Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Brasil » La agenda LGBT enciende la disputa presidencial en Brasil

La agenda LGBT enciende la disputa presidencial en Brasil

Fuente: La Jornada

La candidata a la presidencia de Brasil Marina Silva, una ecologista y evangélica de la conservadora Asamblea de Dios, dio marcha atrás en su apoyo al matrimonio entre homosexuales un día después de expresarlo en su plan de gobierno.

La candidata a la presidencia de Brasil Marina Silva, una ecologista y evangélica de la conservadora Asamblea de Dios, dio marcha atrás en su apoyo al matrimonio entre homosexuales un día después de expresarlo en su plan de gobierno.

Los derechos de los homosexuales y la legalización del aborto encendieron este fin de semana la disputa electoral en Brasil, donde la actual presidenta, Dilma Rousseff, ve amenazada su posibilidad de reelección por la líder ambientalista Marina Silva, quien vencería en las elecciones de octubre según las últimas encuestas.

Por la mañana del sábado, el Partido Socialista Brasileño (PSB) de Silva corrigió el párrafo vinculado a los derechos de la población LGBT que había sido divulgado en la noche del viernes, durante la presentación pública del programa de gobierno del partido.

En el texto original, la candidata se comprometía a defender los proyectos de ley que tramitan en el Congreso destinados a transformar en ley el derecho de los LGBT a contraer matrimonio.

Tras la corrección, el compromiso pasó a ser “garantizar los derechos oriundos de la unión civil entre personas del mismo sexo”.

El cambio más sustancial tiene que ver con la eliminación de la palabra “casamiento”, algo que la líder ecologista no aprueba en virtud de sus preceptos religiosos, puesto que es evangélica, aunque ha defendido el derecho de esos grupos a luchar por esas banderas.

En el comunicado de errata, el PSB expresó que el texto presentado el viernes fue un “contratiempo indeseable” con “algunos equívocos” en su redacción.

No obstante, aseguró, “permanece intocable el compromiso irrestricto con la defensa de los derechos civiles de los grupos LGBT y con la promoción de acciones que eduquen a la población para la convivencia respetuosa con la diferencia y la capacidad de reconocer los derechos civiles de todos”.

Por su parte, Rousseff aprovechó la rectificación del programa de gobierno de su principal adversaria para atacar su perfil de “evangélica fervorosa”.

La candidata a la Presidencia de la República por el PSB (Partido Socialista Brasileño) es un gran signo de interrogación en la política“, escribió la candidata del Partido de los Trabajadores (PT) a través de su cuenta en Facebook.

“Ayer Marina Silva divulgó su programa de gobierno. No demoró mucho para que las controversias de las propuestas de la candidata salieran a la luz. Tanto que hoy volvió atrás y sustituyó el trecho sobre los derechos LGBT que integraba el documento“, agregó.

La ambientalista, en tanto, rechazó que la corrección de su programa de gobierno haya sido una vuelta atrás.

“No fue una revisión. En la parte LGBT, el texto que fue para la redacción fue el presentado por los movimientos sociales. Todos los movimientos sociales presentaron propuestas y se contemplaron esas propuestas tanto como fue posible”, indicó.

La ex senadora también se refirió al tono “conservador” que según sus adversarios podría adquirir un gobierno suyo a instancias de su religión.

“Independientemente de cualquier cosa, nuestro compromiso es con el Estado laico y con el respeto a las libertades individuales y religiosas. Estado laico para defender los intereses de quien cree y de quien no cree, independientemente de su color, orientación sexual o religión”, subrayó.

Silva figura como favorita para vencer la elección, cuya primera vuelta se realizará el próximo 5 de octubre. Una encuesta del instituto Datafolha, divulgada el viernes, indica que la ambientalista vencería a Rousseff en la segunda ronda electoral con 50 por ciento de los votos, contra 40 de la presidenta.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment