Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » “Azul y no tan rosa” gana como mejor película Iberoamericana en los Goya

“Azul y no tan rosa” gana como mejor película Iberoamericana en los Goya

Fuente: Venezuela al Día

La película de temática gay venezolana, “Azul y no tan rosa”, venció este domingo en los premios Goya como mejor película Iberoamericana.

La película de temática gay venezolana, “Azul y no tan rosa”, venció este domingo en los premios Goya como mejor película Iberoamericana.

La película venezolana Azul y no tan rosa, una historia de temática gay del cineasta Miguel Ferrari, ganó el Goya a la mejor película iberoamericana, el primero para su país, en la 28ª edición de los premios anuales del cine español, entregados este domingo en Madrid.

La cinta venezolana se impuso a la argentina Wakolda de Lucía Puenzo, la chilena Gloria de Sebastián Lelio y la mexicana La jaula de oro de Diego Quemada-Díez.

“Es el primer Goya para Venezuela”, lanzó el director de la cinta tras subir al escenario del centro de congresos Príncipe Felipe del hotel Auditorium para recibir la estatuilla con el busto de Francisco de Goya, “Paco”, como bromeó Ferrari.

“Gracias a todos los miembros de la Academia por darnos nuestro primer Goya. En Venezuela, desde que se conoció la nominación el 7 de enero, desde el primer día, se está viviendo esto como si fuera la final de un mundial de fútbol”, añadió Ferrari, rodeado de todo su equipo, al que agradeció su trabajo.

“Gracias a todos mis actores, valientes, que se atrevieron a hacer esta película y a poner voz y corazón a unas personas que no se interpretan por prejuicios”, dijo.

Ópera prima de Ferrari, autor también del guión, y una de las películas más taquilleras de la historia de Venezuela, Azul y no tan rosa narra la historia de Diego, un fotógrafo homosexual encarnado por Guillermo García que decide formalizar su relación con su novio Fabrizio yéndose a vivir con él.

Sin embargo, de repente se ve obligado a hacerse cargo de su hijo Armando, un joven adolescente que vive en España. A Diego le resulta difícil entablar una relación afectiva con su hijo, al que no ve desde hace años, y que llega a Venezuela cargado de reproches a su padre.

La situación se complica cuando un grupo de radicales homófobos da una brutal paliza a Fabrizio y lo deja en coma.

El director venezolano también dedicó el galardón a su tierra lanzando un “gracias a Venezuela, ese país que ha esperado tanto tiempo una película como esta. Gracias a ese público que llena nuestras salas para ver cine nacional”.

“¡Viva Venezuela!”, se despidió Ferrari, muy emocionado y casi al borde de las lágrimas.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment