Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » Empleado de McDonald’s en San Juan renuncia por discriminación

Empleado de McDonald’s en San Juan renuncia por discriminación

Fuente: Tiempo de San Juan

Juan Manuel Ávila terminó presentando la renuncia tras sufrir maltrato y discriminación debido a su orientación sexual por parte de un gerente de McDonald's y pasar por situaciones de estrés, nerviosismo y angustia.

Juan Manuel Ávila presentó su renuncia tras sufrir maltrato y discriminación debido a su orientación sexual por parte de un gerente de McDonald’s.

El periódico Tiempo de San Juan de dicha provincia argentina publicó una nota en su edición del pasado 12 de abril sobre la denuncia contra el gerente general de la sucursal sanjuanina de McDonald’s. Juan Manuel Ávila, el empleado, apuntó contra su jefe por una cantidad de oportunidades en las que se había sentido apuntado, discriminado y hasta burlado por parte de aquel sujeto por su orientación sexual.

Ávila, apoyado por su familia, presentó la renuncia a la empresa especificando el motivo por el que quería irse. Además, se presentó ante el INADI y llevó a cabo una denuncia en ésta entidad, que ya receptó el testimonio y prometió una audiencia de mediación.

Por parte de la empresa, el joven ex entrenador en Mc Donalds recibió una respuesta al telegrama de renuncia presentado el 8 de abril. La sede local depende de la sucursal mendocina, desde donde llegó la respuesta a Juan Manuel. “Me respondieron que recibieron mi telegrama y que van a investigar sobre los motivos que yo puse como razón de la renuncia”, explicó el joven.

Sobre las repercusiones de la nota de Tiempo de San Juan, el joven mencionó que estaba sorprendido de lo que había ocurrido tras la publicación. Dijo que ha recibido apoyo de muchísima gente y que además le habían dicho algunos de sus ex compañeros que en el interior del negocio de comidas rápidas que está prohibido hablar de él o hacer algún comentario alusivo a la nota.

“Yo entré a trabajar al local desde que abrió, el 1 de junio del 2010. Me encantaba el trabajo, lo disfrutaba, aprendí rápido y en menos de un año fui ‘entrenador’”, relató el joven en la nota publicada dos semanas atrás por el periódico sanjuanino. Según contó Juan Manuel, los primeros meses fueron buenos porque estaba bajo las órdenes de un gerente mendocino, pero una vez que éste jefe dejó el puesto, todo cambió.

Juan Manuel desde entonces sintió que su orientación sexual no era del agrado de su nuevo jefe, quien todo el tiempo lo hostigó con diferentes asuntos en la cotidianeidad del trabajo.

Su madre contó que en varias oportunidades su hijo regresó llorando a su casa tras algún episodio sufrido en el trabajo. “Un día Juan se tropezó, cayó al suelo y el tipo (por el gerente) le dijo que ahora lo iban a tener que ‘recoger’ todos”, contó conmovida Graciela.

El joven asegura además que sus compañeros han escuchado de la propia boca del gerente que “Juan Manuel no va a pasar de ‘entrenador’ nunca”, haciendo referencia a que no ascendería de puesto, siendo que el joven es un empleado de los más antiguos, que ha sido y que se destaca por ser responsable y puntilloso con su trabajo.

Por otro lado, el muchacho asegura que tanto él como otros empleados sienten una permanente observación en cuanto a la vida personal por parte del gerente. “Nos mira el Facebook, se fija qué hacemos o pregunta a todos sobre la elección sexual de los otros”, declaró.

“He tenido gastritis, malestar, he pasado estados de nervios que me hicieron bajar de peso y cada día se me hacía más difícil ir a trabajar. Ahora no quiero volver, quiero estar lejos de ahí”, aseguró. El joven dijo además que “si seguía así iba a llegar el día que me iban a encontrar colgado del ventilador”, haciendo referencia al punto depresivo en el que se sintió.

Juan Manuel no resistió más la tortura en la que se le transformó el ir a trabajar y, con el apoyo de sus padres, envió el telegrama de despido el martes 8 de abril último, en el que dice puntualmente que “renuncia por la permanente discriminación por parte de P. G. T. R.”.

Juan Manuel y su familia dicen que no buscaran dinero, sino que pretenden que se haga justicia en la empresa. “Si mi hijo se fue de un trabajo que le gustaba, él también va a tener que irse”, dijo tajante su papá.

La investigación recién comienza y Juan Manuel junto a su familia seguirán a fondo con el caso, convencidos de que el joven no merecía vivir las situaciones que relató.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment