Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Los mitos femeninos acerca de los amigos gays

Los mitos femeninos acerca de los amigos gays

Fuente: SDP Noticias

Aquí, un hombre homosexual desautoriza esa creencia tan femenina de pensar que el mejor amigo de la mujer tiene que ser gay.

Aquí, un hombre homosexual desautoriza esa creencia tan femenina de pensar que el mejor amigo de la mujer tiene que ser gay.

A continuación algunas absurdas creencias de nuestras adoradas “amigas” del sexo femenino, mujeres heterosexuales que piensan que somos los mejores amigos sólo por ser gays.

Los gays siempre nos entienden

No. La mayoría del tiempo y las veces, nunca entendemos nada acerca de sus problemáticas personales. Es imposible que las entendamos por ejemplo, en cuestiones sexuales, pues aunque tanto a mujeres “hetero” como a hombres “gays” nos gustan los varones, la forma en que disfrutamos del sexo es muy diferente, nuestra anatomía nos impide equipararnos.

En lo sentimental, pues lamento indicarles que tampoco, los gays ante todo seguimos siendo hombres y las cosas que afectan nuestro estado de ánimo son diferentes a las que afectan a las mujeres. Les recomiendo ir a terapia, por unos cientos de pesos seguro las entienden.

Los gays son buenísimos compañeros de “shopping”

No. Los gays somos seres humanos inteligentes, no asistentes personales que te sostienen cada prenda mientras pruebas vestidos que logren atraer la atención de tu “príncipe azul”. Si bien a algunos gays les gusta ir de compras, no nos gusta ir como “acompañantes”, nos gusta comprar y darnos nuestro tiempo.

Los gays son personas en las que puedo confiar mis secretos

No. Es decir, puedes confiar tus secretos en cualquier persona digna de guardarlos, pero “ser gay” no es un indicativo para que otorgues la “confianza absoluta”. Los gays también podemos ser muy “chismosos” y burlarnos de tus confidencias en nuestras charlas entre verdaderos amigos, por cierto con todo derecho.

Además, deberías recordar el dicho “en boca cerrada no entran moscas”; muchas mujeres cuentan un secreto vergonzoso a un gay esperando que nadie lo sepa, como si no tuviéramos debilidades, cuando el secreto explota y de pronto esas chicas andan de boca en boca, culpan a su amigo gay. Entiendan una cosa: si no quieren que nadie se entere de algo, no se lo digan a nadie (NADIE). Dios siempre puede escucharlas.

Los gays son súper divertidos, ir de fiesta con ellos es ¡bomba!

No. Ok, algunos gays muy “talentosos” para el baile nos han hecho quedar como “el alma de todas las fiestas”; debido a que accedemos a bailar con ustedes porque somos más desenvueltos que sus parejas heterosexuales, que por lo general se niegan a bailar, se nos considera un grupo muy divertido. Entiendan que bailamos con ustedes pues porque, en la mayoría de los casos, sería muy extraño sacar a bailar a otro invitado varón en una fiesta familiar y pues porque no somos “mala onda”.

Los gays tienen buen gusto

No. Es injusto que nos pongan la etiqueta del “buen gusto”, si no lo entienden se las voy a poner así; muchos hombres dicen que las mujeres “no saben manejar (automóviles)”, eso es una afirmación totalmente injusta, como lo es que todos los gays sepamos o nos preocupe “vestirnos bien”.

Entre los gays hay de todo, los que se preocupan demasiado por su apariencia y a los que literalmente les vale “tres kilómetros de trigo seco” su ropa y peinado, esto no nos hace mejores o peores seres humanos.

Los gays son “chistosos”

No. Los gays no somos “chistosos”, odiamos que se rían de nuestra forma de hablar, caminar y movernos; si te parece gracioso culpa al ambiente lleno de prejuicios en el que has crecido, pero no lo tomes como una justificación para reírte a nuestra costa.

Algunas mujeres piensan que pueden invitarnos a sus reuniones para ser “la diversión” de sus invitados; imitan nuestros movimientos y frases para hacer referencia a nuestro “carisma”. No es carisma, así somos y aunque algunos chicos gays no les quede de otra que aceptar resignados estas burlas, deberían terminar.

Todo lo dicho más arriba no quiere decir que los gays y las mujeres no puedan ser amigos. Pueden ser los mejores, pero no insulten nuestra inteligencia ni sentimientos justificando su amistad en las “falsas creencias” antes mencionadas.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment