Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Parejas exigen formalmente que Florida permita el matrimonio gay

Parejas exigen formalmente que Florida permita el matrimonio gay

Fuente: Miami Herald

Vanessa y Melanie Alenier durante la conferencia de prensa el martes en Miami Beach. La pareja junto a cinco otras introdujeron una demanda para exigir el derecho a casarse en el estado de Florida.

Vanessa y Melanie Alenier junto a cinco otras parejas introdujeron una demanda para exigir el derecho a casarse en el estado de Florida.

Seis parejas gay introdujeron el martes en Miami una demanda en contra del estado de Florida pidiendo el derecho a casarse, colocando al estado en el centro de la polémica nacional en torno a los derechos para los homosexuales.

“Estamos muy orgullosos de estar aquí hoy en este histórico día”, dijo Nadine Smith, directora ejecutiva de Equality Florida, uno de los principales grupos pro-derechos homosexuales en el estado. “Estamos orgullosos de estar aquí con estas valientes parejas que buscan proteger a sus familias y desafiar las leyes en nuestro estado. Por cada uno de los que estamos hoy aquí, hay miles de personas a cuyas familias les han sido negadas la dignidad y protección que otorga el matrimonio”.

“Estamos aquí por aquellos que han solicitado una licencia de matrimonio y han tenido que enfrentar la humillación de que les haya sido negada. Estamos aquí por los hijos de estas parejas que quieren saber por qué a sus padres no se les permite casarse de la misma manera que lo hacen los padres de sus compañeritos de escuela”, agregó Smith.

Los demandantes, todos parejas residentes del sur de la Florida, son: Catherina Pareto y Karla Arguello; Juan Carlos Rodríguez y David Price; Vanessa y Melanie Alenier; Todd y Jeff Delmay; Summer Greene y Pamela Faerber; y Don Price Johnston y Jorge Isaías Díaz.

Más de 1,000 parejas se prestaron para participar en la demanda. Fueron elegidas seis.

“Estamos hoy aquí por una simple razón”, dijo Pareto, quien compareció antes las cámaras junto a su pareja, Arguello, en el LGBT Visitor Center de Miami Beach. “Queremos casarnos aquí en nuestro estado pero no podemos porque no nos han dado acceso a la libertad de casarnos. Carla y yo compartimos una bella vida. Tenemos un hijo maravilloso. Hemos construido un negocio exitoso juntas. Compartimos nuestras finanzas. Vamos juntas a la iglesia. Servimos a nuestra comunidad juntas. Nuestra respectivas familias se han integrado como una. Pero ante los ojos de la ley, somo extrañas la una a la otra”.

Los demandantes están siendo representados por el bufete Carlton Fields Jorden Burt, las abogadas Elizabeth F. Schwartz y Mary B. Meeks, así como representantes del National Center for Lesbian Rights (NCLR).

De acuerdo a los documentos de 21 páginas, que nombran al Secretario del Condado Miami-Dade Harvey Ruvin como el defendido, la parte acusadora “alega que la exclusión categórica del matrimonio a parejas del mismo sexo le niega a parejas de mismo sexo, incluidas a las parejas de la parte acusadora y sus familias, derechos fundamentales, la dignidad e igualdad garantizada a todas las personas por la Constitución de los Estados Unidos”.

Florida nunca le ha otorgado a las parejas del mismo sexo el derecho a casarse. En el 2008, casi 62 por ciento de los votantes enmendaron la constitución del estado para prohibir el matrimonio gay y no reconocer matrimonios legales de personas del mismo sexo realizados en otros estados ni uniones domésticas.

El gobernador Rick Scott ha indicado que apoya la prohibición del matrimonio gay. La contrincante demócrata, la antigua Senadora estatal Nan Rich, siempre ha apoyado el matrimonio gay.

Y el demócrata Charlie Crist —quien siendo republicano en el 2008 apoyó la prohibición— ahora está del lado de Rich y quiere que la enmienda constitucional sea revertida.

“A nadie le gustaría que le dijeran que no puede casarse con la persona que ama. Es una cuestión de justicia soy un orgulloso partidario de ello”, dijo Crist en una declaración publicada después de que se anunciara la demanda.

Los activistas gay reconocen que sufrieron una gran derrota en el 2008 pero creen que la opinión pública está cambiando. Una encuesta de marzo del 2013, hecha por la compañía Public Policy Polling arrojó que el 75 por ciento de los votantes de la Florida están a favor de permitir que las personas gay, ya sea, se casen (38 por ciento) o tengan uniones civiles (37 por ciento).

“Lo que ha pasado en ese periodo es que ha habido un genuino despertar por parte de la mayoría de la gente de la Florida hacia la humanidad de las personas gay y lesbiana en sus familias”, dijo Shannon Mister, la directora legal del Centro Nacional para los Derechos de las Lesbianas, un grupo legal con sede en San Francisco, que está asistiendo a las partes acusadoras del sur de la Florida.

El pasado mes de junio, la Corte Suprema de Justicia desestimó parte de la Ley Federal de Defensa al Matrimonio (DOMA, por su siglas en inglés), de 1993, la cual prohibía al gobierno federal reconocer matrimonios gay. Los magistrados no decidieron sobre la Sección de DOMA , la cual permite que los estados no reconozcan los matrimonios legales llevados a cabo en otros estados. Además, jueces federales en Utah y Oklahoma han dictaminado desde diciembre que las parejas del mismo sexo pueden casarse.

 

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment