Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Y Madrid marchó orgullosa

Y Madrid marchó orgullosa

Por Leandro Fogliatti (SentidoG)

Vista desde una de las carrozas de la multitudinaria manifestación madrileña por el Orgullo LGBT.

Vista desde una de las carrozas de la multitudinaria manifestación madrileña por el Orgullo LGBT.

 

Como cierre de la cobertura de las celebraciones del Orgullo en Madrid (MADO 2013), SentidoG tuvo la oportunidad de integrar una de las 21 carrozas que aportaron color y alegría a una de las marchas más importantes del mundo. Estuvimos en la carroza de AEGAL (Asociación de Empresarios y Profesionales para Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales de Madrid), organizadores de esta marcha, junto al colectivo madrileño COGAM y la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB).

Alrededor de las 19 hs de este sábado, y con una temperatura cercana a los 40°, las carrozas comenzaron a desplazarse por el Paseo del Retiro, inaugurando así un nuevo recorrido que propone mayor seguridad y amplitud de espacios (los organizadores esperaban alcanzar una convocatoria de más de 1.200.000 personas), pero que, como todos los años, finalizó en la Puerta de Alcalá.

Puerta de Alcalá

Puerta de Alcalá

 

Además de representantes de los colectivos organizadores, como Esperanza Montero (COGAM) y Boti García Rodrigo (FELGTB), la marcha fue encabezada este año por las áreas de juventud de ambas organizaciones y la carroza de “Familias Diversas”, el Área de Familias de la FELGTB. Es que en la edición 2013 del Orgullo, el lema ha sido “Jóvenes sin armarios”, con especial atención al acoso escolar.

Al respecto, Juan Carlos Alonso, coordinador general de Madrid Orgullo (MADO), señaló a SentidoG: “Aunque somos un país líder en los derechos de la gente del colectivo LGBT, tenemos que pensar en el futuro, y la igualdad real no se consigue solo con la aprobación de una ley, sino con la implementación de esa ley en el desarrollo normal de la vida ciudadana. Por eso hay que apostar por los jóvenes”.

Mientras tanto, en la carroza de AEGAL, la cantante española Rebeca nos alentaba a hacer frente al calor de la tarde con su clásico hit: “Duro de pelar”, y desde la calle la gente iniciaba una guerra de agua con pistolas lanzadoras, cuyo blanco preferido eran las carrozas; desde la nuestra, los organizadores respondían con una lluvia de preservativos. Así fue divertido ver cómo los fotógrafos de prensa de diferentes países que nos acompañaban esquivaban agua y preservativos, para intentar retratar las amplias calles de este recorrido, inundadas de manifestantes, hasta donde la vista alcanzaba a llegar.

Rebeca nos cantó y alentó a todos, arriba y abajo de la carroza.

Rebeca nos cantó y alentó a todos, arriba y abajo de la carroza.

 

Para las 23hs las carrozas ya habían arribado a la Puerta de Alcalá, en donde se montó un escenario. Desde allí los organizadores saludaron al público y leyeron un manifiesto que, además de la problemática del bullying que padecen los más jóvenes de nuestra comunidad, reclamó una sanidad pública, universal y gratuita. Los organizadores también pidieron mayor apoyo del Ayuntamiento para la organización de estas celebraciones, sobre todo de cara a 2017, cuando Madrid sea la sede mundial del Orgullo.

En cuanto a la organización (que normalmente demanda todo un año de trabajo intenso), Alonso destacó: “Este año hemos hecho un ejercicio de adaptación del evento a la realidad de la ciudadanía y del país. Queríamos celebrar, pero conscientes de que hay gente que la está pasando muy mal, que la situación económica es mala, lo cual no quita que no sea un Orgullo exitoso, festivo y lleno de gente”. Y realmente lo fue.

Habiendo vivido la hermosa experiencia de participar de esta manifestación, podrían preguntarme ¿qué tiene de diferente la marcha de Madrid, con respecto a otras igualmente importantes, en varias ciudades del mundo? Por respuesta puedo citarles la opinión de una mujer lesbiana que, residiendo en Uruguay, ya ha participado en cuatro ocasiones de las fiestas MADO: “Es una marcha que tiene mucha alegría, y en la que se puede participar de manera distendida, porque uno se siente seguro”.

Sin duda, la alegría y la buena predisposición del madrileño con el turista es un gran motivo para volver a elegir las fiestas MADO. Y la tranquilidad de sentirse seguro en una ciudad extranjera es un gran valor, a la hora de celebrar. ¡Y vaya que celebramos!

 

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment