Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » La rebelión del género

La rebelión del género

Por Jonathan Feldman* (SentidoG)

Chongas, de Roberto Méndez Valladares en POPA Galería hasta el 12 de abril.

Chongas, de Roberto Méndez Valladares en POPA Galería hasta el 12 de abril.

La serie fotográfica que conforma la obra Chongas, de Roberto Méndez Valladares, pone el acento sobre la tensión entre lo femenino y lo masculino, representada en retratos de dieciséis mujeres que posan para la cámara en maneras y con elementos que regularmente se relacionan con el universo de los hombres: cierta gesticulación agresiva, los calzoncillos en lugar de la típica bombacha (que hasta pareciera, por momentos, poseer un relleno en reemplazo metonímico del falo ausente) o la especial atención de las sombras sobre la musculatura.

En efecto, la técnica utilizada, fotografía digital intervenida, permite la incorporación de recursos no analógicos que producen efectos de androginia en los sujetos expuestos: la coloración de las tonalidades en la piel y del contorno de los cuerpos parecen agregarle dureza a la aparente fragilidad de la mujer, convirtiendo esos retratos en una metáfora de los lugares ocupados por lo femenino, y los prejuicios existentes respecto de las identidades de género.

Si se acepta la definición de la palabra “chonga” presente en la pared de la sala en la cual se expusieron las obras (en la galería POPA de Buenos Aires), se puede entender la afinidad del artista por la yuxtaposición de características que remitan a lo que se podría llamar lo femenino masculinizado, es decir, aquellas actitudes y acciones estereotipadas dentro del mundo de los hombres que toman ciertas mujeres.

Se trata no solamente de la apariencia física de las retratadas sino de la creación de todo un universo que las circunda (la pose desafiante, la clara separación de la figura del fondo creando profundidad de imagen, etc.), que dificulta una definición genérica y libera al espectador de la omnipresente necesidad de categorización de lo que se le presenta.

En definitiva, esta serie puede ser entendida como una sublevación a la estricta repetición de los parámetros genéricos y, consecuentemente, una amplitud de posibilidades. Si en la obra de Méndez Valladares la mujer puede actuar como hombre, y el hombre puede actuar como mujer, mujer y hombre son piezas que se actualizan constantemente y que no conducen, en la contemporaneidad, a definiciones certeras.

La muestra fotográfica Chongas de Roberto Méndez Valladares puede verse en POPA Galería, Lamadrid 882, La Boca hasta el 12 de abril.

 *Licenciado en Crítica de Artes y director general de CYTA -cursos y talleres de arte-.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment