Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » Pareja de hombres logra adopción legal de dos hermanos en Tierra del Fuego

Pareja de hombres logra adopción legal de dos hermanos en Tierra del Fuego

Fuente: Télam

El matrimonio aseguró que en las próximas horas se les notificará formalmente del fallo judicial; luego viajarán a Misiones para finalizar con algunos trámites.

El matrimonio aseguró que en las próximas horas se les notificará formalmente del fallo judicial; luego viajarán a Misiones para finalizar con algunos trámites.

Juan Castro y Pablo Silva, una pareja de hombres que reside en la ciudad fueguina de Río Grande, lograron adoptar legalmente a dos menores misioneros, de 11 y 13 años, informó hoy el abogado del matrimonio, Kevin Florentín Bogado.

La pareja, en unión legal desde hace cuatro años, ya tenía a los hermanos en guarda provisoria desde septiembre del 2013, cuando los chicos tenían 9 y 11 años, tras una resolución dictada por el juez Juan Pablo Fernández Rizzi de Puerto Iguazú, Misiones.

Luego la pareja inició los trámites para lograr la adopción legal en Tierra del Fuego y consiguió la sentencia que así lo dispone por parte de la jueza Susana del Valle García, titular del juzgado de Familia y Minoridad de la ciudad de Río Grande.

Florentín Bogado afirmó que se trata del primer caso en el país de estas características, ya que “si bien existe un caso en Rosario, fue la familia quien dio al menor en adopción, y no como ocurre aquí que los chicos estaban bajo resguardo judicial”.

Los hermanos vivían hasta 2013 en el Hogar Pequeños Milagros de Posadas, luego del fallecimiento de su madre y de que su abuela no pudiera hacerse cargo de la crianza.

Si bien el mayor estaba en condiciones de ser adoptado, y fue el primero cuya guarda se otorgó a la pareja fueguina, el menor estaba a cargo de una abogada que pretendía su tenencia.

Fuentes allegadas al caso indicaron que el matrimonio de fueguinos solicitó la adopción de los dos chicos debido a que ambos manifestaban querer seguir juntos, y porque se habían detectado irregularidades en el proceso de guarda del menor de los hermanos.

La jueza del Valle García dictó en los últimos días la “sentencia de adopción plena” que otorga a los dos menores la calidad de hijos de la pareja.

Según fuentes del juzgado, la magistrada tuvo en cuenta que el matrimonio había realizado los trámites “siguiendo todos los carriles legales”, y anotándose en el Registro Único de Adoptantes (DNRUA).

El matrimonio dijo que recién en las próximas horas se les notificará formalmente del fallo judicial, y que luego de ello tendrán que viajar a Misiones para finalizar con algunos trámites.

Juan Castro y Pablo Silva fueron la tercera pareja de la provincia en contraer matrimonio a partir de la vigencia de la ley que así lo habilitó, en 2011.

“Tenemos en claro que nuestros hijos tienen el derecho de tener una familia, que es lo que estamos dispuestos a dar. Pensamos a los niños como sujetos que necesitan del cuidado y el amor de una familia. Por suerte la Justicia así lo entendió”, indicaron los integrantes del matrimonio igualitario.

César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) dijo al respecto: “Estamos muy contentos/as por Juan, Pablo y sus hijos, viviendo en un país que sigue cambiando continuamente en el respeto a la diversidad, tanto de las personas, de nuestra comunidad LGBT, como de nuestras familias. La decisión de la Jueza Susana del Valle García protege a los dos hermanos. Obtener la tenencia es darles amor, alimentarlos, ocuparse de su salud y darles educación.”.

Pedro Paradiso Sottile, secretario de la CHA manifestó: “Compartimos la felicidad de Juan y Pablo y la de sus dos hijos por el reconocimiento de su familia, en un acto de justicia y amor. Sentimos orgullo de continuar luchando por el respeto y reconocimiento de las familias diversas, de los derechos de niñas, niños y adolescentes como sujetos titulares de derechos, rompiendo viejos paradigmas de exclusión y discriminación que históricamente vulneran nuestros derechos humanos fundamentales. Celebramos esta decisión judicial que se hace pública, como así también aquellas que son iniciadas, impulsadas y resueltas en cada rincón del país. Esperamos que con la entrada en vigencia del nuevo Código Civil se multipliquen estas decisiones, para que cada día sean más los niños, las niñas y adolescentes que puedan vivir en familias, para que los tribunales de familia de todo el país pongan fin a la homo/lesbo/transfobia en la justicia, para que los procesos de adopción sean más efectivos, pluralistas y respetuosos del denominado `interés superior del niño` desde una perspectiva de derechos humanos, como manda las leyes específicas, la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales vigentes”.

adopcion1-

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment