Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Suplementos » Lifestyle » La moda de los torsos desnudos en Nueva York

La moda de los torsos desnudos en Nueva York

Fuente: The New York Times

Cada vez más hombres caminan las calles de Manhattan con el torso desnudo.

Cada vez más hombres caminan las calles de Manhattan con el torso desnudo.

En la época retratada en la serie Mad Men, se consideraba de rigor para los neoyorquinos el uso de sombrero y guantes en la ciudad sin importar la estación del año. Ahora los códigos de vestimenta se han modificado hasta el punto en que la gente usa pantuflas en el metro, chancletas en el ballet, pantalones de gimnasia para cualquier ocasión, pijamas reutilizados como prendas de día y, desde hace muy poco, nada de la cintura para arriba.

Nos referimos aquí a una curiosa tendencia entre los hombres de la ciudad de Manhattan de ir por la calle con el torso desnudo.

Esto surge como respuesta a la ola de calor que se ha estado experimentando en el hemisferio norte durante las últimas semanas. Las temperaturas han estado superando los 30 grados durante siete días seguidos. Las calles parecen saunas al aire libre y las estaciones del metro, hornos gigantes a temperaturas máximas.

Es así como cada vez se ven más y más hombres caminando las calles sin camisa. Mirando vidrieras, saliendo de compras, viajando en tren.

“Yo estaba en mi camino al banco y no vi uno, ni dos, sino tres chicos caminar sin camisa por la Calle Ocho”, relató Rob Morea, personal trainer y propietario del gimnasio Great Jones Fitness en el barrio de NoHo. Como era de esperarse de alguien en su línea de trabajo, el propio cuerpo del Sr. Morea se asemeja al de una figura de acción articulada. Sin embargo, nunca iría por las calles de Nueva York sin camisa. “No me parece correcto. Es como ir a una reunión de negocios en ropa interior”.

Según Patricia Mears, directora adjunta del Fashion Institute of Technology, “es muy bueno que vivamos en una sociedad democrática, pero hemos perdido todo sentido del decoro y de la ocasión. Estar en la Quinta Avenida es ahora casi lo mismo que estar en el paseo marítimo de Coney Island”, polemizó Mears.

“Mostrar el torso desnudo en la Quinta Avenida es también una manera de dar prueba de la afirmación de que, en el arco evolutivo de la masculinidad, los hombres ya no son los mirones, sino que también son el objeto de las miradas”, agregó Mears.

Las señales de esta evolución están en todas partes: en Broadway, donde la desnudez pectoral masculina es ahora tan común que provoca cada vez menos gritos de indignación de la audiencia; en la televisión, donde el torso desnudo de las estrellas masculinas son habituales tanto en programas como Hawaii Five-O, donde se espera la presencia de chongos sin camisa, como también en series más serias (valga la redundancia) como Chicago Fire, y en la publicidad, donde la belleza masculina se utiliza para vender de todo, desde gaseosas dietéticas hasta aderezo para ensaladas.

anderson-davis-20

Esto no es algo precisamente nuevo. Los hombres sexis y con poca ropa se han utilizado en comerciales de TV durante años, aunque quizás con más regularidad durante los últimos tiempos.

Sin embargo, lo que llama la atención de este nuevo destape, según Mears, es “el borramiento de los límites” del decoro y la falta de demarcación entre el espacio público y el privado. Estos límites han sido cruzados hace mucho tiempo en lugares como el sur de California, donde los pantalones deportivos son más comunes que los trajes y nadie lo piensa dos veces antes de ponerse una bikini para ir al centro comercial.

“Los reality shows tienen mucho que ver con esto”, aseguró Mears. “No sé si ya existe mucha distinción entre lo que se ve en la televisión y lo que solemos llamar realidad”.

En su infancia en Nueva York, “el único escenario urbano aceptable para un hombre sin camisa, podría haber sido una playa de la ciudad”, agregó Mears, de 52 años. Ciertamente, en una época que ahora parece definitivamente sepultada, hubiera sido impensable que un hombre en sus cabales caminase por Avenida Madison, la calle de compras más fashion de Manhattan, sin camisa en una tarde de viernes.

Sin embargo allí, en un reciente día de calor fatídico, podía verse al boxeador y modelo Jean-Luc Constant de pie y con el torso desnudo en la puerta de la tienda de Ralph Lauren. Si el estado semi-desnudez de Constant de semi-desnudez provocó cierta perplejidad entre los transeúntes, a él pareció resultarle totalmente indiferente.

“Tal vez sea debido a mi profesión”, dijo el boxeador. “Realmente no me importa en absoluto estar desnudo”.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment