Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Política y activismo » Por una iglesia sin privilegios

Por una iglesia sin privilegios

Fuente: CAEL, FALGBT

CAEL enfatizó el otorgamiento a la iglesia católica el carácter de persona jurídica privada.

CAEL enfatizó el otorgamiento a la Iglesia católica el carácter de persona jurídica privada.

La Coalición Argentina por un Estado Laico (CAEL) se volvió a pronunciar acerca de la reactivación del debate parlamentario sobre el texto del nuevo Código Civil y Comercial, reiterando la necesidad de terminar con el carácter de persona jurídica pública de la Iglesia católica y llamó al Congreso a terminar con los privilegios.

En los últimos días, tras una reunión del ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, y la vicepresidenta de ese tribunal, Elena Highton en el Congreso de la Nación, los bloques políticos retomaron el debate y se aprestan a presentar sus propuestas para un dictamen que definirá el texto a llevar al recinto. En este contexto, desde CAEL enfatizaron la necesidad de otorgar a la Iglesia católica el carácter de persona jurídica privada, al igual que a cualquier otra organización religiosa o de cualquier tipo.

Durante las audiencias públicas de todo el país, gran cantidad de organizaciones, entre las que se cuentan CAEL, la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT), la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas, la Asociación Civil Ateos de Mar del Plata, la Mesa Nacional por la Igualdad, entre otras, insistieron en la necesidad de modificar el artículo 146 del proyecto de código eliminando el inciso c, para que todas las organizaciones se regulen como personas privadas y ninguna cuente con privilegios anacrónicos.

Cabe recordar que la redacción del proyecto continúa la línea impuesta en el Código Civil por el dictador Juan Carlos Onganía. Según CAEL, “resulta llamativo y grave que el Código Civil de la democracia otorgue el carácter privilegiado de persona pública a la Iglesia católica mientras que a los pueblos originarios de estas tierras, que sufrieron la persecución, el adoctrinamiento y el genocidio con la complicidad de aquella, se los relega al carácter de personas jurídicas privadas”.

La Coalición se presta a instar al Congreso de la Nación a sancionar un Código Civil y Comercial realmente democrático e igualitario, que repare las inequidades históricas y termine con los privilegios.

“No podemos dejar de recordar que muchos de los grandes avances que este Congreso generó en los últimos años se dieron con una oposición feroz de la jerarquía de la iglesia católica; ratificar por ley una situación de privilegio para un sector que trabaja activamente contra los derechos que el Congreso ha promovido, sería un claro retroceso. Este es el momento de dar un pequeño y gran paso hacia la construcción de un Estado verdaderamente laico”, agregaron desde CAEL.

Pesar por el fallecimiento del Padre Leonardo Belderraín

Por otro lado, la FAGLBT, a través de su Secretaría de Diversidad Religiosa, comunicó su pesar ante el fallecimiento del Padre Nicolás Alesio, quien supo ser una de las voces más claras dentro de la Iglesia a favor de las leyes de Igualdad.

Doctor en Bioética y oriundo de Villa Elisa, Belderrain fue uno de los escasos ministros de la iglesia católica romana, en manifestarse públicamente a favor de la reforma de la Ley de Matrimonio Civil en 2010, afrontando el riesgo de sanciones y censuras, y desmarcándose de la postura oficial de la jerarquía, sostenida entonces por el arzobispo platense Aguer y el porteño Bergoglio, hoy papa Francisco.

Belderrian se encontraba al frente del área de catequesis de la capilla Santa Elena del Parque Pereyra hasta su fallecimiento el pasado domingo 29 de septiembre.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment