Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » El gobierno de Madrid multa al Orgullo Gay por exceso de ruido

El gobierno de Madrid multa al Orgullo Gay por exceso de ruido

Fuente: El Boletín.com; Cáscara Amarga

El gobierno municipal de Ana Botella impone una multa de 160.000 euros al Orgullo de Madrid.

El gobierno municipal de Ana Botella impone una multa de 160.000 euros al Orgullo de Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid, presidido por la alcaldesa Ana Botella ha notificado a los organizadores de las fiestas del Orgullo Gay celebradas el pasado mes de julio en el centro de la ciudad española la imposición de sanciones por un importe total de casi 160.000 euros por superar los niveles máximos de ruido permitidos. Según han informado fuentes municipales, se trata de quince infracciones en distintos grados cuyo expediente suma en total 159.809 euros.

Boti García Rodrigo, presidenta de la Federación Española de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), afirmó que el expediente sancionador que el Ayuntamiento de Madrid ha abierto a la organización del Orgullo Gay por exceso de ruido, y que le puede suponer una multa de hasta los 159.809 euros, demuestra la “falta de voluntad política de Ana Botella”.

Rodrigo pone de manifiesto que con este tipo de actuaciones la alcaldesa de Madrid “demuestra que no quiere un Madrid diverso, del arcoíris, el Madrid cosmopolita y de la diversidad que todos necesitamos sino que nos está ofreciendo un Madrid gris y anodino”.

La responsable de la FELGTB denuncia que las multas a los organizadores del Orgullo han ido “in crescendo” desde que Botella tiene responsabilidades en el Ayuntamiento y denuncia la “asfixia” a la que la alcaldesa está sometiendo al Orgullo desde que tiene la máxima responsabilidad en el Consistorio.

La activista asegura que con esta elevación de las multas, la alcaldesa de la capital está “mostrando su verdadera cara” y su “auténtica ideología” ya que el “colectivo LGBT no somos precisamente el ojito derecho de Ana Botella”.

Rodrigo valora muy negativamente el hecho de que el Consistorio acuse al Orgullo de hasta diez infracciones muy graves de la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica, dos graves y tres leves y dice que parece que “en los eventos de otra índole, de otra naturaleza parece que los decibelios suenan de otra manera”.

“Parece que los decibelios suenan menos cuando se organiza cualquier verbena o cuando viene el Papa”, se queja la representante de la FELGTB, quien anuncia que van a recurrir el expediente sancionador, al tiempo que piden a la ciudadanía “tomar nota”.

Las sanciones han sido notificadas ya a los organizadores de la fiesta, la asociación de comerciantes y empresarios de ocio Aegal, que dispone de un plazo de 15 días hábiles para aportar cuantas alegaciones, documentos o informaciones estime convenientes.

La que se denominó “marea arcoíris” inundó el 3 de julio la plaza madrileña de Chueca para ver y escuchar a la cantante Paloma San Basilio leer el pregón que dio el pistoletazo de salida a las fiestas de Madrid Orgullo 2013.

Como los años anteriores, y a pesar de que cada año ha habido sanciones, aunque nunca tan altas, todo el barrio se volvió a llenar de barras de bar y música durante el día y hasta bien entrada la noche.

Aquella primera noche había tanta gente que las calles quedaron completamente colapsadas e incluso Metro de Madrid, a petición de la Policía Municipal, decidió que los trenes no pararan en la estación de Chueca debido a la aglomeración en el exterior.

Las organizaciones convocantes de las fiestas del Orgullo, Aegal y las organizaciones de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales COGAM y FELGTB, habían denunciado entonces que el Ayuntamiento de Madrid intentaba “boicotear” las celebraciones de estos días por querer “minimizar al máximo” la incidencia y la visibilidad de los eventos programados

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment