Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Colombia » Fracasó proyecto de matrimonio en Colombia

Fracasó proyecto de matrimonio en Colombia

Fuentes: NotieSe; La Capital; El Tiempo; Vanguardia

No prosperó el proyecto y se incumplió el plazo de la Corte. Los notarios ya están listos para otorgar el “vínculo marital”.

No prosperó el proyecto y se incumplió el plazo de la Corte. Los notarios ya están listos para otorgar el “vínculo marital”.

 

(Bogotá) Con 51 votos en contra y 17 a favor, el Congreso de Colombia rechazó este miércoles la iniciativa de ley que buscaba legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Este resultado adverso se produjo durante el segundo de los cuatro debates que necesitaba el proyecto para convertirse en ley, y luego de que los legisladores hubieran aplazado su discusión y análisis dos veces en los últimos días.

Entre las opiniones más controvertidas del arco opositor que durante seis horas de debate se escucharon en el Parlamento, se destacan los dichos del legislador conservador Roberto Gerlein, quien durante el primer debate ya había afirmado que el sexo homosexual es “asqueroso” y “excremental”, y que esta vez agregó que es “escatológico, es un sexo inane, incapaz de generar vida, un sexo que se practica casi que con fines recreativos”.

A su vez, el procurador general Alejandro Ordóñez consideró que la unión entre parejas del mismo sexo bajo la figura del matrimonio es inconstitucional, dado que “la ley solo contempla la unión entre un hombre y una mujer”.

Por su parte, la Iglesia católica, representada por el cardenal Rubén Salazar, presidente de la Conferencia Episcopal, llamó a los 102 integrantes del recinto legislativo a que no le dieran la misma importancia a las uniones homosexuales que a las heterosexuales.

Mientras tanto, en las afueras del capitolio, varios centenares de manifestantes gritaron consignas para defender sus posturas. La activista Marcela Sánchez, de Colombia Diversa, agradeció “a los pocos senadores que respaldaron esta iniciativa de la igualdad”, y agregó: “una vez más el Congreso defrauda a la población; una vez más nos demuestran que no tienen independencia; una vez más nos mandan al sistema judicial, en el cual confiamos por su independencia”.

Otra activista, Angélica Lozano, concejal de Bogotá, opinó que el proyecto fracasó “porque nuestra sociedad, los representantes en el Senado, son conservadores en extremo y actuaron sin argumentos”. Lozano añadió: “seguiremos con lo nuestro, que es la lucha, y confiamos en el aparato judicial, en la Corte Constitucional, que es el único terreno que ha reconocido nuestros derechos”.

Pero sin dudas uno de los testimonios más entrañables que se expresaron en defensa del proyecto, y que se ha viralizado activamente en Internet, ha sido el de Martha Lucía Cuéllar, una madre que defendió apasionadamente los derechos de su hijo gay:

Al rechazarse este proyecto, el Congreso estaría incumpliendo con el plazo de dos años que marcó la Corte Constitucional para aprobar una ley que reglamentara el matrimonio entre personas del mismo sexo, el cual termina el próximo 20 de junio. Por eso, y también por orden de la Corte, a partir de esa fecha las parejas homosexuales podrán acudir ante un notario para legalizar sus uniones y constituir una familia con una figura similar al matrimonio civil. “El 20 de junio vamos a ir a las notarías y los juzgados como ordena la Corte”, advirtió Marcela Sánchez en una entrevista al diario español El País.

 

Vínculo marital

Desde el 20 de junio próximo los notarios y los jueces civiles tendrán que garantizar el derecho de las parejas homosexuales a conformar una familia, como lo estableció la Corte Constitucional hace dos años.

Vínculo marital sería el nombre con el cual se registraría la unión solemne de las parejas homosexuales, según la propuesta de los servidores públicos que tendrán que realizar ese trámite.

Mientras la Judicatura y el Gobierno trabajan en una serie de instructivos para evitar que cada notario o juez asuma esa responsabilidad, según su propia interpretación, la Unión Colegiada de Notarios tiene ya un proyecto de documento que, en principio, es considerado “viable” por el superintendente de Notariado, Jorge Enrique Vélez.

En esencia apunta a dos objetivos: que ningún notario pueda negarse o argumentar objeción de conciencia a la hora de legalizar la unión de parejas gay y evitar que en la formalización de ese derecho se utilice la palabra matrimonio.

“Tenemos claro que no tenemos competencia para legislar o modificar una norma; eso corresponde al Congreso (…) Lo cierto es que nos vamos a asegurar de que cuando llegue el momento haya parámetros claros para garantizar los derechos de las parejas homosexuales”, dijo la ministra de Justicia, Ruth Stella Correa.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment