Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » Denuncian a local bailable de Mendoza por prohibir el ingreso a mujer trans

Denuncian a local bailable de Mendoza por prohibir el ingreso a mujer trans

Fuente: MDZ Online

La joven tenía entradas y precintos para la zona VIP, pero le informaron que al no ser un "boliche alternativo" tenía prohibido el ingreso. El local se enfrenta a una denuncia por discriminación.

La joven tenía entradas y precintos para la zona VIP, pero le informaron que al no ser un “boliche alternativo” tenía prohibido el ingreso. El local se enfrenta a una denuncia por discriminación.

El boliche Al Sur en la provincia argentina de Mendoza, recibió una denuncia por discriminación luego de que se negaran a dejar entrar a una mujer transexual el sábado a la noche. La chica decidió no enojarse, según ella misma cuenta y llevar el caso a la justicia.

De todas maneras hizo público su reclamo a través de las redes sociales en donde contó su caso.

“Anoche fui a bailar al boliche Al Sur con dos amigos Pablo Gutierrez y Darío Rodríguez, ya que era el cumpleaños de una amiga de ellos. Teníamos precintos y documentos, cuando vamos a ingresar procedemos a mostrarle los precintos al de seguridad y nos dice: ‘sucede un tema, este no es un boliche alternativo‘”, relató Andrea Reina, la joven en cuestión.

“Entonces sin enojarme, llamo a mi esposo que es abogado y nos había llevado, para comentarle que en el boliche Al Sur nos estaban discriminando”.

“Cuando llegó mi esposo, habló con la gente de la puerta y le repitieron lo mismo que me habían dicho a mí, entonces él llamó un móvil de la policía para efectuar la denuncia. Llegó el móvil, realizamos la denuncia, quedó asentado y por supuesto, vamos a realizar la denuncia en la comisaría correspondiente”.

“Estos actos de discriminación no deben quedar impunes, la ley no se los permite. Pero para eso debemos hacer uso de nuestros derechos. No a la discriminación, hagamos uso de nuestros derechos y hagamos que la ley se aplique”, reflexiona finalmente la joven.

En comunicación con MDZ, contó que era la primera vez que asistía al boliche, y que más allá de su orientación sexual, no había ningún código de etiqueta que no cumpliera. Andrea contó que había conseguido pases especiales para entrar y llevaba su documento en el que figura con el nombre femenino.

“No tienen normas de vestimenta, pero aunque tuvieran, puedo pecar por exceso de producción pero nunca por falta. Yo no doy argumentos porque sé como es la sociedad, me tapo desde el cuello hasta los pies”, indicó la mujer.

Y agregó que parecía que los encargados de la seguridad del recinto parecían tener órdenes de “no dejar entrar gente gay al boliche”, porque no sólo a ella se le impidió la entrada sino también a sus dos amigos.

Andrea agregó que siempre “abre el paraguas antes de dar un paso”, en relación a que nunca olvida buscar invitaciones cuando asiste a algún boliche, ni llevar su documento, porque sabe que la discriminación puede estar en todas partes.

“No puede quedar así, especialmente porque hay gente chica a la que le puede afectar más. A mi ya no, tengo 36 años y ya se como es esto”, aclaró.

 

Procedimiento local

El abogado Miguel Reina, es el esposo de Andrea y el encargado de llevar el reclamo a la justicia.

Como parte del estudio de Carolina Jacky, especializados en temas relativos a la discriminación, violencia de género y otros, Miguel comentó que si bien le indignan estas situaciones en los cientos de clientas a las que atienden, más le molestó que se tratara de su esposa.

El abogado comentó que le pidió a la policía que se identificara y que llamó al 911 para que constataran la situación, en la que los mismos efectivos -que estaban cumpliendo con un servicio especial- efectuaban la discriminación.

“Vos no tenés idea del error que cometés porque no sos empleado del lugar; sos un funcionario público, tenes que cumplir con la ley y no con lo que te ordena el patrón circunstancial”, dijo Reina que le contestó al policía, que le indicó que su señora no podía entrar porque no se trataba de un “boliche alternativo”.

Cuando llegó la policía, los oficiales que antes le habían impedido el ingreso a Andrea y sus dos amigos aseguraron que todo se había tratado de una equivocación y que podían ingresar si querían.

Pero, según comentó el abogado, no se trata sólo de perseguir a los transgénero, sino que en la puerta se les impedía el ingreso a jóvenes por tener un color de piel oscuro o estar excedidos de peso.

Por eso, hoy se dirigirán a la oficina fiscal correspondiente, para hacer una exposición. De forma paralela van a hacer una denuncia en el INADI, que aunque Reina aclaró que sólo tiene carácter administrativo, “es importante y hay que hacerla”.

Luego continuarán con el proceso judicial con una “demanda por daños y perjuicios, sin perseguir ningún interés económico ni nada de eso, que la sanción sea ejemplificadora, porque son famosos por discriminar”, cerró el abogado.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment