Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Echan a dos chicas de un bar de La Plata por besarse

Echan a dos chicas de un bar de La Plata por besarse

Fuente: La Nación; Minuto a Minuto

Agustina y María Belén, las chicas expulsadas del bar de La Plata, organizan una besada frente al local el día de hoy.

Agustina y María Belén, las chicas expulsadas del bar de La Plata, organizan una besada frente al local el día de hoy.

En la madrugada del domingo pasado dos chicas fueron echadas de un bar de La Plata por besarse. La noticia desató una polémica que se acrecienta con el paso de los días. Luego de lo sucedido, las chicas decidieron difundir su versión de los hechos en las redes sociales. El INADI se hizo eco y actuó de oficio ante lo que considera un hecho de discriminación por orientación sexual. El dueño del local, hoy también dijo lo suyo.

Las protagonistas de esta historia son una estudiante de Comunicación Social rionegrina, María Belén Zarranz, y su novia Agustina Pierres, estudiante de Historia de La Plata. Ellas escribieron en sus muros de Facebook que fueron discriminadas en el bar Mirapampa, de donde las invitaron a retirarse por besarse.

Siempre recibimos miradas reprobatorias en la calle, pero esta es la primera vez que nos invitan a retirarnos. Nos dijeron que teníamos que irnos a otro lugar”, cuenta María Belén. “Siempre las agresiones vienen en un lugar público, pero que ocurra en un bar es un retroceso, por eso lo estamos haciendo público”, acota Agustina. Hacen referencia, como aval del pleno derecho de las parejas del mismo sexo, a la ley de matrimonio igualitario, en vigencia desde julio de 2010, una de las legislaciones más progresistas del mundo.

Agustina relata lo ocurrido en el bar así en su muro de Facebook: “Hace un rato no más a Bel y a mí nos echaron de un bar por darnos un beso. Un tipo, el encargado, nos dijo que hay ciertas cosas que no se pueden hacer ahí, que hay ciertas cosas que se hacen en determinados lugares. Lugares separados. Lugares ocultos. Ocultos como todo eso que es enfermo. Lo enfermo se oculta, se disimula, se desea que no exista, que no suspire, que no ame, que no bese, que no sea“.

“El amor no es una enfermedad. No se oculta, ni se disimula. Explota, estremece, se siente. Existe. El amor es. El amor me abraza. No tengo necesidad de ocultarlo, porque no me da vergüenza. Quiero que todo el mundo sepa el orgullo que me da amar sin medida, y por primera vez en mi vida sentir que es posible superar cualquier obstáculo. Dos personas que se aman son capaces de atravesar océanos. Dos personas que se besan son señaladas y echadas de un lugar, el mismo lugar donde dos personas iguales a ellas que se besan, no son señaladas ni echadas, son bienvenidas hoy, mañana y el fin de semana que viene”.

 

Denuncian discriminación

María Belén, su novia, lo contaba así: “Es muy triste tener que estar escribiendo este estado, pero es necesario que sea difundido para que la gente sepa la cantidad de hijos de putas que andan dando vueltas por la ciudad. Hoy a la madrugada estaba en Mirapampa, bar ubicado en 17 y 71, con mi novia Agustina Pierres y un amigo. Con toda la impunidad el encargado nos vino a echar, literalmente, porque nos estábamos dando un beso y eso era una ‘falta de respeto para el resto de la gente que estaba en el lugar'”.

“Supuestamente habían ido un par de personas a quejarse por nuestro “exhibicionismo” y él no quería perder clientes. Nos terminamos yendo muy amargadas, sintiendo que -por más leyes que nos “amparen”- seguimos siendo discriminadas cotidianamente en cualquier ámbito. No nos queremos quedar de brazos cruzados, así que pronto organizaremos algo para escracharlos. Igualdad, basta de discriminación, no nos merecemos seguir siendo señaladas por nuestras demostraciones de amor. ¡Por favor, difundan!”.

A partir de estas declaraciones, que empezaron a compartirse entre varios miles de usuarios de las redes sociales, el INADI tomó el caso por considerarlo un acto de discriminación.

 

¿Un beso subido de tono?

Tras el revuelo, el dueño del bar Mirapampa, Marcos Drago, salió a dar su versión de los hechos. “Nosotros nos manejamos siempre de la misma forma, no nos interesa la elección sexual de quienes vienen“, dijo. “Fue una situación subida de tono, pero en ningún momento se las echó. Lo que se les trató de decir es que no era el lugar para hacer lo que estaban haciendo, sea una pareja de hombres, de mujeres o heterosexual.”

Según contó, fueron muchos clientes los que se acercaron a la barra a señalar a las chicas. “Cuando son hombres uno tiene otro diálogo. Basta con una mirada o decirle andáte a un telo y es suficiente”, dijo Drago. Y agregó: “No creo que el encargado les haya dicho que se retiren o que se vayan a un boliche gay“.

Las chicas aseguran que el encargado les dijo: “Yo trabajé en Antonio [un boliche gay platense] y ahí pueden ir y hacer lo que quieran, pero hay ciertas cosas que no se pueden hacer en cualquier lado.“. La aspiración de ellas es que no haya lugares para gays y otros para heterosexuales.

 

Organizan besada y charla frente al bar

Agustina y Belén encabezarán el día de hoy una actividad en la puerta del local para reflexionar acerca de la discriminación de la que fueron víctimas. En declaraciones a Télam, Belén detalló que la idea de llevar a cabo esta jornada de “besos públicos” y reflexión surgió “a partir de que la gente que se comunicó con nosotras al enterarse de lo que nos pasó nos alentaba a que hiciéramos algo en el lugar”.

Agustina explicó que se reunirán en el bar a las 19:30 junto a representantes de ONGs, organizaciones políticas y estudiantiles y todos aquellos que se acerquen espontáneamente “a manifestar que lo que ocurrió el fin de semana no tiene que volver a ocurrir”.

Las jóvenes aclararon que no se trata de un escrache, sino de una “besada”, tras la cual se realizará una charla en la que se analizarán los avances en materia de leyes relacionadas con la igualdad de género y se ofrecerá información acerca de los lugares donde se puede denunciar discriminación.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment