Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » Condenan a supermercado por maltrato de empleado gay

Condenan a supermercado por maltrato de empleado gay

Fuente: Diario Popular

Carrefour debe indemnizar con medio millón de pesos a cajero maltratado por su sexualidad.

Carrefour debe indemnizar con medio millón de pesos a cajero maltratado por su sexualidad.

 

Una cadena de supermercados fue condenada a pagar medio millón de pesos a un cajero que fue maltratado por ser gay: le gritaban que se iba a ir “al infierno” y que era igual que un “violador”.

El fallo de la Cámara Nacional del Trabajo fue dictado contra INC S.A. (Carrefour) y también alcanzó a la Aseguradora de Riesgos de Trabajo (ART) SMG, por considerarse que no cumplió con su deber de controlar el ambiente laboral.

El empleado que inició la demanda declaró que ingresó a trabajar al supermercado el 13 de octubre de 2001 y cumplió tareas de supervisor de caja durante nueve años.

Un grupo de compañeros que fueron citados como testigos dieron cuenta de la “perversidad” con que era tratado el hombre y coincidieron en cuanto a que había una “predisposición maliciosa” en su contra. Relataron que le asignaban tareas de todo tipo y aumentaban sus responsabilidades, al punto que excedían su verdadera función en la empresa, todo mientras se referían a él como “la” y luego decían su nombre.

Según el fallo difundido por el portal judicial Eldial.com, las camaristas Estela Milagros Ferreirós y Beatriz Fontana remarcaron que fue “alarmante” la descripción que realizó el testigo C. acerca de un episodio ocurrido en pleno trabajo: “Hubo una discusión importantísima que fue con V. Q., que fue un griterío puro de ella, diciéndole que no era hombre delante de todas las cajeras, de todo el mundo, en caja central, donde estaban todos”.

Las juezas aseguraron que esa persona que trabajaba con él “le dijo que se iba a ir al infierno por su condición sexual, que no era hombre, que no era persona, que tenía el mismo pecado de un asesino o un violador ante los ojos de Dios, que no tenía perdón de Dios”.

“En efecto, no tengo duda que el factor laboral así descripto, pinta un escenario agresivo, constante en esa agresividad expuesta, que aparece como hilo conductor a la desestabilización de cualquier persona”, sostuvo la jueza Ferreirós en su voto.

En lo que hace a la responsabilidad atribuible a la ART, la jueza Fontana dijo que quedó acreditada la notificación que oportunamente le cursara el empleado, notificando su situación de salud y las causas en las que basaba su reclamo.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment