Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Ataque brutal a una activista trans

Ataque brutal a una activista trans

Primero fueron los insultos y los golpes brutales de un hombre en un bar. Después, las amenazas y agresiones de unos agentes de seguridad. Y por último, cuando la violencia parecía finalizar, padeció el abandono de la policía, su inacción. No sucedió en Rusia. Le ocurrió en Argentina, en Buenos Aires, a la activista trans Diana Sacayán, referente del Movimiento Antidiscriminación y Liberación. A continuación reproducimos su testimonio brindado al diario Página/12.

“Es muy triste que pase esto –subraya Sacayán–. Luego de tanta lucha, de tanto remar para que la inclusión se transforme en política pública, vienen estos tipos y hacen esto como si estuviéramos en las peores épocas o en Rusia”.

“Es muy triste que pase esto –subraya Sacayán–. Luego de tanta lucha, de tanto remar para que la inclusión se transforme en política pública, vienen estos tipos y hacen esto como si estuviéramos en las peores épocas o en Rusia”.

 

Fuente: Página/12

(Buenos Aires) Cerca de las dos de la madrugada del sábado 10 de este mes, Diana Sacayán se encontraba en un bar de la estación de trenes de Laferrere, en el partido de La Matanza, cuando escuchó los primeros insultos de un hombre, que ella describe como “de tez blanca, alto y unos 35 o 40 años”.

“Primero decía: ‘Este lugar está lleno de putos’, o: ‘¿Qué pasa, nos están invadiendo?’. Yo al principio no le presté atención, pero después empezó a dirigirse directamente hacia mí”, relata la activista, de 39 años. “Quería echarme del bar, le pedía al encargado que me sacara, y ninguno de los que estaban en ese momento allí intervino”, cuenta Sacayán.

La activista denuncia que tras decidir abandonar el lugar, debido a los ataques verbales, el agresor la tomó de los pelos, logró tirarla al piso y le propinó una decena de patadas que la dejaron con el rostro ensangrentado. Luego de escaparse del agresor, corrió hasta el hall de la estación de ferrocarriles y pidió ayuda a unos agentes de Gendarmería que custodiaban la zona.

“Cuando lo detuvieron, conversaron con él un rato y lo dejaron ir. Entonces, empecé a gritarles que no lo dejaran escapar, que era el hombre que me acababa de golpear, pero en vez de detenerlo, uno de los gendarmes me dio bastonazos en el cuerpo y me dijo, amenazante: ‘Empezá a correr’”, recuerda la referente travesti, quien fue candidata a ocupar la Defensoría del Pueblo de La Matanza el año pasado y que actualmente trabaja en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), en el programa de la diversidad sexual.

“Es muy triste que pase esto –subraya Sacayán–. Luego de tanta lucha, de tanto remar para que la inclusión se transforme en política pública, vienen estos tipos y hacen esto como si estuviéramos en las peores épocas o en Rusia”.

Con el rostro y el cuerpo golpeado, Sacayán fue hasta la Comisaría 1ª de Laferrere para hacer la denuncia por la agresión que había padecido recientemente. El comisario, cuenta la luchadora por los derechos de la comunidad LGBT, se negó a tomarle la denuncia y ordenó que la trasladaran al Hospital Germani, de la mencionada localidad bonaerense.

“Me dejaron en la puerta del hospital y se fueron, sin realizar registro alguno. Después, los médicos me brindaron una atención superficial, me mandaron a hacer estudios y me dijeron que me tenían que operar”, dice Sacayán. Las secuelas del ataque fueron dos huesos de la nariz y uno del pómulo rotos y hematomas por todo el cuerpo.

La activista hizo la denuncia en la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y en el Ministerio de Seguridad nacional y en el bonaerense. La causa contra los efectivos por abandono de persona e incumplimiento de los deberes de funcionario público está radicada en la UFI 3 de La Matanza.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment