Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Política y activismo » CHA pide intervención de Defensoría del Público ante programa de Baby Etchecopar

CHA pide intervención de Defensoría del Público ante programa de Baby Etchecopar

La Comunidad Homosexual Argentina (CHA) presentó una denuncia ante la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual y pidió la intervención del organismo por el programa de Radio 10 “El ángel del mediodía” del pasado viernes 13 de junio, en el que su conductor, Baby Etchecopar, habló de “El puto viejo de barrio” y pidió a su audiencia que llamara a la radio para dar sus “testimonios”.

“El puto viejo de barrio”, la consigna que Baby Etchecopar lanzó al aire, convocando a la participación de sus oyentes.

“El puto viejo de barrio”, la consigna que Baby Etchecopar lanzó al aire, convocando a la participación de sus oyentes.

 

Fuente: CHA

(Buenos Aires) Este lunes, la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) solicitó a la Defensora del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, Lic. Cynthia Ottaviano, la intervención del organismo que preside, frente a la emisión del pasado viernes 13 de junio del programa “El ángel del mediodía”, que conduce por Radio 10, en el que habló de “el puto viejo de barrio” y pidió a su audiencia que llamara a la radio para dar sus “testimonios”. Sostiene la presentación de la CHA:

Esta acción viola la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual N° 26.522, que en su artículo 3 dice que “Se establecen para los servicios de comunicación audiovisual y los contenidos de sus emisiones, los siguientes objetivos: m) Promover la protección y salvaguarda de la igualdad entre hombres y mujeres, y el tratamiento plural, igualitario y no estereotipado, evitando toda discriminación por género u orientación sexual.” Y en su artículo 70 expresa que “La programación de los servicios previstos en esta ley deberá evitar contenidos que promuevan o inciten tratos discriminatorios basados en la raza, el color, el sexo, la orientación sexual, el idioma, la religión, las opiniones políticas o de cualquier otra índole, el origen nacional o social, la posición económica, el nacimiento, el aspecto físico, la presencia de discapacidades o que menoscaben la dignidad humana o induzcan a comportamientos perjudiciales para el ambiente o para la salud de las personas y la integridad de los niños, niñas o adolescentes.”

El Presidente de la CHA, César Cigliutti, señaló: “Esta acción, a través de un medio de comunicación, realizada por Pedro “Baby” Etchecopar viola ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (Ley N° 26.522) que en sus artículos 3 y 70 establecen claramente que no pueden promover ni incitar tratos discriminatorios basados en la orientación sexual de las personas”.

Por su parte, Pedro Paradiso Sottile, Secretario y Coordinador del Área Jurídica de la CHA, destacó: “Ahora tenemos una ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y tenemos también una Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual para defendernos de la discriminación por nuestra orientación sexual e identidad de género, para seguir construyendo una democracia con igualdad, inclusión y sin discriminación por orientación sexual, identidad de género y sus expresiones. Los medios de comunicación, los/as periodistas y conductores también tienen esta responsabilidad”.

 

El puto viejo no tiene ángel

Días atrás, el conductor Baby Etchecopar habló en su programa “El ángel del mediodía”, que se emite diariamente por Radio 10, sobre lo que él denominó “el puto viejo de barrio”, y convocó a sus oyentes para que llamen y participen. A raíz de esto, la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) recibió varios llamados de repudio, denunciando “no solo el nombre del tema, ‘el puto viejo de barrio’, sino la significación totalmente negativa y discriminatoria con la que se refirió él [Etchecopar] y los testimonios sobre nosotros/as”.

Fue así que, el mismo día de la emisión del programa, viernes 13 de junio, la organización LGBT emitió un comunicado sobre la consigna y el tratamiento brindado: “Por supuesto que desde la CHA reivindicamos que cada persona se pueda expresar de la manera que quiera, a cualquier edad, y que no hay límite para la mariconería, le guste o no a Baby Etchecopar o a cualquier periodista que pretenda restringirnos en nuestros ‘modales’ y quiera uniformarnos con ropa que ellos entienden que deban ser las ‘adecuadas’”, afirmó César Cigliutti, Presidente de la CHA, en el comunicado.

En el mismo texto, la organización explicó: “La diversidad se expresa en diversidad. Lo discriminatorio es darle un sentido y una connotación negativa relacionándolos (tanto a los modales como a la ropa), por ejemplo, a la cobardía, a la traición, al abuso sexual, entre otras cosas. No hay que ser un semiólogo para ver el sentimiento y la actitud machista de varios conductores y periodistas que ya son de comentario permanente en varios programas de televisión”.

Finalmente, la CHA señaló un hecho que merece especial atención: “También queremos informar que los ‘putos viejos de barrio’ son las personas de nuestra comunidad que vivieron la mayor parte de su homosexualidad durante el período más violento y peligroso para nuestra comunidad como fue la última dictadura militar”.

 

Ángeles vs. machos

En el mismo comunicado, la CHA también se refirió a su posición con respecto al sketch “la máquina de detectar putos”, protagonizado por el comediante Fernando Coco Sily, en su personaje “el macho argentino”, en marzo de este año, en el programa televisivo “Animales Sueltos”.

Al respecto, la CHA señaló: “Como tenemos una larga experiencia, nos adelantamos a la relación que pudieran hacer algunos/as con el tema de Coco Sily, y volvemos a informar que al actor Coco Sily lo conocemos desde hace más de 5 años, porque había llamado a la CHA para ir a la Marcha del Orgullo y participó de varios actos y campañas de nuestra comunidad; sabemos y nos consta que no tiene una actitud homofóbica, lo del sketch mereció una explicación más extensa”.

Además, la organización informó que en aquel momento “declaramos que preferíamos una máquina que detectara a los ‘machos golpeadores’, entre otras cosas, y que Coco Sily dijo que había sido ‘un malentendido’ y retiró al otro día el sketch”.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment