Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » Chau Tabú: polémico sitio de orientación sexual de la Ciudad de Buenos Aires

Chau Tabú: polémico sitio de orientación sexual de la Ciudad de Buenos Aires

Fuente: La Nación

El site web Chau Tabú aconseja a adolescentes sobre temas sensibles y ha recibido críticas de organizaciones ligadas con la religión y la defensa de los valores familiares.

El sitio web “Chau Tabú” aconseja a adolescentes sobre temas sensibles y ha recibido críticas de organizaciones ligadas con la religión y la defensa de los valores familiares.

El sitio web Chau Tabú, lanzado por el gobierno porteño para difundir información sobre salud sexual y reproductiva entre adolescentes y jóvenes, provocó un fuerte rechazo de organizaciones ligadas con la religión y la defensa de los valores familiares.

En una suerte de cuestionario de consultas básicas, el sitio se pregunta, entre otras cosas: “¿Hace mal masturbarse?”. La respuesta es: “No. De hecho, hace bien, ya que es una práctica sana y placentera”.

La polémica se extendió también al perfil de Facebook, donde hay discusiones entre detractores y defensores de los contenidos.

La página web ofrece una comparación de métodos anticonceptivos, entre ellos, la cuestionada píldora del día después, para ayudar a los chicos a elegir cuál es el más indicado para su situación. Además, dispone de un consultorio online, en el que un grupo de profesionales y especialistas responden dudas de manera anónima y confidencial.

Los consejos van desde información básica sobre sexualidad hasta relaciones con parejas del mismo sexo. También hay videos, con información sobre embarazo y métodos anticonceptivos.

Asimismo, se puede acceder a mapas interactivos para ubicar rápida y fácilmente dónde realizarse un test de embarazo, test de VIH, en qué lugares se entregan métodos anticonceptivos gratuitamente y dónde se pueden realizar consultas personalmente.

En una sección de preguntas frecuentes, algunas de las respuestas son: “¿Está mal que me guste una persona de mi mismo sexo? No. No hay nada malo en que te guste una persona del mismo sexo, ni en dudar de tu orientación sexual. La adolescencia es, en particular, una etapa de experimentación y búsqueda de la propia personalidad y sexualidad”; “Mirar películas pornográficas ¿está mal? Es normal que, tanto a hombres como a mujeres, nos dé curiosidad o interés mirarlas. Lo que está mal es que alguien nos obligue a mirarlas.”

El sitio es una iniciativa de la Dirección de Políticas de Juventud, que depende de la vicejefatura de gobierno. Y cuenta con el apoyo de la Fundación Huésped, la Fundación Lactancia y Maternidad (Fundalam), la Federación Argentina de Lesbianas, Gays y Transexuales (FALGBT) y la Fundación Asistencial Materno-Infantil de Ayuda a Niños Carenciados y Discapacitados (Fundamind).

Sólo durante los primeros diez días de su lanzamiento, la página superó las 60.000 visitas y el consultorio online recibió 450 inquietudes. Según datos oficiales, la edad promedio de los jóvenes que efectuaron consultas fue de 21 años, aunque el portal web fue ideado para adolescentes desde los 16 años.

Los principales motivos de contacto al consultorio online , explicaron voceros de la vicejefatura de gobierno a cargo de María Eugenia Vidal, fueron métodos anticonceptivos, infecciones de transmisión sexual, VIH y embarazo.

Varias organizaciones ligadas con la religión y con la promoción de los valores familiares cuestionan los contenidos de la página, así como el estilo con el que fueron desarrollados y la mirada que presenta sobre la vida sexual y reproductiva.

“Las autoridades del gobierno de la ciudad promueven conductas contrarias a la moral y pretenden imponer formas de relacionarse los jóvenes, menores de edad incluidos, cuando comienza el desarrollo del aparato sexual. La página aconseja, sin más, el sexo contra natura, el sexo oral de varias formas y con personas de distinto sexo o del mismo, la masturbación, las películas pornográficas. Todo ello con fórmulas que, engañosamente, se esgrimen como saludables y para el cuidado de la salud”, criticó la Corporación de Abogados Católicos, mediante un comunicado.

La Asociación para la Promoción de los Derechos Civiles (Prodeci), fundada con el fin de promover la familia, la vida y los valores, también objeta a Chau Tabú. “Rechazamos que el gobierno porteño promueva una visión parcial y degradante de la sexualidad, que deshumaniza la misma, incluyendo la promoción de métodos abortivos. Con estilo abiertamente desenfadado y carente de todo rigor científico, está en las antípodas de lo que cabría esperar de un portal público orientado a preparar a los adolescentes y jóvenes para encarar responsablemente los desafíos que les plantea su sexualidad. Inculca en mentes jóvenes y, en muchos casos, inexpertas, una ecuación de máximo disfrute sin ninguna responsabilidad”, protestaron.

Para el Grupo Sólido, una red de jóvenes que cree en el amor como un motor que plenifica física, afectiva y espiritualmente, de manera integrada, a las personas, la página es “una campaña irresponsable e irrespetuosa con distintos sectores de la sociedad”.

Así lo explicó a LA NACION el director ejecutivo, Ignacio Ibarzábal: “Hubo cierta irresponsabilidad al no tener en cuenta la sensibilidad del tema, hay errores científicos y no se valoran distintas visiones”. Por ejemplo, detalló, “en un portal abiertamente dirigido a chicos de 13, 14 años, hablar de sexo anal y oral sin brindar un contexto más amplio no es adecuado“. Además, “auspicia sentencias discriminatorias contra quienes no viven el sexo según la visión que promueve el portal. Se lee que todos se masturban, ¿qué sentirán las mujeres y hombres que no lo hacen? O que el sexo anal está bien; ¿por qué el gobierno tiene que hacer juicios morales?”.

Ningún funcionario del gobierno porteño quiso responder las críticas a la página. Fuentes de la vicejefatura de gobierno recordaron que el objetivo de la página es “prevenir enfermedades de transmisión sexual y derribar mitos” y que la mejor manera de hacerlo es “hablar llanamente”. Asimismo, sostuvieron que el desarrollo del portal contó con el asesoramiento de especialistas de los ministerios de Salud y Educación y recibió el respaldo de prestigiosas fundaciones.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment