Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Volvieron las Viudas: música, alegría y libertad

Volvieron las Viudas: música, alegría y libertad

Por Esteban Rico (SentidoG)

Entrevista exclusiva con Viuda & Hijas de Roque Enroll acerca del regreso de la banda, su nuevo CD y su show en el Gran Rex el 26 de noviembre.

Entrevista exclusiva con Viuda & Hijas de Roque Enroll acerca del regreso de la banda, su nuevo CD y su show en el Gran Rex el 26 de noviembre.

 

Volvieron las Viudas. Para toda una generación, la que creció durante la década del 80, este grupo de chicas fue parte de la banda de sonido esencial de una época donde la Argentina se estaba recuperando de unos años muy oscuros. Con sólo tres discos editados y cinco años de actividad, la banda se convirtió en un estandarte del rock nacional que terminaría trascendiendo décadas y generaciones.

Mavi Díaz, Maria Gabriela Epumer, Claudia Ruffinatti y Claudia Sinesi conformaban este cuarteto que, con sus divertidas canciones y sus estrafalarias vestimentas, hacía bailar a gente de todas las edades. Algo las distinguía del resto de los grupos de chicas: ellas componían sus propias canciones y tocaban todos los instrumentos.

Luego de su separación en 1988, hicieron algunas apariciones esporádicas durante los 90 hasta el fallecimiento en 2003 de María Gabriela Epumer. Por esta razón, un regreso de las Viudas parecía improbable, hasta que de a poco fueron coqueteando con la vuelta mediante una aparición televisiva junto a Natalia Oreiro el año pasado y una colaboración con la banda Man Ray.

Sin embargo y de la noche a la mañana, el mes pasado apareció la ciudad empapelada con posters que adelantaban la vuelta de la banda. Y finalmente, el anuncio oficial: un nuevo CD llamado “Perlas y Diamantes” con diez clásicos reversionados y tres canciones nuevas (“Hawaiian III”, “El vestidito” y “Ludovica”, el primer corte de difusión).

El pasado martes 23 de septiembre, fecha en la que el álbum salió a la venta, el trío realizó un showcase para invitados y prensa de ocho canciones en el íntimo auditorio ubicado en las oficinas de Sony Music, su nueva compañía discográfica, como adelanto del concierto que brindarán en el teatro Gran Rex el próximo 26 de noviembre.

SentidoG tuvo el privilegio de estar presente en este emotivo show y una semana más tarde, de sentarse a conversar con Mavi Díaz, Claudia Ruffinatti y Claudia Sinesi para que nos contaran todo acerca del regreso de Viuda & Hijas, de la elección de los hits y la composición de las nuevas canciones de “Perlas y Diamantes”, del reencuentro con su público y del estatus de icono gay de la banda.

 

¿Cómo se dio este regreso de las Viudas después de tanto tiempo?

Mavi Díaz: Como dice la canción “Ludovica”, se alinearon los planetas para que esto sucediera. El año pasado cantamos en el disco de Man Ray “Purpurina”, en la canción “Empezar de nuevo” y ya fue un primer acercamiento que tuvimos. Cuando ese disco se presentó en el ND Ateneo, cantamos con ellos. No estábamos anunciadas ni nada y cuando salimos al escenario, se vino el teatro abajo. Y eso ya fue una primera señal.

¿Ahí fue cuando sintieron que era momento de volver?

MD: Nosotras no es que no queríamos volver, imaginate que todo el mundo, hagas lo que hagas, siempre te pregunta: “che, ¿y las Viudas?”. Entonces eso siempre se interpone en nuestras vidas. Y en esta ocasión decidimos escuchar las señales y dejar de resistirnos. La resistencia mayor tenía que ver con la ausencia de María Gabriela, porque sentimos y confirmamos que es irreemplazable.

¿Cómo es entonces eso de que se alinearon los planetas para concretar el regreso?

MD: Yo digo que se alinearon los planetas porque, primero surgió esta posibilidad de trabajar con la gente de Sony, que se interesó mucho en este proyecto. Nosotras si lo hacíamos, lo queríamos hacer re bien porque dejamos el listón muy alto y no queríamos volver en plan independiente, sino hacerlo a lo grande. Y la segunda cosa que nos hizo decidir fue volver a componer. No queríamos salir solamente con los viejos éxitos, sino que queríamos dar algo nuevo. Y en el momento que nos juntamos, nos dimos cuenta que la magia y el estado Viudas estaba intacto. No sólo salieron las tres canciones nuevas que están en el disco, sino que hicimos ocho o nueve temas en muy poco tiempo. Y eso nos demostró que esa magia existía y que eso era lo que queríamos darle a la gente.

viudas negras

¿Cómo fue que seleccionaron los clásicos que incluyeron en el CD?

Claudia Sinesi: Elegimos las canciones que más nos gustaban. Por ejemplo, “Estoy tocando fondo”, siempre es una alegría tocar ese tema. En realidad todas las canciones nos gustan. Empezás por una y después seguís: “Bikini amarillo”, “Hawaiian II”, sigo y sigo y hay un montón de canciones que nos encanta tocar igual que siempre. A nosotras también nos produce esa euforia nuestra música.

Claudia Ruffinatti: Y tuvimos en cuenta también lo que recordábamos que la gente nos pedía en los shows. Lo que pasa es que nos costó elegir, porque si fuera por nosotras hubiésemos hecho un disco triple.

MD: Además fue un descubrimiento para nosotras ver nuestras cosas en internet. Entramos a Youtube a ver cuántas visitas tenían las canciones de las Viudas y no lo podíamos creer. Entonces nos guiamos también un poco por lo que la gente había elegido para subir, porque lo que hay en Youtube no lo subimos nosotras ni nuestra compañía, lo subió la gente. Y nos pareció un baremo importante, ver cuáles son las favoritas de la gente. Y después, hay otras que nos gusta tocar a nosotras como “Me dijeron que te diga” o “Los amo a todos” que es un tema que amamos. Elegimos un poco entre lo que le gustaba más a la gente y lo que nos gustaba más a nosotras.

¿Cómo fue que nacieron las canciones nuevas?

CR: Algunas las soñamos, nos levantamos y las escribimos. Otras son producto de sentarse y escribir y trabajar la melodía. Las composiciones surgen de distintos modos en nuestras vidas.

MD: Mucho es agarrado de nuestra libreta imaginaria de las frases ridículas que decimos todo el tiempo. Pasaba lo mismo en los 80. Las canciones eran chistes privados nuestros. Por ejemplo, venía un chico que antes te gustaba y ahora no te gustaba tanto y decíamos “ahora que haga base”.

CR: Claro, y decíamos “anotá, esa es una buena frase para un tema”.

MD: Y así miles de frases que fueron canciones y ahora pasó lo mismo. Es que hay un estado Viudas que hace que cuando estamos juntas seamos distintas a nuestra vida privada, cuando somos Clark Kent. Acá es como que pelamos otras cosas, hay un idioma común, hay una química que sólo nos sale cuando estamos juntas. Cuando nos juntamos, la temática, el lenguaje, la forma coloquial de plantear una letra es Viudas. Y cada una en su vida musical privada quizás no lo hace así. Es sólo lo que pasa cuando estamos juntas.

CS: Eso es increíble, nos sorprendemos nosotras mismas. Porque al día siguiente que hacíamos alguna de las canciones, decíamos “esto ayer no existía”. Es como algo que baja del cielo.

MD: Y además nos damos cuenta de que funciona, porque cuando estamos haciendo las canciones nos reímos muchísimo. Si a nosotras nos hacen reír, pensamos que a la gente le van a gustar. Y así era como funcionaban las canciones antes también. Y creo que eso es lo que las hace tan entrañables quizás.

viudas2B

¿Cómo vivieron el showcase el martes pasado, el reencuentro con el público?

CR: Estábamos muy emocionadas, porque se había por fin hecho realidad, por fin estábamos de cara al público. Fue un show muy íntimo. Y teníamos ganas de que eso ocurra, porque una viene trabajando, pero la verdad se vive el día que se abre el telón y tenés al público delante.

CS: Una viene trabajando, poniéndole mucha energía y siendo tenaz. Querés que salga todo perfecto. Las tres somos diferentes, pero en eso somos iguales, muy perfeccionistas. Entonces cuando llegó el momento de encontrarnos con el público, ahí nos quedamos sin aire hasta el cuarto tema. Nos costaba respirar, pero era por la emoción.

Mavi, vos en un momento dijiste que estabas temblando

MD: Yo no paré de temblar hasta la cuarta canción. Pensaba “o bailo o canto”, las dos cosas no podía hacer porque me faltaba el aire.

CS: Mi profe de yoga me dijo que eso es porque inhalas más de lo que exhalas…

MD: ¡Respirábamos gente! En el momento no nos dábamos cuenta, porque si miraba a alguien me moría. Además teníamos a la familia de María Gabriela enfrente y yo no los quería mirar porque me iba a echar a llorar. Cuando vimos las fotos del show, las caras de la gente, creo que esas son las fotos más bonitas. Y esa energía es como una turbina que te está dando en el estómago. Fue increíble. Y mirá que tenemos bastante escenario todas, pero son situaciones únicas y hermosas. Siempre es como si fuera la primera vez.

CS: Porque nos tratan con mucho amor, eso lo recibimos y es increíble. No deja de sorprendernos y de emocionarnos.

MD: Realmente es una fuerza y una inspiración el cariño de la gente. Porque nos sentimos queridas, más allá de que te puedan gustar nuestras canciones o no. La gente en las redes sociales nos escribe cosas que nos hacen llorar. Nos dicen que volvió la alegría ahora que nos juntamos. Yo digo que somos como una máquina del tiempo, porque es ese espacio que te devuelve a ese momento feliz de tu vida y creo que acompañamos el crecimiento de mucha gente. Entonces creo que estamos en un rincón del corazón de esas personas.

CR: Incluso ahora que estamos haciendo notas, los medios nos están recibiendo muy amablemente y con mucho cariño.

MD: Creo que hay algo de infancia, algo que toca con lo personal también. No sólo por la música, es una cosa de cariño, casi familiar.

CR: Y te imaginaras cómo nos motiva esto. Porque además de lo que es nuestro público, recibimos estas muestras de cariño de la gente en general. Entonces nos damos más manija y tenemos más ganas de seguir haciendo cosas.

¿Qué nos pueden adelantar del show que van a estar dando en el Gran Rex?

CR: ¡Muy poquito! Hay muchas sorpresas. Es el 26 de noviembre así que por supuesto los esperamos a todos.

MD: Estamos ensayando mucho y seguramente vamos a pedir a nuestro público que nos ayude a armar la lista de temas, porque realmente queremos tocar todas las canciones que a la gente le gustan. Este es un homenaje a María Gabriela fundamentalmente y a todo ese público fiel y al nuevo que no conocemos. Por eso queremos que se vayan encantados y hayan escuchado todas las canciones que quieran.

1535426_10153579719142524_5995392559914169577_n

¿Esta vuelta es una “burbuja en el tiempo”, como dijeron los Soda cuando se reunieron en el 2007, o tenemos Viudas para rato?

MD: Estamos abiertas, no tenemos fecha de caducidad. Dependerá mucho de lo que pase, de que la gente nos siga queriendo mucho y nos siga pidiendo. Por supuesto, también la idea es continuar cada una con sus proyectos, porque interrumpimos muchas cosas para hacer esto. Hay que ponerle pausa a la vida en todo sentido, porque este es un laburo full time y más como nos gusta a nosotras hacer las cosas que es con una entrega absoluta. Ahora estamos en plena efervescencia con esto y queremos el 2014 y el 2015 estar con nuestro público, hacer las giras que tengamos que hacer.

El publico gay, de todas las edades, las ama. ¿Por qué creen que les pasa esto?

MD: Yo creo que es la misma respuesta que si me preguntaras por qué le gustábamos a los chicos. Creo que es porque había una libertad y un idioma que nos permitía expresar a nosotras y al público muchas cosas de una manera nueva, simpática, irónica. Y nos pasa de mucha gente, de cualquier edad, que nos dice “yo salí del armario con las Viudas”. Y nosotras hacíamos en los 80 canciones que hablaban de transformismo, canciones que hablaban de muchas cosas que estaban vedadas, que eran subversivas. Pero también en esa época la alegría era subversiva. En un punto, nosotras rompimos con muchos prejuicios y sin haberlo hecho a propósito, no es que nosotras nos propusimos hacer canciones para el público gay o para los niños. Y lo comparo porque tiene que ver, porque es un efecto que nosotras no planeamos.

CR: No fue estratégicamente planeado, algo premeditado, se dio así. Jamás dijimos “apuntemos a tal o cual segmento”.

El tema de la imagen creo que también era muy importante, cuatro chicas que se vestían de manera no convencional…

MD: Nosotras inauguramos toda una estética que compartíamos con Virus y con Soda Stereo que eran otras bandas que tenían una imagen muy fuerte. Pero nosotras teníamos una estética catrunica que era como un cómic, como ver a un personaje de historieta sobre el escenario.

¿Creen entonces que el público gay se sentía identificado con esa libertad y esa alegría que transmitían ustedes?

MD: Siempre uso las palabras “libertad” y “alegría” porque van unidas. Creo que fue como un nuevo mundo que se le abrió a mucha gente en su cabeza, independiente de su elección en la vida. Y creo que no tiene nada que ver con la sexualidad, sino con la alegría y el sentirse identificado con un estilo de poética, de música, de forma de vida. Porque planteábamos una forma de vida distinta sin darnos cuenta. Esto uno lo analiza ahora que pasaron 30 años, porque en ese momento no teníamos tiempo de pensar en eso. Yo creo que eso le da longevidad a lo que hacemos.

CS: Además nos encantaba imitar a todas las travestis amigas que conocíamos porque ellas sabían más que nosotras para producirse. Por ejemplo, se ponían purpurina en los labios.

CR: Nos enseñaban a maquillarnos.

MD: Nosotras también sacábamos a transformistas en nuestros shows. Hicimos una película que se llamaba “Te amo” donde estaban Willy Lemos y Mario Figueiras, que eran transformistas y nosotras los invitamos a participar de nuestros shows, que era algo que no veías ni loco en esa época.

CS: Aparte eran bailarines de Caviar, eran tremendos. Y estuvieron en el Luna Park con nosotras.

CR: Eran las tetas en “La silicona no perdona” y las cabecitas eran el pezón, que caminaban por el escenario. Era una locura.

MD: Para qué te vamos a mentir, en esa época no se nos acercaba un hétero ni pagando. ¡Y ahora tampoco! (risas).

 

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment