimonio igualitario, a la que se ha sumado en las últimas horas el centrista François Bayrou y el gran rabino de Francia Gilles Bernheim, parece hacer mella en el Gobierno socialista francés, que ha retrasado la fecha de aprobación del proyecto por el consejo de ministros y ha programado una tramitación parlamentaria más prolongada.

El Gobierno francés había adelantado que el proyecto sería aprobado en consejo de ministros el 31 de octubre. Sin embargo, la fecha ha sido ahora retrasada al 7 de noviembre. Asimismo se ha previsto más tiempo para la discusión parlamentaria, para “no escamotear” el debate, según el presidente de la comisión legislativa de la Asamblea Nacional, Jean-Jacques Urvoas. Los socialistas también ha esgrimido como argumento para retrasar la tramitación del proyecto la apretada agenda del Consejo de Estado francés, que debe informar sobre el mismo. Según el nuevo calendario, el proyecto no sería discutido en la Asamblea hasta al menos la segunda quincena de enero.

Un proyecto que incluirá con seguridad la apertura del derecho a contraer matrimonio -adopción conjunta incluida- a las parejas del mismo sexo, pero que en principio no abordará reformas legislativas que sin tener que ver estrictamente con el matrimonio son necesarias para asegurar la igualdad jurídica de las parejas del mismo sexo. Entre ellas, el acceso a las técnicas de reproducción asistida de las parejas de lesbianas (actualmente prohibida en Francia) o la regulación de los derechos de parentalidad de las parejas no casadas. Una exclusión que ha sido muy criticada por los colectivos LGTB y que el Gobierno ha prometido que abordará con posterioridad.

A la polémica sobre la exclusión de estas medidas se ha sumado la feroz oposición tanto de la iglesia católica como de la derecha política. A las críticas de la UMP (el partido del expresidente Sarkozy) y de la extrema derecha del Frente Nacional se ha sumado ahora el lider centrista François Bayrou, que en una entrevista en televisión se ha mostrado contrario a que los franceses se vean expuestos a una discusión “explosiva” sobre la palabra “matrimonio”, que en su opinión debe reservarse para las parejas heterosexuales. Por lo que se refiere al flanco religioso, la iglesia católica ha encontrado un inesperado aliado en el gran rabino de Francia, Gilles Bernheim, que se ha mostrado contrario tanto al matrimonio entre personas del mismo sexo como a la adopción homoparental. “No por el hecho de que dos personas se amen deben tener derecho al matrimonio. Un hombre no se puede casar con otra mujer ya casada, aunque la ame. Ni una mujer se puede casar con dos hombres”, argumenta Bernheim… Incluso algún miembro del Partido Socialista, como el alcalde de Farébersviller, un pueblo de Lorena, se ha mostrado contrario a un proyecto “contrario a la ley divina”.

La apertura del derecho a contraer matrimonio y adoptar conjuntamente a las parejas del mismo sexo es una promesa electoral del presidente francés, el socialista François Hollande. Los socialistas gozan además de mayoría tanto en la Asamblea Nacional como en el Senado, por lo que el proyecto no debería tener dificultad alguna en ser aprobado.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment