Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Suplementos » Cultura Queer » Banda teatral La Horrorosa: el poder en carne y hueso

Banda teatral La Horrorosa: el poder en carne y hueso

Por Esteban Rico (SentidoG)

"La ausencia del Dr. Stockman" y "Enemigo. Plan táctico y estratégico del poder", dos puestas de una misma obra de la banda teatral La Horrorosa.

“La ausencia del Dr. Stockman” y “Enemigo. Plan táctico y estratégico del poder”, dos puestas de una misma obra de la banda teatral La Horrorosa.

La banda teatral La Horrorosa está nuevamente presentando un proyecto tan particular como ambicioso. El pasado martes 15 de marzo estrenaron La ausencia del Dr. Stockman, una primera puesta que tendrá su versión completa a partir del 18 de mayo en Enemigo. Plan táctico y estratégico del poder. Ambas puestas están inspiradas en la obra El enemigo del pueblo del dramaturgo noruego Henrik Ibsen, la cual se ocupa de poner a diferentes representaciones del poder en personajes de carne y hueso.

SentidoG tuvo la chance de sentarse a charlar con el director Nibaldo Maturana para que nos cuente acerca de la diferencia entre las dos representaciones, del particular formato de cada una de las puestas y de los elementos queer presentes en la obra.

 

¿Cómo surgió este nuevo proyecto de La Horrorosa?

Nosotros con nuestra metodología de trabajo que tenemos en La Horrorosa, siempre partimos de un texto dramático. Así como en Ruleta Rosa trabajamos La Ronda de Arthur Schnitzle, ahora estamos trabajando con una dramaturgia que es El enemigo del pueblo de Ibsen. La idea de tomar este texto fue para hablar del poder, de alguna manera intentar ver de qué manera podíamos enfrentar a una persona contra las diferentes representaciones del poder. Después surgió la idea de que esa persona fuese un actor diferente en cada función.

¿Cómo es eso?

El protagonista de la obra va a ser un actor diferente en cada función. Vamos a hacer cuatro funciones y la idea es que sean dos hombres y dos mujeres. Entonces la primera parte que es lo que presentamos en marzo en el Club Cultural Matienzo es mostrar solamente a nivel dramatúrgico la creación de los personajes, de alguna manera exponer el contexto del universo. Y después a partir de mayo en El Cubo, vamos a presentar todo lo que mostramos en La ausencia, pero además le vamos a agregar todo el material audiovisual y el dispositivo escénico que permite que un actor por función pueda jugar a hacer su personaje.

¿Cómo van a manejar el tema de los ensayos teniendo un actor diferente en cada función?

El actor que va a entrar en cada función no ensaya nunca, él o ella llega ese día a la función sin ningún texto aprendido. Hay una reunión previa conmigo donde yo le cuento más o menos de qué se trata, le doy una hoja donde ve más o menos quien es el personaje, y después con esa información él o ella sube a escena. Estamos pensando en la idea de un juego, un gran juego escénico. O sea que nuestro enemigo/a llega a la función sin haber ensayado antes, esa es la gracia de la obra. Todo el resto del elenco sí tuvo ensayo, pero el protagonista no.

10620845_10153553135629514_913203350_n

Tiene que ser un valiente el que se anime a prestarse a ese juego.

Yo creo que van a haber actores que van a querer jugar. Porque la idea es presentarse en un espectáculo sin ensayar antes, pero donde hay algo concreto que te contiene. Si a mí me invitan a un proceso en el cual tengo que subirme al escenario, simplemente ir y jugar, yo lo re hago, a mí me parece muy divertido. Esa es la idea también, conectarnos con actores que quieran jugar y divertirse, no solamente la idea del estrés de tener todo perfecto, sino de animarse a jugar. Es una experiencia interesante.

¿Por qué las dos instancias?

La ausencia ya la presentamos a fin de año pasado. Y la idea de tener dos instancia es porque nos faltaba terminar un par de cosas de la obra, pero queríamos enfrentar a los personajes y el universo al publico, ver de qué manera la gente reaccionaba a la historia que estábamos contando y de alguna manera probar ciertas cosas. Ahora también vamos a probar algunas cosas que no probamos en la instancia anterior y para mayo ya tiramos toda la carne a la parrilla con todo lo que vendría a ser Enemigo. Esto surgió por una necesidad, pero terminó ayudándonos a entender un poco mejor el proceso y a descubrir algunas cosas para poner en escena en la instancia que sigue. Lo que hacemos en La ausencia es porque no tenemos al protagonista ahí y después porque todo lo que no tenemos lo transformamos en puesta en escena, o sea, trabajamos desde la ausencia completa. Todo lo que falta lo vamos enunciando y lo divertido es que la gente va completando con su criterio y con su imaginario lo que va faltando de la obra.

¿Tiene algo de “Elige tu propia aventura” la puesta?

En Enemigo el publico tiene decisión absoluta sobre el final de la obra de forma democrática. Aparte de eso, la obra se modifica según las decisiones que tome el protagonista en cada función. El actor o la actriz que decida entrar a jugar va a tener que decidir su destino, enfrentarse al oráculo y según las decisiones que tomen irá decantando lo que le va a ir sucediendo durante la otra.

12822231_10153553135614514_1011265229_n

¿Quienes te acompañan en este proyecto?

Somos un equipo grande, yo estoy en la dirección nuevamente, aunque ahora en La ausencia voy a hacer el reemplazo de un actor, pero para Enemigo va a estar el elenco completo. Están actuando Helga Lis, Cristian Nieves, Santiago Negri y Majo de la Cruz, y estamos haciendo un casting para reemplazar al quinto actor, estamos trabajando con alguien que no puede seguir entonces tenemos que reemplazarlo.

Los actores que van a hacer el papel del protagonista, ¿ya los tienen elegidos, son por casting, es gente conocida?

Tenemos una lista grande, pero más o menos ya tenemos claro a quienes queremos convocar. Esa también es la idea de Enemigo, que podamos ir a otro lugar y que los actores locales puedan sumarse a jugar, que podamos invitar a alguien famoso como también a un actor que tiene más renombre en la parte más teatral y no tan farandulera. Nuestro objetivo también es llegar a públicos diferentes de los que nosotros habitualmente convocamos.

¿Hay algún elemento gay o queer en la obra?

Nosotros somos un grupo bastante queer en sí mismo y la idea es de alguna manera rozar eso, aparte de las temáticas. Hay algunos personajes que de alguna manera pueden acercarse a lo queer desde algún lugar mas estético, o en algunos casos desde un lugar más político. Pero de todas formas a pesar de que no sea el centro del montaje, sí hay algunos de estos elementos que surgen dentro de la obra. Nosotros estamos trabajando una gran conspiración en este momento, así que tenemos que guardar algunos secretos. Pero parte de la conspiración es que cada uno de los actores represente en sí mismo a un poder en particular. Y está el rol de Hermes que es un rol audiovisual que de alguna manera es como el Papa del mundo y tiene algunas cositas medias queer.

12834730_10153553135624514_423826539_n

¿Qué devolución tuvieron del público en la puesta que hicieron el año pasado?

La verdad es que la gente reaccionó bastante bien a lo que representamos. El publico salió muy contento de las funciones, tomando reflexión sobre ciertas cosas. Nosotros de alguna manera queremos hablar del poder, humanizándolo, lo planteamos hablando de la guerra, la religión, pero la idea es humanizarlo porque creo que mientras más lo humanicemos, más nos podemos identificar y ver cual es nuestra propia relación con el poder. La gente salió reflexiva de las funciones y con deseos de ver más. Todo eso que no mostramos a algunos no les pareció necesario porque lo completaron, pero por otro lado hubo gente que se quedó con ganas de ver cómo seguía, cómo entraba a jugar ese personaje ausente.

¿Cuales son las expectativas que tienen para las dos instancias?

A nosotros lo que nos importa es poder llegar a la mayor cantidad de publico para mostrar nuestro trabajo como compañía. También queremos utilizar las funciones de El Cubo para apostar en otros lugares y ver cómo nos va en ese espacio, es una sala grande que hay que llenarla. Desde ese lugar nuestra expectativa es poder tener esas funciones llenas. Y en relación a lo que le pase a la gente, eso ya depende de cada espectador. Yo no espero que le guste a todo el mundo, incluso me parecería un poco sospechoso, pero de alguna manera ver también que cada instancia es una nueva posibilidad de modificar el proceso, de hacer que la obra siga avanzando.

 

La ausencia del Dr Stockman puede verse en en el Club Cultural Matienzo (Pringles 1249) los días 22 y 29 de marzo a las 20:30. Enemigo. Plan táctico y estratégico del poder podrá verse en el teatro El Cubo (Zelaya 3053) los días 18 y 25 de mayo y 1 y 8 de junio a las 21:00 hs. Para más información, ingresar a la página de Facebook de la banda teatral La Horrorosa.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment