Las primarias del martes muestran que los votantes pro palestinos podrían costarle la elección a Biden

Gabriel Oviedo

Las primarias del martes muestran que los votantes pro palestinos podrían costarle la elección a Biden

Los estados de Connecticut, Nueva York, Rhode Island y Wisconsin celebraron elecciones primarias presidenciales el martes por la noche, que ganaron fácilmente el presidente Joe Biden (D) y el expresidente Donald Trump (R).

Sin embargo, los votos de protesta contra el manejo de Gaza por parte de Biden ocuparon un lugar central el martes. Los votos de protesta en Wisconsin, un estado indeciso, podrían hacer que el estado se vuelva rojo para Trump en noviembre si Biden no hace más para contrarrestar lo que los críticos llaman la ofensiva militar genocida de Israel contra los palestinos en Gaza.

Por lo demás, los votantes de Wisconsin se opusieron a permitir la asistencia privada para la realización de elecciones locales; los candidatos progresistas ganaron escaños en las juntas escolares locales del estado; una candidata de Arkansas respaldada por la gobernadora anti-LGBTQ+, Sarah Huckabee Sanders (R), perdió su carrera para la Cámara de Representantes del estado; y en Mississippi, un candidato aparentemente anti-LGBTQ+ ganó sus primarias para posiblemente convertirse en el nuevo representante federal del estado.

Los votos de protesta en Wisconsin podrían derrotar a Biden en noviembre

Una campaña para expresar su descontento con el manejo de Biden del conflicto entre Israel y Hamas se ha extendido por todo el país, afectando las cuatro primarias presidenciales demócratas del martes por la noche.

Los cuatro estados votaron en azul en las elecciones presidenciales de 2020. Pero mientras un pequeño número de votantes de protesta en Connecticut y Rhode Island votaron “sin compromiso” contra Biden, un número significativo en Wisconsin votó “sin instrucciones” en su contra.

En Wisconsin, el 3,8% de los votantes (19.259 votos) eligieron “sin instrucciones”. Biden ganó el estado por 20.682 votos en 2020. La diferencia entre esas dos cifras es de solo 1.423 votos, lo que indica que Biden podría perder el estado ante Trump si suficientes votantes de protesta continúan oponiéndose a Biden en noviembre.

Sin embargo, las elecciones primarias suelen tener una baja participación: participaron menos del 5% de los votantes registrados de Rhode Island. Por lo tanto, puede ser más probable que los votantes indecisos indecisos terminen decidiendo cuál es el candidato presidencial preferido del estado en noviembre.

Los votantes de protesta en otros estados han dicho que sus votos “no comprometidos” no son un respaldo a Trump ni un deseo de verlo regresar al poder, sino más bien un voto para decirle a Biden que “deje de financiar las atrocidades del gobierno israelí contra el pueblo palestino”. El representante judío Andy Levin (D-MI) dijo que las políticas de Biden en Gaza son “un gran problema en la comunidad afroamericana y entre los votantes jóvenes y la gente de color, en general”.

Los críticos de Biden dicen que el actual presidente está desperdiciando la influencia de Estados Unidos sobre Israel al negarse a criticar los ataques del país contra civiles palestinos y al no pedir una resolución “justa y rápida” a su continua campaña militar. voz señaló el escritor Zack Beauchamp.

Trump hizo que el estado pasara de azul a rojo en 2016. Pero Lavora Barnes, presidenta del Partido Demócrata de Michigan, cree que los votantes de protesta finalmente apoyarán a Biden este noviembre: “¿Quieren un presidente que, francamente, haya apoyado una prohibición musulmana?”

Las leyes aprobadas por los votantes podrían debilitar las elecciones de Wisconsin

Los votantes estatales aprobaron dos leyes electorales estatales respaldadas por los republicanos. Las leyes prohíben a los gobiernos locales aceptar asistencia privada y ayuda de “funcionarios no electorales designados por la ley” cuando realizan elecciones.

“Hay muchas personas involucradas en la administración eficiente de las elecciones que no son funcionarios electorales jurados: personal administrativo; empleados de otras agencias municipales, que pueden ayudar a establecer lugares de votación o enviar boletas de voto ausente; y proveedores, que pueden estar en el lugar para solucionar problemas tecnológicos o transportar equipos de votación”, explicó la Iniciativa Estatal de Investigación sobre la Democracia en un artículo del 14 de marzo. “Si se interpretara que la enmienda excluye a dichos actores o prohíbe otras actividades relacionadas con las elecciones realizadas por voluntarios privados, la capacidad de los administradores electorales para llevar a cabo sus responsabilidades podría verse significativamente obstaculizada”.

Varios puntos positivos para los votantes LGBTQ+ ocurrieron en las elecciones locales: en la ciudad de Milwaukee, de tendencia azul, el candidato demócrata a la alcaldía Cavalier Johnson venció al republicano David King, un pastor conservador, por el escaño.

En las elecciones locales para la Junta Escolar de Greendale (ubicada justo al sureste de Milwaukee), dos candidatos progresistas respaldados por sindicatos de docentes, Brian Bock y Kristin Settle, vencieron a su oponente Elise Ciske y a la titular conservadora Mary Grogan.

Candidato anti-LGBTQ+ en Mississippi gana las primarias de la Cámara de Representantes de EE.UU.

Ron Eller ganó las primarias republicanas para convertirse en representante de la Cámara de Representantes de Estados Unidos por Mississippi.

Eller es un candidato a favor de los vales escolares y antiaborto que citó la Biblia y mencionó “la carta racial” cuando el gobierno le preguntó sobre el racismo contemporáneo. Prensa libre de Mississippi. Llamó a los derechos LGBTQ+ “ley establecida” y a la identidad “una elección de estilo de vida personal”, lo que difícilmente suena como un respaldo a los derechos queer.

Eller se enfrentará al representante demócrata Bennie Thompson en noviembre. Thompson se ha desempeñado como titular desde 1993.

El favorito del gobernador de Arkansas Sanders pierde las primarias de la Cámara estatal

La candidata blanca Dolly Henley derrotó a la candidata negra Arnetta Bradford por un margen de 1.328 a 1.028 votos, respectivamente, en las primarias republicanas para la Cámara de Representantes del estado. La senadora anti-LGBTQ+ Sarah Huckabee Sanders respaldó a Bradford. Henley ahora se enfrentará a la libertaria Tammy Goodwin en las elecciones generales de noviembre.

Los candidatos demócratas de segunda vuelta Fred Leonard y Jessie McGruder ganaron sus primarias para las candidaturas a la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Se enfrentarán a los republicanos Tammi Bell y Robert Thorne Jr. en noviembre. Los demócratas obtuvieron los escaños en las últimas elecciones generales.

Sin embargo, los republicanos tienen el control de una supermayoría en ambas cámaras de la legislatura del estado de Arkansas.