Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Las lesbianas aún no son tan visibles como los gays

Las lesbianas aún no son tan visibles como los gays

Por Julián Juan Lacasa (Blasting News)

visibles como los gays 06-08-2014 - Julián Juan Lacasa Seguir Las lesbianas poco a poco son aceptadas en la sociedad occidental, aunque aún están lejos de ello.

Las lesbianas poco a poco son aceptadas en la sociedad occidental, aunque aún están lejos de ello.

Con la evolución de la sociedad, los homosexuales son cada vez mejor vistos. Y tenemos por ejemplo al ex alcalde de Paris, Bertrand Delanoë, el cual sufrió un atentado por su condición sexual y con quien se solidarizó toda la clase política francesa, desde la derecha a la izquierda. Y cuando abandonó el cargo este año para dejar su puesto a Anne Hidalgo, se le sigue teniendo respeto como persona.

Pero hay una parte de la homosexualidad que no aparece tanto: las lesbianas. Si en el cine hay muchas películas con un homosexual como personaje, secundario o protagonista, las lesbianas no aparecen tanto. Y quiero reivindicarlas. Lo digo como hombre y hétero, eso sí, pero quiero solidarizarme con ellas. Han tenido que sufrir una discriminación peor que los homosexuales, y ahí el machismo también ha hecho estragos, ya que curiosamente, por la doble moral, los gays tienen simpatías desde gente incluso conservadora quizás porque son hombres, siguen siendo del sexo masculino, sobre todo si van contra las mujeres. La misoginia también actúa.

Las lesbianas han tenido, y siguen teniendo, un papel marginal. En el cine o en la televisión empiezan a tener sus huecos: hace dos décadas, en el cine, una película independiente americana, “Go fish”, abrió el camino, al presentar a varias lesbianas auténticas como protagonistas.

En televisión, lo lésbico protagoniza alguna serie americana como “The L Word”, ya como culebrón con personajes y sus vivencias, al contrario que una de temática sobre todo gay, aunque también con una pareja de lesbianas, pero sólo una, “Queer as folk”, que esta sí consiguió una cierta notoriedad, aparte su aspecto de culebrón americano del montón, aderezado de vez en cuando con algún pequeño desnudo o beso.

Los gays han conseguido tener mundialmente su anual fiesta del Orgullo. La verdadera reivindicación de un gay o una lesbiana es vivir su orientación sexual sin complejos, sin hacer daño a nadie y sin tener que esconderse como si fueran asesinos. Pero aun hacen falta estas celebraciones para que la gente no se olvide.

Las lesbianas poco a poco consiguen, y discretamente, sin ese afán de notoriedad de sus colegas masculinos de la homosexualidad, hacerse respetar. También por el respeto y mayor papel que la mujer tiene en nuestra sociedad, lo que hace que a la lesbiana ya no se la mire mal porque no quiera tener hijos de manera “tradicional”, por ejemplo.

La primera política lesbiana que ha conseguido un cargo importante fue la islandesa Jóhanna Siguröardóttir, que llegó a Primera Ministra de su país, con una legislación abierta a la tolerancia en estos temas. Mientras en otros lugares del mundo crece la intolerancia, en unos se va evolucionando. Y más en países pacíficos como Islandia.

Ese morbo sí ha conseguido evitarlo la actriz Jodie Foster, vetando toda pregunta sobre su vida privada en las entrevistas, cuando en Hollywood todo el mundo conocía su lesbianismo, y que haya tenido sus hijos por fecundación in vitro. Se ha convertido en una actriz y madre lesbiana respetadísma. Muchas como ella hacen falta.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment