Trump flaquea en los caucus de New Hampshire, mostrando grietas en la base republicana

Gabriel Oviedo

Trump flaquea en los caucus de New Hampshire, mostrando grietas en la base republicana

El expresidente Donald Trump tuvo un desempeño inferior en las primarias presidenciales republicanas de New Hampshire de esta noche, ganando el 53,9% de los votos sobre la exembajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, quien ganó el 45,1%, al momento de esta publicación.

La victoria de Trump por 8,8% sobre Haley estuvo muy por debajo de las encuestas estatales, que mostraban que ganó en promedio un 17,6%. Su desempeño también revela grietas en su base republicana, especialmente cuando los votantes moderados y los partidarios de Haley señalan su falta de voluntad para apoyarlo en las elecciones generales de noviembre.

Es probable que Haley permanezca en la carrera hasta las primarias del 3 de febrero en Carolina del Sur, en el estado donde sirvió formalmente como gobernadora. Si Trump le gana en eso, su campaña probablemente terminará.

En el período previo a las primarias de New Hampshire, Trump comenzó a referirse a Haley como “Nimbra”, una mala pronunciación deliberada de su nombre de nacimiento, Nimarata Nikki Randhawa, destinada a resaltar su herencia étnica india. También ha repetido afirmaciones “birther”, similares a las que invoca regularmente contra el ex presidente Barack Obama, afirmando que Haley no es elegible para postularse para la presidencia porque sus padres no eran ciudadanos estadounidenses en el momento de su nacimiento.

El uso de retórica racista por parte de Trump no es nuevo, y Haley recientemente ha creado sus propios miniescándalos al afirmar que Estados Unidos nunca ha sido “un país racista” y que la Guerra Civil de 1861 no tuvo que ver con la esclavitud. Pero el uso continuo del racismo por parte de Trump puede hacerlo menos atractivo para los votantes moderados e independientes que ya no sienten entusiasmo por apoyarlo.

Se estima que el 40% de los votantes de color votan por los demócratas y menos del 20% votan por los republicanos. Atacar la inteligencia de Haley como un “cerebro de pájaro” –como ha hecho Trump– probablemente tampoco ganará a las mujeres. Se estima que el 56% de las votantes registradas se inclinan por el partido demócrata, mientras que el 38% se identifica como republicano, según encontró el Pew Research Center.

Las encuestas nacionales republicanas no están a favor de Trump, están a favor de Biden

Numerosos observadores políticos han notado que solo 110.000 votantes participaron en el caucus republicano de Iowa de la semana pasada, mucho menos que los 187.000 que participaron en las últimas primarias del Partido Republicano de Iowa en 2016. Las temperaturas gélidas contribuyeron a la menor participación, pero esos 110.000 participantes representan solo el 15% de los votantes republicanos registrados del estado. Los 56.520 habitantes de Iowa que votaron por Trump representan sólo el 7,8% de los votantes republicanos del estado.

La participación en los caucus de Iowa siempre es baja, pero una encuesta reciente entre votantes de Iowa encontró que el 43% de los partidarios de Haley dijeron que votarían por el presidente Joe Biden en lugar de Trump. Por supuesto, tales divisiones son comunes durante unas primarias acaloradas, y los partidarios de los candidatos fracasados ​​a menudo terminan apoyando al candidato del partido en las elecciones generales.

Sin embargo, la representante sustituta de Trump, Marjorie Taylor Greene (R-GA), ha dicho que el Partido Republicano necesita “erradicar” a Haley y sus partidarios del partido, un sentimiento que es poco probable que los convenza para Trump.

La falta de entusiasmo por Trump también se extiende a los votantes independientes y a los jóvenes republicanos. Dos recientes New York Times Las encuestas han demostrado que los votantes independientes prefieren a Biden sobre Trump entre un 5% y un 12%, un margen que se traduciría en millones de votos para ayudar a Biden a derrotar a Trump, tal como lo hizo en 2020.

Una encuesta de diciembre del Instituto de Política de la Escuela Kennedy de Harvard encontró que el 66% de los jóvenes votantes demócratas planean “votar definitivamente” en 2024, mientras que lo mismo solo ocurre con el 56% de los jóvenes votantes republicanos y el 31% de los jóvenes independientes. Casi el 50% de los jóvenes votaron en 2020; su participación este año podría determinar la próxima presidencia.

Trump se presentó como candidato a hombre fuerte antisistema en 2016, prometiendo que sólo él podía “drenar el pantano” de ineficiencia y corrupción en Washington DC. Sin embargo, Trump es una figura conocida en 2024, y muchos votantes recuerdan las fanfarronadas caóticas y los numerosos escándalos políticos de su pasada presidencia, y no están ansiosos por repetirlos.

“(Superar su percepción negativa) sería una colina tremendamente difícil de escalar, sin duda”, dijo el gobernador de New Hampshire, Chris Sununu (R), partidario de Haley. politico. “Y ya lo ha demostrado. Ya ha perdido antes y, según las encuestas, esta vez perderá aún más”.

Actualmente, las encuestas nacionales muestran que Biden vence a Trump en unas elecciones generales, un resultado que cambiaría drásticamente si Trump es declarado culpable de los 91 cargos penales que enfrenta actualmente. Tanto Trump como Biden sufren de bajos índices de favorabilidad y el 59% de los votantes han dicho que no están entusiasmados con una eventual revancha entre Trump y Biden.

Pero pocas personas disfrutan de las secuelas electorales, y es probable que esas cifras cambien a medida que las elecciones generales se acerquen y más votantes recuerden que el futuro mismo de nuestra democracia está en juego.