Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Puerto Rico » En Puerto Rico niegan matrimonio a cinco parejas del mismo sexo

En Puerto Rico niegan matrimonio a cinco parejas del mismo sexo

Fuente: ILGALAC

Los demandantes pidieron que se declare inconstitucional un artículo que establece: “Cualquier matrimonio entre personas del mismo sexo o transexuales contraídos en otras jurisdicciones no será válido o no se le dará reconocimiento jurídico en Puerto Rico".

Los demandantes pidieron que se declare inconstitucional un artículo que establece: “Cualquier matrimonio entre personas del mismo sexo o transexuales contraídos en otras jurisdicciones no será válido o no se le dará reconocimiento jurídico en Puerto Rico”.

 

Un juez de la Corte Federal desestimó una demanda para reconocer matrimonios de parejas del mismo sexo contraídos en Estados Unidos, bajo el argumento de que “el Estado Libre Asociado de Puerto Rico no debe ser obligado a reconocer este tipo de uniones”. El abogado de las parejas apelará la decisión. Hubo reacciones en la ciudad de Nueva York.

En marzo de este año, cinco parejas del mismo sexo presentaron en Puerto Rico una demanda para que en la isla se reconozcan los matrimonios civiles entre personas del mismo sexo contraídos en otras jurisdicciones de Estados Unidos. Una de las parejas está conformada por Ada M. Conde Vidal (presidenta de la Fundación de Derechos Humanos – FDH) y su esposa, Ivonne Álvarez Vélez, quienes se casaron legalmente en el 2 de agosto de 2004 en Massachusetts.

Los demandantes pidieron a la corte que declare inconstitucional el Artículo 68 del Código Civil del Estado Libre Asociado, que indica: “El matrimonio es una institución civil, originada por un contrato civil en el que un hombre y una mujer llegan a un acuerdo para convertirse en esposo y esposa… Cualquier matrimonio entre personas del mismo sexo o transexuales contraídos en otras jurisdicciones no será válido o no se le dará reconocimiento jurídico en Puerto Rico”.

Por entender que no es inconstitucional y que la decisión de la definición de un matrimonio no debe recaer en la judicatura, sino en la Legislatura, el juez federal Juan M. Pérez Giménez desestimó la demanda. En su decisión de 21 páginas, el juez federal recuerda que el Código Civil define el matrimonio como “un contrato civil entre un hombre y una mujer” y rechaza reconocer cualquier matrimonio entre dos personas del mismo sexo o transexuales que haya sido contraído en otras jurisdicciones.

Las parejas demandantes opinaron que se les violan sus derechos y se les trata distinto al no poder disfrutar de los derechos garantizados por la decimocuarta enmienda de la Constitución de Estados Unidos, y que “el Estado Libre Asociado impone restricciones que previenen que individuos homosexuales y lesbianas no solo no puedan casarse, sino que deniega cualquier reconocimiento de un matrimonio legal y válido de otra jurisdicción de los Estados Unidos de América”.

El abogado del grupo defensor de los derechos gay Lambda Legal, Omar González-Pagán, dijo que “la decisión fue una sorpresa total” y que presentará una apelación en los próximos días. La organización representa a cinco parejas, tres de la cuáles se casaron en otros lugares y dos que esperan poder contraer nupcias en Puerto Rico.

Más de 30 estados de EEUU han reconocido las uniones entre parejas del mismo sexo, muchas después de la decisión del Corte Suprema el pasado 6 de octubre que rechazó escuchar las apelaciones de los estados que buscan defender la prohibición de los matrimonios gay. “Puerto Rico es la única jurisdicción bajo el Primer Circuito de Cortes de Apelación que prohíbe los matrimonios del mismo sexo”, concluyó González-Pagán.

 

Reacciones de políticos portorriqueños residentes en Nueva York

La controversia generada en Puerto Rico luego que un juez de la Corte Federal se negara a darle luz verde al matrimonio entre personas de mismo sexo está repercutiendo en la ciudad de Nueva York, donde algunos políticos locales reaccionaron criticando la decisión judicial.

La presidenta del Concejo Municipal de la ciudad de Nueva York, Melissa Mark-Viverito, dijo a través de un comunicado que como puertorriqueña sabía que la gente de la isla era compasiva, inclusiva y respetuosa de la diferencia y lamentó la decisión del juez. “El camino hacia la igualdad nunca es fácil, pero como hemos visto en Nueva York y en varios estados a través de la nación es una batalla que debemos continuar porque al final la vamos a ganar”.

El presidente del condado de El Bronx, Rubén Díaz Jr., también de origen puertorriqueño, criticó la decisión calificándola de “increíblemente desafortunada” y agregó que las personas que se aman, sin importar su orientación sexual, no deberían ser privadas de los beneficios del matrimonio. “La comunidad LGBT en Puerto Rico se merece igualdad de derechos, incluido el derecho al matrimonio”.

 

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment