Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » “Una historia de amor muy espacial”: diversidad para los más chicos

“Una historia de amor muy espacial”: diversidad para los más chicos

Fuente: Boquitas Pintadas

María Laura Sabino escribió una novela de “aventura, amor y humor” para chicos y chicas que cuenta una historia de amor entre dos niñas.

María Laura Sabino escribió una novela de “aventura, amor y humor” para chicos y chicas que cuenta una historia de amor entre dos niñas.

“Desde entonces, Lucrecia, todas las noches, miraba las estrellas tratando de averiguar el misterio de la extraña huida de su amor. –¿Dónde estará? –pensaba Lucrecia– ¿Dónde?–. Y miraba el cielo buscando imaginarla como la primera vez que la había visto, algunos años atrás. Lucrecia había llevado su vieja Citroneta amarilla a arreglar al taller, y allí estaba Ana. Vestía unos pantalones verdes y una musculosa blanca, y con un pequeño destornillador ajustaba algunos tornillos sueltos de su bicicleta colorada. Se miraron a los ojos y sus corazones comenzaron a latir tan rápido que, a partir de ese día, salieron a pasear todos los domingos de sol. Y los de lluvia también. A veces en la Citroneta amarilla y otras en la bici colorada…” (final del capítulo 6)

María Laura Sabino escribió una novela de “aventura, amor y humor” para chicos y chicas. Cuenta varias historias de “amores espaciales” que se cruzan durante la trama: la bruja Luneta es la malvada de este relato, que intenta separar con sus hechizos a las estrellólogas (Lucrecia y Ana). Al final, el amor triunfa gracias al encuentro de todos los personajes.

Sabino, en esta entrevista con Boquitas pintadas, cuenta que se dispuso a escribir esta ficción porque considera que “la literatura infantil siempre responde a un único modelo”. Por este motivo cree que es necesario contar que hay otras historias de amor, de las cuales casi no se habla. “Apuesto a las chicas y a los chicos, a que construyan una sociedad más respetuosa de la diversidad sexual”, propone.

¿Cómo surge Una historia de amor muy espacial?

Hace tiempo que estaba con ganas de escribir un cuento infantil. Cuando escribo los personajes van acercándose de a poco y yo me dejo llevar por ellos. Primero aparecieron don Ubaldo y el Pícaro Duende; luego, Lucrecia y Ana, los perros y por último, la malvada bruja Luneta. No tenía la idea previa de escribir sobre diversidad sexual, pero Ana y Lucrecia llegaron a esta historia juntas, unidas por el amor. Y me gusto que sea así, por eso me relacioné con ellas, las conocí y escribí su historia.

¿Por qué decidiste escribirla?

Aunque no tenía la idea tan clara, sí venía pensando que la literatura infantil siempre responde a un único modelo. Y es necesario contar que hay otras historias de amor, de las cuales casi no se habla. Apuesto a las chicas y a los chicos, a que construyan una sociedad más respetuosa de la diversidad sexual.

¿De qué dirías que trata?

Es una novela de aventura, de amor y de humor. Cuenta varias historias de amores espaciales que se cruzan durante la trama. La bruja Luneta es la malvada de éste relato, que intenta separar con sus hechizos a las estrellólogas (Lucrecia y Ana) por una venganza. Al final, el amor va a triunfar –quería un final feliz– gracias al encuentro de todos los personajes que juntos y trabajando en equipo, podrán resolver el enigma.

¿Cómo surge el contacto con la ilustradora? ¿Cómo trabajaron juntas?

Conocí a Andrea Toledo por medio de las chicas de la editorial. Nos juntamos por primera vez en un café y fue un intercambio hermoso de experiencias, ideas, sueños. Unos meses después me reuní con Andrea en la editorial y me encontré por primera vez con sus dibujos. Algo había mirado por Internet, pero ver el trabajo casi terminado fue maravilloso. Estoy muy agradecida por sus ilustraciones.

¿Qué rol creés que tiene la literatura infantil en temas de diversidad sexual?

¡Importantísimo! Los libros son formadores. Las historias que se escuchan y leen en la infancia son de un valor incalculable. Sabemos que brindan la posibilidad de que los niños y las niñas se identifiquen con los personajes.

¿Qué ocurre si siempre les estamos brindamos el mismo modelo cuando no todos somos iguales?

Las mentes de los niños son libres. Las descripciones de lo que pasa en el mundo real son naturales para ellos. La idea de un libro como Una historia de amor muy espacial es justamente mantener esa frescura para que cada vez más vivamos en un mundo que respete la diversidad.

¿Qué devolución tuvieron?

A los pequeños lectores les intrigan muchas cosas de la historia, ninguna de esas intrigas tienen que ver con la sexualidad de Ana y Lucrecia, sino más bien con la aventura de los personajes y el amor a salvo de las maldades de la Bruja Luneta.

¿Algún proyecto en camino?

Ahora estoy escribiendo otro libro infantil, esta vez, una serie de cuentos. Los protagonistas son niñas, niños y adultos mayores. Hablan de la importancia y la riqueza de los vínculos entre dos generaciones. También son historias de humor y de amor. ¡Parece que sigo en esa línea!

Dónde conseguir el libro: A través de la editorial La Mariposa y La Iguana o en varias librerías de Corrientes, entre ellas: La Hernández y Antígona. Pueden encontrar el listado de las librerías en el blog de la editorial

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment