Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Fútbol y homosexualidad: ¿dónde están nuestros referentes?

Fútbol y homosexualidad: ¿dónde están nuestros referentes?

A continuación, publicamos un extracto de la nota “También nos gusta el fútbol… pero ¿dónde están nuestros referentes? publicada originalmente en la Revista Digital EGF AND THE CITY.

La homosexualidad en el fútbol sigue siendo un tema complicado y controversial.

La homosexualidad en el fútbol sigue siendo un tema complicado y controversial.

Fuente: EFG and the City

Mientras la visibilidad homosexual es cada vez más patente en ámbitos como el cine, la música o incluso la política, hay dos terrenos especialmente vedados donde la homosexualidad sigue atrapada en los prejuicios y el silencio: el Deporte y las Finanzas. Pero, en concreto, donde aún existe un auténtico tabú sobre la homosexualidad es en el Fútbol.

¿No hay aficionados homosexuales? ¿No hay futbolistas homosexuales? Si consideramos el recurrido porcentaje de que entre el 7 y el 10 % de la población es homosexual, la cuentas nos dicen que en cada equipo de fútbol debe haber al menos dos jugadores homosexuales.

Están encerrados en armarios de siete llaves y todos comprendemos la presión mediática a la que se ven sometidos. Algunos países como Alemania, Federaciones de Fútbol como la holandesa o empresas como Nike, están dando algunos intentos de liberar de las mordazas a estos jugadores, conscientes de la importancia que supondría su visibilidad para alcanzar una sociedad tolerante con la diversidad sexual, saludables referentes para los adolescentes homosexuales o una presión a países de gran calado futbolístico donde todavía se persigue criminalmente la homosexualidad.

La repercusión mediática del fútbol de élite es inmensa, con una prensa que a diario analiza individualmente cualquier gesto, palabra o actividad que realizan estos jugadores. Si a todo esto le añadimos el tradicional machismo que empapa todo que tenga que ver con el deporte del balompié, no nos debe extrañar que los jugadores de fútbol gays no tengan un ápice de libertad para mostrarse públicamente tal como son. Sienten un lógico terror a presentarse en un estadio de fútbol ante decenas de miles de aficionados siendo objeto de insultos y amenazas (además de huída de patrocinios…).

Es curioso el caso de las mujeres futbolistas, que sin presunción de “inocencia” son catalogadas directamete como lesbianas. El machismo es tal en este caso que las mujeres lesbianas futbolistas son más valientes a la hora de vivir públicamente su sexualidad, digamos que ya tenían la batalla perdida desde que se federaron por primera vez en su pueblo natal.

Hace unas semanas, la estrella del fútbol alemán, Thomas Hitzlsperger, declaró públicamente su homosexualidad. “Quiero impulsar la discusión sobre la homosexualidad en el deporte profesional”, declaró al semanario alemán Die Zeit. Es cierto, ya no está en activo; hace sólo cuatro meses se retiró. Pero ¿algo está cambiando? ¿Le seguirán otros y otras?

 

El impulso de la federación alemana y holandesa

Hace unos meses, Theo Zwanziger, presidente de la DFB (Federación Alemana de Fútbol) manifestaba que tanto él como la organización que preside estaban preparados para dar apoyo a aquellos futbolistas que se atrevieran a expresar abiertamente su orientación sexual.

En la misma linea que los futbolistas alemanes Neuer o Gómez, Zwanziger opinaba que era una lástima que los futbolistas homosexuales no pudieran rendir al 100% de su capacidad por “perder energías” en su esfuerzo por mantener oculta su verdadera personalidad.

En verano pudimos ver en el Gay Pride de Amsterdam cómo a través de sus canales navegaban varios futbolistas profesionales de la liga holandesa en apoyo de los derechos de los homosexuales. La Federación Holandesa de Fútbol dispuso por primera vez de un barco para participar en el desfile. El seleccionador Louis van Gaal, así como los ex internacionales Ronald de Boer y Patrick Kluivert, también participaron en la celebración.

 

Nike puede dar un gran paso

Nike ha sido tradicionalmente una empresa gay friendly y se está planteando seriamente lanzar una decidida campaña publicitaria por la igualdad de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales en el deporte. Lo que sin duda provocaría una apertura a la tolerancia en el deporte rey.

 

Obstáculos

Algunas ligas europeas, tras las campañas de lucha contra la discriminacion racial, han iniciado campañas de lucha contra la homofobia. Es el caso de la Liga inglesa. Pero la experiencia no ha sido apoyada como se esperaba. La casa de apuestas Paddy Power y la asociación en favor de los derechos de los homosexuales Stonewall habían propuesto que todos los equipos de la liga inglesa llevaran en sus botas unos cordones con la bandera del arco iris para apoyar la causa. Pero no todos los equipos estuvieron de acuerdo por considerar que se trataba de una acción comercial y querían evitar posibles enfados con sus respectivos patrocinadores. Ha sido un fracaso.

Otra polémica abierta es la celebración del Mundial de Fútbol Qatar 2022. La FIFA ha concedido la celebración del importantísimo evento deportivo a este país árabe que planea introducir nuevas normas para detectar y prohibir el acceso de homosexuales a su territorio. Las protestas no se han hecho esperar pero la FIFA se tapa los ojos para no poner en riesgo sus intereses económicos

Este es el contexto en el que viven los futbolistas LGBT. ¿Podemos exigir que se solidaricen “saliendo del armario”? ¿O estaríamos empezando una casa por el tejado? Posiblemente debería primero la FIFA preparar el terreno y asentar unos cimientos.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment