Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Cine: Muerte en Buenos Aires

Cine: Muerte en Buenos Aires

Por Esteban Rico (SentidoG)

Muerte en Buenos Aires, protagonizada por el Chino Darín y Demian Bichir se estrena el jueves 15 de mayo en Argentina.

Muerte en Buenos Aires, protagonizada por el Chino Darín y Demian Bichir se estrena el jueves 15 de mayo en Argentina.

Un violento crimen sacude a la alta sociedad porteña durante la década del 80. El coleccionista de arte Jaime Figueroa Alcorta (alias “Copito”) es encontrado muerto en su departamento, tras lo cual se inicia una investigación para encontrar al culpable. El joven agente Gómez (interpretado por el Chino Darín) se encuentra en la escena del siniestro cuando llega el inspector Chávez (Demian Bichir) y el resto de su equipo para examinar el cadáver.

Con esta premisa arranca Muerte en Buenos Aires, primer largometraje de la directora Natalia Meta, quien con un nivel de producción inusual para un filme argentino, cuenta una historia de género policial con un alto contenido de temática homosexual. La víctima en cuestión se sabía habitué de antros gays de la noche porteña y consumidor de jóvenes muchachos. La investigación lleva a los protagonistas a Manila, un bar que frecuentaba Copito donde conocen a Kevin González (un magnífico Carlos Casella), cantante y performer queer que habría tenido una relación sentimental con el fallecido.

El contrapunto entre los personajes de Darín y Bichir es el centro de la historia. Ambos se lanzan a la búsqueda del asesino, en un clásico dúo conformado por el joven aprendiz y el experto veterano con pocas pulgas. El uso de Gómez como carnada para probar la culpabilidad de Kevin, genera una ambigua interacción entre los dos policías que va in crescendo durante el transcurso de la película. La química entre ambos actores es innegable y el contraste entre ambos hace que sea aún más intensa.  Darín hace un muy buen trabajo gracias a su carisma e indudable atractivo físico, lo cual compensa su poca experiencia en la actuación. Bichir, actor mexicano nominado al Oscar en 2012 por su papel en A Better Life, es una excelente elección para el papel de este taciturno y confundido detective, aunque su exagerado acento porteño no resulta del todo convincente.

10270791_801032499908806_8181334613373924702_n

Muerte en Buenos Aires, más allá de su impecable factura técnica, es una historia bien armada y narrada con solvencia. El uso de actores icónicos de la década del 80 (Luisa Kuliok, Hugo Arana, Emilio Disi y Gino Renni) junto a una maravillosa banda de sonido coordinada por Daniel Melero e interpretada por Casella, le agregan valor al producto. El elemento gay de la película es fuerte y omnipresente, por lo tanto se aplaude la decisión de realizar un filme con tanta producción y con intenciones de tanque taquillero que cuente una historia de estas características.

Sin embargo, lo que se le puede criticar desde el costado más activista, es el hecho de que, para seguir con la impronta ochentosa, los personajes gays tengan un destino trágico. Se trata de algo que ha sido un cliché durante gran parte de la historia del séptimo arte y que no ha contribuído a normalizar la visibilización de la comunidad homosexual en la sociedad.

A pesar de esto, Muerte en Buenos Aires no se queda corta en su representación de escenas cargadas de homoerotismo. Darín y Casella protagonizan un encuentro S&M de alto voltaje y también puede verse el que es, sin dudas, uno de los mejores besos entre dos hombres en la historia del cine. Un párrafo aparte merece la impecable y mega-ochentera versión de la canción Splendido Splendente de la cantante italiana Donatella Rettore.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment