Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Política y activismo » Nuevo Código Civil argentino: aplazos y rechazos

Nuevo Código Civil argentino: aplazos y rechazos

Luego de la decisión de aplazar la reforma del Código Civil argentino para el próximo mes de marzo, de la modificación del artículo 19 del mismo en el que se establece que “la existencia de la persona humana comienza con la concepción” y de la prohibición de la gestación por sustitución, las organizaciones de derechos de la comunidad LGBT expresaron su repudio y señalaron a la Iglesia Católica como la responsable de dicha estrategia.

La comunidad LGBT se pronunció en contra del cambio realizado al artículo 19 del Código Civil argentino.

La comunidad LGBT se pronunció en contra de los cambios realizados al Código Civil argentino.

Fuentes: El Sol; 26noticias; La Nación; CHA, FALGBT; 100% Diversidad y Derechos, CAEL

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, confirmó esta mañana que el proyecto de ley de reforma del Código Civil y el que determina la responsabilidad civil del Estado se terminarán de tratar con la nueva conformación del Congreso, a partir de marzo próximo.

En una conferencia de prensa dada en la Casa de Gobierno, Capitanich señaló que se decidió que tanto los proyectos de reforma y unificación del Código Civil y Comercial como la ley de Responsabilidad del Estado “tendrán debate correspondiente y propiciamos la media sanción”, aunque aclaró que ambas propuesta serán tratadas durante el próximo “período ordinario”. Esto será “a partir de las sanciones que se inician en marzo próximo”, indicó.

La reforma y unificación de los códigos Civil y Comercial obtuvo dictamen el miércoles pasado por iniciativa del oficialismo, pero en soledad.

En los últimos días, luego de reclamos explícitos de la Iglesia, se confirmó que la vida humana comienza con la concepción y se eliminó la filiación post mórtem. Ello se suma a la prohibición de la gestación por sustitución (alquiler de vientres), quitada la semana pasada.

Las organizaciones de derechos de la comunidad LGBT se han pronunciado en contra de el cambio que se propone para el Código Civil,  incluido en el dictamen por presión de la Iglesia Católica. Según la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), el nuevo articulado propuesto viola el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Caso Artavia Murillo contra Costa Rica del 28/11/2012) donde se concluye que el embrión no implantado no es persona. De este modo, se permite la fertilización in vitro. Gracias al desarrollo de esta técnica médica han podido nacer una gran cantidad de niñas/os y a la vez, varias personas y parejas pudieron hacer uso del derecho a formar una familia.

Cesar Cigliutti, Presidente de la CHA manifestó: “Argentina ha realizado importantes avances legislativos aplaudidos y de vanguardia a nivel mundial, aún en oposición a la postura de la Iglesia. No se puede desdibujar todo un nuevo Código que refleja estos importantes avances y mucho más por otra nueva presión de un actor social que históricamente ha impuesto posturas hegemónicas y excluyentes desde el fundamentalismo religioso”.

Pedro Paradiso Sottile, Secretario de la CHA dijo: “Rechazamos la propuesta de la nueva redacción del art. 19 del Código Civil, ya que viola el principio de libertad y autonomía. Aquellas personas que por razones religiosas no quieran someterse a las técnicas de reproducción asistida lo pueden hacer perfectamente. Se trata de seguir ampliando derechos, no de restringirlos. De avanzar con esta propuesta, seríamos el primer país que prohibiría indirectamente el uso de la técnica in vitro de reproducción asistida. Promovemos un estado laico y repudiamos toda injerencia de la jerarquía de la Iglesia Católica contra los derechos y el ejercicio igualitario de la ciudadanía plena, para decir basta a quienes vienen arrebatando nuestros cuerpos, sueños e ideales”.

Por su parte Esteban Paulón, Presidente de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (FALGBT), expresó lo siguiente: “Rechazamos fuertemente el bochornoso acuerdo con la Jerarquía de la Iglesia Católica promovido por el Diputado (y Presidente de la Cámara de Diputados) Julián Dominguez, que privará a muchas familias de mayores derechos e igualdad ante la ley. Los cambios aceptados en el dictámen del Frente para la Victoria (FpV) implican un retroceso y una injerencia inaceptable de la Iglesia en la vida de las ciudadanas y ciudadanos, impensado en un estado laico.”

Paulón agregó que “entre las mayores preocupaciones destacamos la modificación del artículo 19 en el cual se define la existencia de la persona desde la concepción con un criterio restrictivo, y que puede implicar una barrera para la legalización del aborto, debate que espera ser dado en el Congreso y posee un amplio consenso social y parlamentario.”

Asimismo, Martín Canevaro, Presidente de 100% Diversidad y Derechos aseguró que “si bien apoyamos y valoramos como un importante avance las reglas generales relativas a la filiación por la utilización de técnicas de reproducción asistida, dando lugar a la voluntad procreacional la modificación al Art. 19 en el dictamen firmado en el día hoy es un inaceptable retroceso”.

Desde un comunicado de la organización 100% Diversidad y Derechos, solicitaron a todos los legisladores, espacialmente a los integrantes del Frente para la Victoria, que “no permitan este inaceptable retroceso”. En este marco Canevaro agregó que “si avanzan estas modificaciones, estarán borrando con el codo lo que escribieron con la mano, vulnerando los derechos consagrados en materia de derechos humanos que el conjunto de la sociedad argentina a conquistado en estos 30 años de democracia”.

Desde la Coalición Argentina por un Estado Laico (CAEL) reiteraron su oposición a “que se considere a cualquier embrión como persona, lo cual niega el derecho de quien gesta a decidir sobre su proyecto de vida y busca en realidad bloquear el debate por la legalización del aborto.Esta modificación se suma a cambios que ya había hecho el bloque oficialista con respecto al texto elaborado por la comisión redactora con las modificaciones hechas por el Poder Ejecutivo Nacional. En efecto, el bloque del FpV presentó la semana pasada un borrador de dictamen en el que se eliminaba la regulación de la gestación por sustitución en todos los casos y en el que se imponía el principio de filiación por el parto, aun cuando no exista voluntad procreacional, lo cual cobra mayor relevancia mientras el aborto siga estando penalizado en la Argentina”.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment