Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » Denuncian que detuvieron a una mujer por besarse con su esposa

Denuncian que detuvieron a una mujer por besarse con su esposa

Fuente: DyN, Página 12

Mariana Gómez y Rocío Girat, que fueron atacadas por la Policía de la Ciudad, denunciaron la brutalidad de los policías porteños.

Organizaciones feministas y de la diversidad sexual denunciaron que una mujer fue demorada el lunes por la tarde por besarse en público con su esposa en la estación Constitución del Subte C. La policía de la Ciudad adujo que su accionar se debió a que estaba fumando en un sector no autorizado.

Lo cierto es que agentes uniformados tiraron al piso y detuvieron a Mariana Solange Gómez, de 24 años, a quien trasladaron a la oficina policial ubicada en la estación Boedo de la Línea E, y recién por la noche fue liberada.

Los colectivos feministas y de diversidad denunciaron que, en realidad, la intervención policial se produjo porque Gómez estaba besando en público a su pareja, Rocío Girat, quien en su momento denunció públicamente los abusos a su padre, un ex suboficial de la Armada.

Según trascendió, Gómez habría sido tratada de “pibe” por la policía y tras ser detenida, fue acusada de “resistencia a la autoridad y desacato”. En un video difundido en las últimas horas puede verse a mujeres policías forcejeando con la joven, que aparece tirada en el piso y por momentos gritando.

Tras ser liberada, Gómez habló con La Izquierda Diario y agradeció a las personas que se acercaron y difundieron su detención. “Gracias a todas las compañeras que vinieron a apoyarme hoy en este día. Por difundir el vídeo y apoyar la causa. Ahí estaré yo apoyando varias causas. Muchas gracias”, publicó el sitio de noticias en su cuenta de Twitter. Además, la joven aseguró que les pidieron “el certificado de matrimonio”.

 

“Usaron la excusa más burda”

Mariana y Girat estaban charlando el lunes al mediodía en el Centro de Trasbordo del Subte C, hasta que un policía de Metrovías se indignó al ver que las dos jóvenes se empezaron a besar. Al rato, llegaron oficiales de la Policía de la Ciudad y apresaron a Mariana durante tres horas en la estación Constitución de la línea Roca. La joven fue trasladada a una comisaría en Boedo, donde estuvo en un calabozo sola hasta las 21, después de sufrir vejaciones y constantes amenazas.

“Nosotras no hicimos nada, esto no es más que lesbofobia porque el personal de la policía nos vio hablando todo el tiempo. Buscaron la excusa más burda para llevársela”, sintetizó Rocío al diario Página 12. Las jóvenes temen que el caso se judicialice y convocaron a una manifestación para mañana, a las 10, en Lavalle 1171, frente al juzgado nacional en el que declarará Mariana.

Rocío contó que constantemente el oficial Jonathan Rojo trató a Mariana “de hombre” y que comenzó a violentarla justo cuando estaban saliendo del Centro de Trasbordo. “Le dijeron que de ahí no se iba, una mujer policía la agarró del cuello, la tiró al piso y Rojo se le subió arriba para esposarla, sin dejarla respirar”, relató la joven, quien destacó que ella también sufrió golpes mientras intentaba impedir que se la llevaran: “Me colgué de Rojo para evitar que la apresaran, fue entonces cuando me empujó con fuerza”. La esposa de Mariana resaltó más de una vez que “no eran amigas” pero “todo el tiempo lo desestimaron”. “Cuando me pidieron los datos y les dije que era casada, me exigieron un certificado de matrimonio”, narró la joven, al destacar que “difícilmente eso pase con una pareja heterosexual”.

Contradiciendo la versión oficial, Rocío aseguró que a Mariana la tuvieron tres horas detenida en la estación. “Esto pasó a las 13:30 y hasta las tres de la tarde estuvo allá, por orden de la policía Karen Villegas, pero ellos lo omiten y dicen que todo transcurrió a las cuatro de la tarde”, manifestó y contó que luego fue el mismo Rojo el que la trasladó hacia una comisaría que ella desconocía porque nunca le dieron esos datos, “ni siquiera qué jurisdicción intervenía”.

Una hora y media después, ingresaron a Mariana en una comisaría de la estación Boedo. “Allí la requisaron, la hicieron desnudar para revisarle los genitales para ver si no ocultaba droga y después la encerraron. En ese momento también le volvieron a exigir que presentara el acta de matrimonio, a pesar de que tenían su DNI. Se encargaron de recalcar de nuevo que ella era un hombre y yo, su amiga, en otro acto de provocación”, relató Rocío.

Organizaciones feministas se autoconvocaron frente a la comisaría para exigir su liberación inmediata.

Hoy Mariana tiene moretones en los hombros y los dedos marcados de los hombres que la tiraron al piso, el pie esguinzado y lesiones en el cuello, pero el que presentó denuncias por lesiones fue Rojo. “El dice que es una víctima, por eso tenemos miedo que el caso se judicialice”, manifestó Rocío. Para tranquilidad de las dos mujeres, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, aseguró que “se está investigando” el accionar de los policías que intervinieron en el operativo control moral. Según Larreta, “la versión de la policía no es esa (que se estaban besando). Estamos buscando las filmaciones de la estación para ver qué pasó, porque los policías dijeron que estaban fumando”. Lo que, desde la perspectiva del gobierno, amerita apalearlas.

Por su parte, en una nueva presentación de campaña en el barrio de Lanús, la candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana, Cristina Kirchnerapuntó contra el gobierno al repudiar la detención de las dos jóvenes lesbianas en Constitución. “Miren que antiguos y cavernícolas que son esta gente. Pretenden ser la modernidad y el cambio. Verdaderos cavernícolas”, reiteró la ex presidenta.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment