Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » A solas con La Barby

A solas con La Barby

Buenos Aires – (Gmaps360)

Él es Leonardo Veterale, pero le dicen “La Barby”. Vive en Villa Crespo. Trabajó como pastelero casi diez años en los más importantes hoteles del país y viajo a Paris con su profesión.

La Barby posa sexy para GMaps

Es el actor que cada noche le da vida a La Barby, la histriónica diva que encandiló a Gerardo Sofovich y formó parte de varias de sus obras en la calle Corrientes.  Está en pareja con Germán desde hace once años, y admira a Mirtha, a Susana y a Florencia de la V, “porque tienen todo lo que un gay adora: toda esa vidriera y ese brillo”. Hoy su éxito continúa, de la mano de Gerardo y de todo su público gay que la quiere y sigue desde siempre

¿Cómo eras de chico Leo?

Nací en Moreno, tengo dos hermanos, ambos mayores que yo, Gladys y Sergio. Mi familia también la forman mi mama y dos sobrinas.

Con mis hermanos está todo bien, mi papá se separo de mi vieja, y mi hermano que me llevaba unos años, no te digo que se hizo cargo de nosotros, pero recuerdo que fue el primero que me dijo: ¿Sos Gaaaaay Leo? (risas) Fue a eso de los 14 o 15 años, y yo era un sonajero de gay!!!… ¡todo un putin! (risas) a los cuatro años ya estaba dando vueltas como una chicharra…

Después termine la secundaria, era como el “payasito”, no lo sufría, era muy extrovertido, y hablo del año 85 donde recién empezaba esto de “te acepto o no te acepto”. No era como hoy en que los pibes se van montados al colegio. Tenia mis amores, amores casuales, “touch and goes”

¿Pensabas ya en ser actor?

Si claro, desde chico tenía ganas, no se si de ser actor, pero si de ser conocido, de ser famoso. Desde los 12 o 13 años miraba las novelas, miraba todo, y quería ser eso, quería estar ahí, ser Cristian Bach, Humberto Zurita, Soledad Silveyra, quería ser todo eso, pero cantar no cantaba, bailar no bailaba, y dije: vamos a aprender actuación.

El puto se miraba al espejo a ver como lloraba y se pensaba que con eso ya estaba todo bien. Pasaron los años, terminé el secundario, y un año más tarde me fuí a la Escuela Municipal de Morón, donde estudié actuación, esto aún viviendo en Paso del Rey. Era mi época de reventadito, me ponía Coppertone en la cara para autobroncearme, y termine ese año haciendo de marido de no se quien, en Casa de Muñecas de Ibsen. ¿Se imaginan?

¿Como era tu contacto con la escena gay local?

En esa época, no tanto… me acuerdo que en ese año se estrenó “La película del Rey” con Julio Chávez y yo estaba caliente con el ¡Y es el día de hoy que sigue lindo! Me acuerdo que el publicaba en Clarín, entonces voy a una entrevista con la secretaria de el y empecé los talleres que estaba dando. En esa época no había lista de espera, te tomaba y chau. Estuve tres años con el tomando clases y haciendo distintos talleres. Mi idea era perfeccionarme y en esa época a través de un aviso en Clarín conocí un director que buscaba gente, fui y me eligieron. Era para hacer la novela de Jorge Amado, “Los Capitanes de la Arena”, donde hice de chico de la calle y eso fue lo primero que hice. Después con gente que conocí ahí, hice una obra y después me cansé, ¡porque no veía plata! Y quería un poco de guita.

¿Ahí surge la pastelería?

Siempre llamativa, toda una diva de la noche gay

Más o menos, eso surge porque yo soy de Paso del Rey, y tenía una amiga a la vuelta de casa que sabia que yo hacía un budín que otro y me ofreció hacerlos para su negocio. Creo que ni sabía si yo quería o necesitaba hacer eso, pero empecé a vender y vender… Iba todas las semanas a recoger pedidos y funcionaba. Entonces decidí perfeccionarme. Yo miraba mucho Utilísima en esa época y había una mina que fue una de las primeras, se llamaba Otilia Cusmin y lo único que hacia era repostería. A mi me gustaba eso, porque no había en esa época especialistas así. En ese entonces era Choli Berreteaga que te cocinaba la torta, el guiso, y la cuadrada. Y esta mina era posta posta especializada, venia de Francia. Me comunico con ella y eran 4 clases de repostería centro europea. Tomé esas clases y empecé a hacer cosas más armadas, después dije vamos a hacerlo mejor, y decidí: vamos a la escuela. Me inscribí en la Escuela de Alicia Berger, que era una mina sofisticada, que hablaba de sus viajes por el mundo, en Utilísima Satelital. Ella era de estar en África con un negro al lado y hablando de la torta (risas) y así me fui haciendo conocido… Haciendo mesas dulces, todo desde mí casa. De lo único que me arrepiento de esa época es no haberme puesto mi casa de tortas. Nada más que eso, fue por miedos, miedo a que me fuera mal, miedo a arriesgar. Y ahora creo que me hubiera ido muy bien.

Bueno, eso no sucedió, y del delivery desde casa un día me llamaron del Hotel Alvear porque Alicia Berger estaba haciendo la formación del hotel y me recomendó a mi y estuve solo 3 meses porque no me la bancaba mas, levantarme a las 5 de la mañana, desde Paso del Rey, tomarme el Sarmiento . A los 3 meses renuncié, y me iba a ir a Bahía Manzano, pero les cuento que a mi me frena mucho el miedo, aun hoy, he dicho que no a muchos trabajos por miedo.

¿Y que pasó entonces?

Paso a trabajar en un local en Punta Carrasco y no se como, pero me encuentro con 30 años, y charlando con las locas de allá, de Paso del Rey y les digo: ¡Ah! ¡Locas nunca me monte! Quiero saber que se siente, estar arriba de unos tacos, como juego… Pero siempre estaba la excusa, tengo la peluca, no tengo zapatos, o tengo zapatos no tengo la peluca. Y en esa época en los ’80 eran muy perfeccionistas, no es como ahora que los putos salen con minifalda de jeans y zapatillas y peluca.

Allá en la zona vivía el asesor de Carmen Barbieri que se llama Gaby Girls y era un putodonte, gigante, y se hacia la vedette. Era como una Moro que no llegó a ser porque se comió una milanesa. Medio gordito era, pero con actitudes de vedette. Y el daba consejos de esto, de la perfección, y bueno, con ayuda de el, me monté.

Me compré unos tacos aguja tremendos, una peluca marrón (una oferta que había), la ropa me la hizo el mismo chico que hasta hoy me sigue haciendo, Miguel Banegas, que había sido compañero mío del secundario. Con todo esto fui a un concurso que hacían en Bunker, lo conducía la Liza… ¡Yo tenia un dolor de pies! porque todas quieren taco alto, y hay que pagar derecho de piso por los tacos altos. Quedas con los metatarsos limados. Entonces me presento, había una travesti, un chico andrógino, que le decían la Iris, y cuando iba a subir al escenario para el concurso, ella me dice: Gorda, ahora no importa nada: ¡Comételos!

Nace Barby

¿Tenias nombre?

No, era la Cat Cuma ( Gatúbela ). Cat de Gato y Cuma de un dialecto que se hablaba entre putos en esa época. Le decían “carrilche” y era una manera de transformar las palabras. Surgió de las travestis de Uruguayana o no se de donde. La policía era “sidilcri”, la última sílaba de la palabra se cambiaba por “il”. Entonces por ejemplo: Macho era Chilma (porque se ponía la ultima silaba adelante) o el Guilchon (por Chongo). Imaginate las locas: “Que tilfuer el guilchon!” en vez de ¡Que fuerte el chongo!… La Cuma era el gay, la sidilcri la policía, y bueno, de ahí elegí Cat Cuma (Cuma por gay). Todo el mundo hablaba así, hasta en un momento Fabio Posca decía con uno de sus personajes: “la cadulcri… no me saquen la cadulcri” (por la peluca) y bueno… entonces gané ese concurso y después me seguí presentando a un par mas que también gane hasta que en el cuarto apareció Florencia de la V y me desterró. Hasta ahí, no era Barby, hasta ahí antes de llegar a disfrazarme, era un puto, extremadamente puto, extrovertido, que se disfrazaba porque era tan maricona, puto y extrovertido, y chicharrero y no tenia suerte con los tipos, no me daban bola, me cogían y se iban, ¡no le veía la cara a Dios durante meses! jejeje ¡Claro! ¿Quien se quería hacer cargo de una loca castañuela y tenerla al lado? ¡Nadie!

La Barby como "La Mona Lisa"

¿Y la sufrías?

Y si, porque no sabia para donde ir. Porque es difícil cuando te descubrís gay y no sabes para donde ir. Y no sabes si queda bien que no se note, o que se note para que te reconozcan y te empomen. ¡Era difícil viste! Ahora es distinto, hoy por hoy, esta sobreentendido… En recoleta al de la basura en la puerta, te lo podes llegar a levantar por que es gay. Vos hoy por hoy ves la pagina de ManHunt y ves tipos que no aparentan. En esa época yo era chico, veintipico de años, no sabía para donde ir, algunos problemas psicológicos que hasta el día de hoy perduran, y bueno yo le tome el gustito a llamar la atención, de hecho llamaba mucho la atención. Iba con sombreros de paja, hacia quilombos, me ponía en pedo, un asco la vida.

¿Invertías en vestuario, make up, y otras cosas para producirte?

No, hasta ahí era un puto extrovertido. Después del concurso este, y no es que invertí, sino que trataba de mejorar. Un día fui vestido con un tailleur y un sombrero ruso, tipo casquete de piel, otro día fui de Miss Manliba todo lleno de bolsas de polietileno. Hasta que dije bueno no se como, porque no entraba en bunker nadie montado, salvo con permiso del dueño, y un día creo que a Pablo Rechevsky le digo, ¿che loca, puedo venir montado cada tanto? Me dijo que si, me lo permitieron.

Barby surge en la época gloriosa de Bunker, la época en que Jorge Ibáñez bailaba en la pista, y que te podías cruzar con Jean Paul Gaultier a tu lado, era una paquetería. En esa época para llamar la atención yo iba manejando una camioneta F100 (risas) era como una dicotomía, y un día me encuentro en la camioneta de mi hermano una muñeca Barby que era de mi sobrina y la particularidad de esta muñeca es que le apretabas un botón y la muñeca hablaba. Es el día de hoy que la tengo ahí. Y entraba a Bunker y le ponía la muñeca a cada uno y la apretaba para que diga todas esas frases (no siempre decía lo mismo). Esto pasaba en el 95, o 96.

Barby y los medios

Entonces un día por esa época, me llama Marcelo, un cordobés, y me dijo: ¿Barby, no te gustaría venir a trabajar a Cuarto Milenio (era el nombre de Palacio Alsina en ese momento)? y yo dije: ¿Me van a pagar por esto? (risas)…. Y si… y ahí empecé a trabajar en la noche, Cuarto Milenio, lo que es hoy Alsina. Y ahí también empezó lo primero televisivo que tuve, una entrevista en el programa de Gasalla, y después me conoce (dentro de la gente paqueta que va a Palacio) un amigo de Mónica de Alzaga y me presenta a Mónica que me hacía notas para Hielo y Limón. Así que aproveche el impacto de lo de Mónica de Alzaga y empecé a mediatizarme un poco.

¿Como repercutió esa exposición en tu vida cotidiana?

No era una mediatización como la de hoy, no había un Sofovich por ejemplo que me convocara, yo era conocido en el ambiente. Me prestaba mucha atención la gente gay.

Mas adelante apareció Federico Serrat y me dijo: No te interesa hacer un show? … ¿Queee? dije yo, y el me dijo, si, en Zona, vamos a abrir Zona en la calle Honduras. Le contesté que nunca hice shows, y me dijo: no importa haces dos o tres cosas y listo. Federico con tal de poner algo, ¡pone a la madre en el show! (risas) Ahora esto lo lee Federico y ¡no me contrata mas! Y yo empecé a hacer playbacks, cualquier cosa, no sabia ni lo que había que hacer, era la típica que va mesa por mesa y bueno trataba de ponerle ingenio y también empecé a ir a los programas de Moria en la misma época: “A la noche con Moria”, “A la cama con Moria”, “Movete con Carmen”, programas de cabotaje de esa época, pero para mi que miraba “Monumental Moria” llegar a estar al lado de la vieja era: ¡Wow! Me acuerdo que un día me la encuentro saliendo del estudio de Julio Chávez para pedirle un autógrafo, era como too much!

¿Como empezó tu relación con Flor de la V?

Era la época de Cris Miro y Flor que estaban trascendiendo. Flor iba de acá para allá con un vestidito a cuadrille rosa y una muñequita, haciéndose la nena. Cris tenía un perfil mas tranquilo. A ella la conocí de la primera época cuando me montaba allá con Gaby Girls que era amigo de ella. Cris, Mara (que ya no esta mas) y Gaby eran las Girls de Bunker, eran tres mastodontes de un metro noventa que se vestían de minas y hacían como juegos de azar. Pero no tenia una relación con ella, en cambio con Flor si, se brindo más. En general nuestra relación con ella era saludarnos y llevarnos bien, pero cada tanto. Recién ahora desde el “Bailando” para acá y desde la última obra de teatro en que estuve con ella, hay una relación. Ahora somos de encontrarnos, o de llamarnos todos los días. Antes éramos solo amigas de la noche.

Ella fue quien me abrió las puertas de “Ideas del Sur” cuando me llevó a hacer el aguante mientras ella participaba en cada gala.

En el medio con la única persona que soy amigo es con Flor. Nada más. Entre los artistas no hay muchos amigos, pero ella sabe que yo soy otra cosa. Yo le di mucho tiempo para que me conociera durante estos años y sabe que no soy un mala leche, que no la uso a ella. Ella se caga de risa conmigo, y yo con ella.

Durante el “Bailando”, en Ideas del Sur, fue donde lo encuentro a Sofovich a la segunda o tercera gala y le dije, que Gerardo, me gustaría algún día trabajar con Usted. Le puedo traer mi curriculum? y nunca le lleve el curriculum. El me confundió en ese momento con Omar Calichio y le dije que no era Omar, porque aparentemente el lo había visto de smoking, un gordito, que se yo… y bueno, pasan algunos días y uno de los productores de Tinelli me dice: Barby, vas a estar trabajando conmigo en la próxima temporada con Moria. Yo me caí de culo. No había firmado contrato así que no sabía si decirlo o si no decirlo, hasta que lo dije. Y vino el año con la Casan. Fue muy bueno trabajar en esa obra de Gerardo con Moria. Fueron difíciles los ensayos, porque yo tenia cero experiencia en comedia y con Gerardo tenias que hacer lo que el te decía, y se agarraba algunas broncas porque la letra en vez de interpretarla yo la recitaba… Esa obra fue fantástica, fueron 11 meses, que a pesar del humo de Buenos Aires, de todo lo que pasaba, hicimos algo que realmente disfrute mucho. Después de esa obra, le dije, ¿no tenés algo para mí? Me dijo dejame ver y me llevó a la obra que hizo con Pachano “Varieté para Maria Elena”. Mas allá de todo, no tuve tanta presencia en esa obra, tenía un principio, un separador, después un ayudante de mago y un saludo. Pero era seguir estando, aunque uno cuando esta en el escenario quiere ganarse el aplauso, y por ejemplo con Moria yo me lo ganaba. Era la mucama… imaginen semejante putodonte, montado, con plataformas (risas)

¿Y los miedos ahi no te traicionaron?

Cuando ya conozco el terreno se me va el miedo. Me da miedo lo desconocido.

Proyectos

Este año, no le pedí nada a Gerardo, el ya tenia la revista armada. Yo ya creía que no iba a pasar nada este verano. Iba a ser mi verano sabático, y de mi parte estaba muy contento con el programa de Ángel (de Brito). Me llama y me dice: la verdad, tengo todo armado, pero quiero tenerte. Todavía no se que te voy a poner a hacer, pero te quiero tener. Y finalmente, ya firmé, y tengo cuadro este año. Así que me voy a Carlos Paz por la temporada, no me gusta es dejar mi casa, mi pareja, AMK… pero bueno, son unos meses. Del 18 de Diciembre al 3 de marzo.

Con BdV no se que pasará, pero estoy muy contento. Me ha devuelto a ser mediático este año. Yo noto que me dió mucha exposición al público.

¿Te reconocen como Leo?

No, uno que otro, pero no tanto. A mi me da vergüenza un poco, así que por eso no salgo de Leo en la tele. Algún día me tendré que mostrar.

¿Es un buen momento profesional?

Sí, claro, estoy con el proyecto de la temporada en Carlos Paz, de seguir con BdV, con Ángel que me dio una mano tremenda. Con el no nos conocíamos, y un día me llevo de invitado en el verano y me dijo: ¡podrías seguir viniendo! Este año también estuve con Canosa, con Polino, con Ángel, y estoy contento con lo que me fue pasando mes a mes.

Se que estoy pasando un momento que muchos colegas lo quisieran tener. Y creo que muchos lo haría mejor que yo :) De mi parte creo que tengo que seguir creciendo, no me conformo nunca como estoy. Ahora estoy trabajando también con un amigo que me enseño a crear mi blog, y todos los días escribo algo. Si quieren leerme la dirección es: http://barbynews.blogspot.com También estoy trabajando y preparandome porque voy a cantar.

¿Siempre como “Barby”?

Si, mirá “Divine” que es mi referente, fue “Divine” siempre. Y yo a veces pienso tendría que hacer otro personaje, y después digo… ya esta… este es tu personaje y trataré de crecer desde ahí.

Divine en su momento de tan conocido que llego a ser, se convirtió en cantante, en personaje y cuando le ofrecieron hacer la primera temporada de “Casado con hijos” y hacer de tío, el tipo no se cuidaba nada, y se murió. O sea puede ser un trampolín para otra cosa. No soy como Fernando Peña, no tengo esa formación, no tengo necesidad de hacer otra cosa. Y yo desmontado soy lo mas tranquilo del mundo, pero cuando me monto pierdo filtros :)

¿Hace cuanto que estas en pareja?

11 años, ¡una vida! El vio todo, es el mas critico de todos y es el que me devuelve a tierra, el motor que me dice loco te estas quedando, y yo a veces soy bastante (con todos mis miedos), el es el que mas insiste para que me salgan cosas, y yo necesito que el sea así.

¿Como se conocieron?

Trabajaba en Palacio en esa época, y el me vio de “Leo” en Santa Fe y Pueyrredon con un grupo de mariconas un sábado y pasó dos o tres veces, le gusté, y cuando averiguo se dio cuenta que era “La Barby”!!! (Risas) (Como si hablaran de Maria Magdalena, la señora del pecado). Porque algunos transformistas han hecho mala fama de la persona en si, porque dan la idea de que los transformistas o la gente gay en general, esta en la casa como una mujer todo el día, o putísimo, con sandalias rosas, de plumitas adelante, bata rosa y que no hablamos de otra cosa mas que de manicura y ese tipo de temas. Y entonces es como que no se acercaría nadie. Y algunos han bastardeado el tema, haciendo que te cueste ver un hombre atrás de un tipo que se transforma.

Yo por ejemplo desde hace 2 años a esta parte me cambie todo el vestuario porque estoy peludo como un indio, porque no me quiero afeitar tanto. Si prestas atención no me vas a ver los brazos en ningún lado, ahora todo lo que uso es con manguitas.

¿Como te llevas con los osos?

Con unos amigos, DJ Bear y su pareja Gerardo, y con mi pareja, formamos un grupo de osos pero duro poco, y fue raro, porque acá hay un monopolio (risas) y también hay muchos que se hacen socios de otros clubes para ir gratis al sauna o entrar a algún boliche gratis. Lo que nosotros hicimos fue distinto, moderno, de avanzada. Fue un año y pico en Chueca, una nueva experiencia y demostramos que se podían hacer cambios, de hecho después de eso otros grupos cambiaron un montón. En un momento nos seguía mucho la gente, nos tuvimos que cambiar de lugar, y empezamos a hacer las reuniones en Bulnes.

Yo de mi parte tengo ganas de ponerme mi pastelería o ponerme mi bar, no creo que un bar de noche, algo de día… Podría ser algo con mi pareja. Tengo ganas de que no sea este mi único medio de vida. Puedo tener la suerte de convertirme en una persona que tenga siempre mucho laburo, pero me gustaría tener otro proyecto también. Yo no tengo la suerte de tener tres novios que me hagan la arquitectura, la financiación, o el proyecto de mi bar (risas). Bueno, pero ¡tengo un novio que me quiere! Quien te dice, a lo mejor mas adelante tengo mi lugarcito, de esos barcitos como hay en España, para ir a tomar unos tragos antes, y verte con amigos de día. Por el momento mis proyectos son: Sofovich en el verano, y quizás con los años la “Casa de Tortas de Barby”.

¡Muchas Gracias Barby!

Entrevista realizada por Pablo De Luca & Gustavo Noguera, para GMAPS360.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment