Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Internacional » Europa » El Parlamento andaluz pedirá a la OMS que la transexualidad deje de considerarse una enfermedad

El Parlamento andaluz pedirá a la OMS que la transexualidad deje de considerarse una enfermedad

Andalucia – (Europa Press)

El Pleno del Parlamento andaluz que se inicia esta tarde y que se prolongará hasta mañana emitirá una declaración institucional suscrita por los tres grupos parlamentarios en la que se demanda que la transexualidad sea eliminada de las clasificaciones internacionales de trastornos y enfermedades, como ya se hizo con la homosexualidad.
La Cámara expresará que ello “produce cierta estigmatización que atenta contra” las personas transexuales que afecta a su “integración social y, por lo tanto, su bienestar personal”.

Precisamente, este fue un asunto que analizaron hoy en la sede del Parlamento el portavoz del grupo socialista, Mario Jiménez, y la presidenta de Girasol, la coordinadora de asociaciones de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Andalucía, Ceuta y Melilla, Mar Cambrollé. Jiménez resaltó en declaraciones a los periodistas que, sin duda, en España se han dado importantes pasos legislativos en relación con estos colectivos para hacer de la igualdad legal e institucional la base fundamental de la igualdad real.
A su juicio, los avances importantes en la sociedad han venido de la mano del trabajo legal e institucional que se ha llevado a cabo, impulsado en gran medida por el PSOE, que tiene una clara “voluntad de trabajo conjunto” con estos colectivos, que están en la base fundamental de las grandes transformaciones sociales. Para Jiménez, el Parlamento andaluz no puede estar ajeno a esta realidad y, ante consideraciones como la de la transexualidad como enfermedad, debe defender los derechos de todos los ciudadanos andaluces.

Por su parte, Cambrollé mostró su satisfacción por que España cuente con un Gobierno “de progreso” que ha hecho realidad sus promesas electorales en relación con los derechos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, algo que, a su juicio, no hubiera sido posible si gobernaran otros partidos.

Así, pidió al PP que se deje de “hipocresías” y discursos “populistas” porque aún tiene recurridas la ley sobre matrimonios homosexuales y está en contra de la asignatura Educación para la Ciudadanía. “Que no hablen de derechos y apliquen los deberes”, demandó Cambrollé a los populares.

A través de la declaración institucional, el Parlamento se une a las reivindicaciones del colectivo ‘trans’ y solicita a la Organización Mundial de la Salud que en la próxima revisión prevista para 2012, la transexualidad deje de ser considerada una enfermedad.
“La transexualidad supone un desafío a la rígida división de géneros establecida en nuestra sociedad”, señala el texto, donde se añade que también cuestiona la idea de la supuesta naturalidad de los géneros, que presupone que nacer macho implica de manera natural sentirse hombre y nacer hembra, sentirse mujer.

La tarea de los profesionales, en opinión de la Cámara, es acompañar en este proceso: clarificando si hay confusión y ayudando psicológicamente a que se expresen socialmente tal como sienten el género psicológicamente. “Estamos ante una problemática novedosa que implica estudio y reflexión por parte de la comunidad científica, que necesita despojarse de esquemas mentales y estereotipos sexuales y sociales cerrados”, según el Parlamento andaluz.

Asimismo, pone de manifiesto que un aspecto común de las personas transexuales es su negativa a ser considerados enfermos, ya que sitúan su problema, sobre todo, en la representación corporal y si recurren al sistema sanitario no lo hacen por que se sientan enfermos, sino para que se les restituya su verdadera identidad de género en un cuerpo al que no consideran como suyo.

Para la Cámara andaluza, con la aprobación de la Ley Reguladora de la Rectificación Registral de la Mención Relativa al Sexo de las Personas, se reconoce el derecho de las personas transexuales a cambiar su sexo, para que éste se corresponda con la identidad de género que reclaman como propia.

Añade que los psicólogos consideran esencial su participación en el proceso de abordaje de los problemas que plantean los transexuales, de manera que, según el Parlamento, es necesaria la atención mediante protocolos consensuados por la comunidad científica, siendo valorados por psicólogos y no por psiquiatras.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment