Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » La mujer, en plural

La mujer, en plural

Vacías, de Vida Morant, cuenta con el apoyo del INADI y fue declarada de Interés de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Además, la obra que trata acerca de identidad de género recibió una Mención Especial del Jurado en el Certamen Creativo de Mujeres Trans, Gobierno de España (DDHH). En Teatro La Ranchera (México 1152, CABA), Sábados 22.45hs.

"Vacías", de Vida Morant, presenta tres formas de ser mujer. (Imagen: http://vaciasblog.blogspot.com.ar)

“Vacías”, de Vida Morant, presenta tres formas de ser mujer. (Imagen: http://vaciasblog.blogspot.com.ar)

 

Por Jonathan Feldman* (SentidoG)

La cuestión de la identidad es siempre complicada, porque conlleva una reflexión acerca de uno mismo y de los demás, pero también porque constituye una manera de conformar categorías sociales, relativamente estables, en las cuales se ubica –cada vez de forma más amplia, por suerte– cada persona.

En el caso de “Vacías”, obra teatral escrita, dirigida y protagonizada por Vida Morant, el problema identitario se trata específicamente respecto del género, en particular, de la mujer. “¿Qué es ser una mujer?”, se pregunta durante la representación, y la respuesta siempre se escapa. En un momento se contesta “Toda mujer tiene útero”, pero el personaje de Virginia (Checha Kadener) no tiene útero, y es mujer.

Esa respuesta queda confirmada, también, cuando Lucía (Paula Díaz Martina) afirma que es trans, y mujer. Lo interesante es que Morant, mujer trans, compone a Ana María, mujer no trans, mientras que Martina posee una relación inversa con su personaje.

Los recursos teatrales puestos en juego en “Vacías” llevan a una constante circularidad: la alfombra redonda que quedaba siempre en medio de escena, la ronda que forman las amigas para pasarse facturas, el útero mismo, etc. Pero más que nada, los cambios de luces y de musicalización para alternar momentos de comedia (interesante libreto, brillante interpretación de Kadener) con los nudos dramáticos.

La pregunta por el estatuto femenino queda sin responder, pero “Vacías” pone el acento sobre lo difícil de la clasificación, no para detenerse en una reflexión vacua, sino más bien para replantearse si es posible definir, o incluso si es necesario.

 

*Licenciado en Crítica de Artes y director general de CYTA -cursos y talleres de arte-.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment