Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Denuncian que la policía torturó a un militante gay en Miramar

Denuncian que la policía torturó a un militante gay en Miramar

Fuente: Cosecha Roja, 100% Diversidad y Derechos

Lautaro, que es Presidente del Centro de Estudiantes de su escuela secundaria, antes de ser torturado por la policía bonaerense ya había sido víctima del hostigamiento policial durante el verano.

Lautaro, que es presidente del Centro de Estudiantes de su escuela secundaria, antes de ser torturado por la policía bonaerense ya había sido víctima del hostigamiento policial durante el verano.

Varias organizaciones sociales denunciaron que el lunes por la mañana, la policía de Miramar secuestró y torturó a un militante por la diversidad llamado Lautaro, de 17 años. Según la denuncia, la policía lo interceptó a la salida de la escuela en un auto de civil, al que lo obligaron a subir a punta de pistola. De allí lo llevaron al vivero local, donde lo tajearon con cuchillos y lo quemaron con cigarrillos.

Según el sitio 0223.com.ar, sus padres ya habían presentado dos Habeas Corpus denunciando que desde el verano pasado el joven era perseguido por la policía. Lo tenían en la mira, dijo la madre, porque “tiene cresta, aros y usa borcegos negros”. Ambas presentaciones fueron rechazadas por “inconsistentes”.

AMADI (Asociación marplatense de derechos a la igualdad) denunció en su comunicado que la noche anterior al secuestro, “el mismo menor, y un grupo de amigos fue víctima de abuso de autoridad” durante una requisa por averiguación de antecedentes. Mientras les pedían documentos y los revisaban, sigue el comunicado, uno de los oficiales que participó del operativo tomó a Lautaro por el cuello, lo golpeó contra el capot del patrullero y le dijo “pendejo, yo no te conozco ni vos a mí, te voy a desfigurar la cara a piñas y te voy a tirar en el vivero”.

El lunes 14 , según la denuncia, el policía cumplió su amenaza. Luego de hacer subir a Lautaro a un auto de civil, fueron al Vivero Dunícola Florentino Ameghino. Allí, dice el comunicado de AMADI, con el menor encapuchado, lo hicieron bajar del auto a golpes y cortes de navaja.

“Una vez dentro del vivero, lo continúa golpeando, le produce cortes en la zona del abdomen, lo quema con cigarrillos y lo amedrenta y amenaza de muerte, con frases como “ahí te voy a fusilar” (señalando un cruz realizada con tajos en el pecho del menor)”, sigue la denuncia.

La familia del adolescente se contactó con varias organizaciones sociales, entre ellas la APDH y Frente Antirepresivo de Mar del Plata. La causa judicial por las torturas y el secuestro quedó en manos de la fiscal de General Alvarado, Ana María Caro.

Por su parte, la organización 100% Diversidad y Derechos expresó su repudio al ataque sufrido por Lautaro.

“Repudiamos enérgicamente este hecho y nos comprometemos a seguirlo de cerca. Lamentablemente no se trata de un caso aislado, se enmarca en un clima político e institucional de violencia y desigualdad. Exigimos a la gobernadora María Eugenia Vidal y al ministro de Seguridad, Cristian Ritondo la intervención de la seccional de la policía bonaerense de Miramar, el descabezamiento de su cúpula y la separación preventiva de todos los agentes involucrados a fin de que no obstaculicen la investigación”, declaró el secretario de la organización, Martín Canevaro.

“Además, debido a que se trata de prácticas policiales que se reiteran contra la población LGTB, y especialmente contra personas trans en situación de prostitución, desde 100% Diversidad y Derechos exigimos la derogación del inconstitucional Código Contravencional y de las detenciones por averiguación de identidad y antecedentes en la provincia de Buenos Aires que se utilizan para perseguir a nuestra comunidad y otros grupos vulnerados por la discriminación”, continuó el activista.

“Existen reiterados casos en los que la policía detiene en la vía pública y comisarías a personas que exhiben sus documentos, constituyendo una práctica sistemática de las fuerzas policiales. Bajo pretexto de pretender tomar conocimiento de la identidad o los antecedentes de las personas ponen en funcionamiento un dispositivo de disciplinamiento social, estigmatizando y estableciendo un patrón valorativo sobre la actitud, la vestimenta y el aspecto de las personas que pasan así a ser sospechosas según este criterio de acción policial”, finalizó Canevaro.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment