A pesar del impulso republicano de último minuto, todos los proyectos de ley anti-LGBTQ+ fracasan en la legislatura de Iowa

Gabriel Oviedo

A pesar del impulso republicano de último minuto, todos los proyectos de ley anti-LGBTQ+ fracasan en la legislatura de Iowa

En un estado tras otro, las legislaturas estatales dominadas por el Partido Republicano están aplazando sus sesiones sin aprobar legislación anti-LGBTQ+. Ahora, Iowa se ha convertido en el último estado que no logró aprobar ninguno de los numerosos proyectos de ley presentados en esta sesión.

Se suma a Kentucky, Georgia y Virginia Occidental en el grupo de estados que no lograron aprobar ni un solo proyecto de ley. Florida pasó sólo uno.

Los republicanos de Iowa vieron caer un proyecto de ley tras otro en esta sesión a pesar de darles prioridad. También fracasó un esfuerzo de último minuto para impulsar uno como enmienda a otro proyecto de ley.

Durante esta sesión se presentaron más de 20 proyectos de ley. Algunos fueron presentados por la propia gobernadora.

Un proyecto de ley intentó eliminar a las personas trans de las leyes de derechos civiles del estado y declararlas “discapacitadas”. Otro habría redefinido la palabra “igual” en la ley estatal para excluir específicamente a las personas trans de la definición estándar de “igual” o “idéntico”.

Un tercer proyecto de ley habría prohibido a las personas transgénero el acceso a baños que coincidan con su identidad de género. Una de las peores, conocida como la “ley del triángulo rosa”, habría requerido marcadores especiales en los certificados de nacimiento y licencias de conducir de las personas trans.

El cambio propuesto a la ley de derechos civiles de Iowa fue tan drástico y repugnante que incluso los republicanos se negaron a considerar la idea.

Una multitud de cientos de personas estalló en vítores cuando los miembros de un subcomité que habían escuchado una hora de testimonios contra el proyecto de ley anunciaron que no lo impulsarían más. El comité estaba compuesto por dos republicanos y un solo demócrata. La votación fue unánime.

En Kentucky, los diez proyectos de ley dirigidos a los residentes LGBTQ+ fracasaron. Los republicanos dominan abrumadoramente la legislatura.

Algunos de los proyectos de ley más atroces de Kentucky habrían debilitado las ordenanzas locales contra la discriminación, restringido las actuaciones drag y habrían permitido a los médicos negar atención a personas LGBTQ+ alegando una “objeción moral”.